En la última mesa de El Rincón Inmobiliario, organizado por Estrategias de Inversión, se congregó un panel de expertos del sector inmobiliario para discutir las corrientes y perspectivas de la inversión latinoamericana en España. Este encuentro semanal, que se ha consolidado como un punto de referencia para análisis y debate sobre el mercado inmobiliario, estuvo moderado por la periodista especializada en economía e inmobiliario, Susana Burgos. En esta ocasión, el panel estuvo compuesto por figuras clave del sector: Miguel Moraes-Palmeiro, Director de la plataforma crossborder Latam/Iberia de CBRE; Jaime Fernández, Director Comercial de Rive España; Iván Barrondo, Director General de John Taylor Luxury Real Estate Spain; y Mariano Capellino, CEO de INMSA Real Estate Investments.

El tema central del debate giró en torno a la notable influencia de la inversión latinoamericana en el mercado inmobiliario español, un fenómeno que no solo ha ganado tracción en los últimos años sino que también ha transformado el panorama de inversión en el país. Según datos presentados durante el debate, la inversión latinoamericana en España ha alcanzado la cifra de más de 63.000 millones de euros, lo que representa un 12,1% de la inversión directa extranjera. Esta estadística posiciona a la región latinoamericana como el cuarto mayor inversor en España, superando a potencias económicas tradicionales y destacando la creciente importancia de Latinoamérica en el escenario de inversión global.

Los expertos destacaron la existencia de una «nueva ola» de inversión latinoamericana, identificando tres fases distintas que han marcado la evolución de este fenómeno. Inicialmente, se observó una entrada de grandes grupos en busca de oportunidades tras la crisis financiera, seguida por un interés en la adquisición de propiedades residenciales, y culminando en una fase actual que combina ambas tendencias y se extiende hacia el sector inmobiliario comercial. Este patrón refleja un enfoque diversificado de inversión que va más allá del residencial, incluyendo un interés marcado por el segmento de oficinas, hoteles y centros comerciales.

«Seguimos viendo esa inversión y no va a parar. No todo el mundo va a dejar Estados Unidos y se va a venir a Europa, con España como principal hub de entrada para Latinoamérica, pero es cierto que hay una tendencia», asegura Miguel Morales-Palmeiro, Director de la plataforma crossborder Latam/Iberia de CBRE.

El panel subrayó el atractivo de España como destino de inversión, resaltando factores como la calidad de vida, costes asequibles comparados con otras grandes ciudades del mundo, y una rentabilidad atractiva en el ámbito inmobiliario. Además, se discutió cómo la percepción de España como un mercado seguro y estable, combinado con su rica oferta cultural y geográfica, contribuye a su popularidad entre los inversores latinoamericanos.

Desde la perspectiva residencial de alto standing, Iván Barrondo, Director General de John Taylor Luxury Real Estate Spain, explica que, en los dos últimos años, «empujados por esta inversión latinoamericana, se ha acentuado muchísimo la demanda y la oferta sigue siendo escasa, y si hablamos de calidad, más escasa aún, por tanto, los precios de lo bueno han subido muy rápidamente, poniéndonos en cifras de 15 y 20 mil euro y nada nos hace pensar que esta tendencia creciente en el precio no vaya a seguir» y asegura que las perspectivas es que sigan subiendo los precios. «La demanda latinoamericana es muy fuerte y esa demanda, lo que hace es que moviliza toda la demanda circundante. Todo lo que está al rededor crece a rebufo de lo anterior, recurren a otros barrios más alejados de lo que es Madrid.»

Por su parte, Mariano Capellino asegura que «Latinoamérica está descubriendo a España, que es un país muy atractivo y eso ha hecho que este año llegue a superar a Francia y se convierta en el país número uno de turistas. También la pandemia y postpandemia, con el trabajo a distancia, puede elegir vivir en España y no solamente de Latinoamérica. Estamos en el inicio de la ola y esto va a seguir creciendo«. Y explica que, el perfil del inversor, es muy diverso, «generalmente, los inversores más conservadores empiezan adquiriendo una vivienda para ellos, generalmente en los barrios más conocidos de Madrid, pero cuando son familias de alto patrimonio y poder adquisitivo, una vez que descubren la ciudad, comienzan a buscar inversiones más allá del uso y ahí es donde los activos comerciales o terciarios toman mayor protagonismo porque, generalmente, generan mayores retornos en cuanto a los ingresos por renta

Otro tema de interés fue la adaptabilidad del mercado español ante nuevas demandas y necesidades. Los expertos mencionaron la creciente búsqueda de propiedades con características singulares y el interés en explorar zonas más allá de las tradicionalmente populares, como Madrid. Esto indica una maduración del mercado y una apertura hacia la diversificación geográfica y de producto.

«Madrid ofrece una estabilidad para cualquier tipo de inversión que otras comunidades no están haciendo. No solo te da ventajas, sino que, por lo menos, no pone limitaciones. Ahora mismo, si va a ser un activo que vayas a querer rentabilizar con un alquiler, en el momento en el que ya tienes un entorno regulatorio, eso va a contraer la demanda«, detalla Jaime Fernández, Director Comercial de Rive España, «lo que ofrece es, sobre todo, une entorno de seguridad, más aún viniendo de un entorno extranjero, en el que, una de las razones de invertir en España, es esa seguridad en sí misma.»

En conclusión, el foro dejó en claro que España se mantiene como un destino preferente para la inversión latinoamericana en el sector inmobiliario. Con un panorama que combina oportunidades en residencial y comercial, junto con una expectativa positiva de crecimiento sostenido, el futuro del mercado inmobiliario español parece prometedor. Este entorno propicio no solo beneficia a los inversores que buscan seguridad y rentabilidad, sino que también impulsa el desarrollo y la innovación dentro del sector, marcando una tendencia que probablemente se consolidará y expandirá en los próximos años.

Estrategias de Inversión