Tras dos días consecutivos de fuertes alzas, ayer los principales índices bursátiles estadounidenses cedieron ligeramente al cierre de la jornada, terminando la misma con caídas para el DOW JONES Ind Average del 0,33%, el S&P 500 perdió un 0,67% y el Nasdaq Composite restó un 0,85%. La sesión también estuvo marcada por el negativo comportamiento de los bonos, cuyos rendimientos subieron con fuerza a lo largo de toda la curva de tipos. En ello tuvieron mucho que ver algunas declaraciones recientes de miembros de la Reserva Federal, en las que siguieron mostrándose preocupados por la persistente alta inflación y en las que mostraron, todos ellos, su total compromiso para llevarla al objetivo del 2% en el medio plazo, subiendo las tasas de interés de referencia hasta dónde sea necesario.

Este jueves, la bolsa americana abre con signo mixto. El Dow Jones abre con subidas del 0,23% en los 30492.5 puntos. Mientras, el S&P500 cae un 0,11% en los 3690 y el Nasdaq Composite resta un 0,11% hasta los 10.669,23 puntos. 

Dentro del Dow Jones, los valores que más suben son International Business Machines Corp. (2,99%), Dow (2,49%) y Salesforce (1,47%). Los que más cae son Travelers Cos (0,43%) y Coca-Cola Co (0,34%).

En el SP&500 los valores que más caen son Allstate (-11,79%) y Tesla (-5,95%). Tesla presentó ayer unos ingresos de 58.459 millones de euros (57.144 millones de dólares) en los nueve primeros meses del año, de los que 21.947 millones (21.454 millones de dólares) correspondieron al tercer trimestre, una cifra que se situó por debajo de lo esperado por los analistas. Por su parte, hoy Allstate Corporation ha anunciado sus resultados estimados para el tercer trimestre, registrando una pérdida neta entre $675 millones y $725 millones y una pérdida neta ajustada estimada entre $400 millones y $450 millones; según la aseguradora, sus primas suscritas por responsabilidad civil aumentaron un 9,8 % desde el tercer trimestre de 2021 hasta los 12 000 millones de dólares gracias a un promedio más alto de primas de seguros de automóviles y viviendas.

En el Nasdaq Composite, Talaris Therapeutics Inc. cae más de un 26% después de que la compañía informara que uno de los participantes en su estudio de fase 3 de receptores de trasplantes de riñón de donantes vivos había muerto.

Hoy American Airline comunicó unas pérdidas netas de 676 millones de dólares durante los primeros nueve meses del año, un 36,2% menos los 1.061 millones que perdió en el mismo periodo de 2021, y registró los mayores ingresos trimestrales de su historia, gracias a la fuerte demanda. El volumen de negocios ascendió a los 35.783 millones de dólares, un 74,9 % más que los 20.455 millones obtenidos entre enero y septiembre del año pasado. En el tercer trimestre, el periodo que más siguen los analistas de Wall Street, American Airlines facturó 13.462 millones, un 50,1% más que los 8.969 millones de dólares del mismo periodo de 2021, y un 13% por encima del mismo periodo de 2019, antes del brote de la pandemia. Esta tarde sube un 0,26%.

AT&T ha presentado las cuentas del tercer trimestre en el que los ingresos inalámbricos aumentaron un 5,6%, la mejor mejora trimestral en más de una década, y las adiciones netas de telefonía pospago fueron más altas de lo esperado. Es el segundo valor que más sube del S&P 500 en la apertura con alzas del 4,36%.

Destacar también que en el mercado de vehículos eléctricos, el presidente Joe Biden otorgó ayer miércoles 2800 millones de dólares ensubvenciones para impulsar la producción de baterías para estos vehículos. Los fondos, que provienen de la ley de infraestructura de $1 billón de Biden, se destinarán a empresas en al menos 12 estados. El Departamento de Energía dijo que los proyectos ayudarán a desarrollar litio para suministrar alrededor de 2 millones de vehículos eléctricos cada año, grafito para suministrar alrededor de 1,2 millones de vehículos eléctricos al año y níquel para suministrar alrededor de 400.000 vehículos eléctricos cada año.

El dólar pierde fuerza frente al euro

En el mercado del petróleo ayer el Gobierno estadounidense, en boca de su presidente, Joe Biden, anunció que liberará más reservas estratégicas de crudo, mientras acusaba a las petroleras de los altos precios de las gasolinas por estar centradas en maximizar sus beneficios. Sin embargo también ayer la Energy Information Administration (EIA) estadounidense anunció una fuerte caída de los inventarios de crudo en EEUU durante la semana pasada, algo que también ayudó al repunte del precio de esta materia prima. Además, otro elemento a favor de la subida de la materia prima es que China está estudiando la posibilidad de reducir la duración de la cuarentena para los visitantes, lo que podría aumentar la demanda. Este jueves, los futuros del Brent suben un 1,15% en los 93,47 dólares, mientras que los del West Texas suman un 1,43% en los 85,86 dólares.

Hoy el dólar pierde fuerza frente al euro, y la moneda comunitaria cotiza con subidas del 0,32% en los 0,9802 billetes verdes. «Un dólar fuerte no es “bienvenido” por los inversores: en Europa porque conlleva nuevas presiones inflacionistas, ya que los precios de todos los productos energéticos están nominados en esta divisa y en EEUU por el impacto negativo que tiene en la conversión de los resultados de las multinacionales estadounidenses generados en otras divisas», señalan desde Link Securities.  

Por su parte, en el mercado de las criptomonedas el Bitcoin vuelve a fracasar en los 20.000. «El Bitcoin sigue consolidándose, con el reciente rebote fracasando una vez más en torno a los 20.000 dólares. Ese nivel se creyó una vez que era enormemente significativo como soporte, pero la realidad es que simplemente se ha convertido en el punto en el que el precio fluctúa alrededor. Esto cambiará en algún momento, pero ya llevamos dos meses en los que esto es así, por lo que hay pocos indicios de que sea inminente», señala Craig Erlam, de OANDA. A esta hora, Bitcoin cotiza con caídas del 0,31% en los 19.142,6 dólares.

Durante la jornada de este jueves, se ha publicado el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia, que ha registrado una nueva lectura negativa en octubre (-8,7), aunque ha mejorado el dato del mes anterior, -9,9. El consenso anticipaba -5.

En cuanto a los datos de paro semanal, han descendido hasta las 214.000, en la semana del 14 de octubre, desde las 226.000 registradas en los siete días previos, según los datos publicados por el Departamento de Trabajo estadounidense. Esta cifra se ha situado por muy debajo de las previsiones del consenso, que anticipaban 230.000.

Por otro, anoche el Libro Beige de la Fed mostró que varias regiones de EEUU ya se encuentran en recesión. De acuerdo con el documento, la actividad económica a nivel nacional se expandió “modestamente” desde el último informe, aunque las condiciones variaron mucho dependiendo de los sectores económicos y las áreas geográficas: cuatro distritos registraron un crecimiento plano y otros dos vieron descensos en su actividad económica. Los distritos son los estados del país adscritos a alguno de los bancos centrales regionales. De media, cada banco central regional supervisa la actividad económica de cuatro estados.

Estrategias de Inversión