Tras dos días consecutivos de fuertes alzas, ayer los principales índices bursátiles estadounidenses cedieron ligeramente al cierre de la jornada, terminando la misma con caídas para el DOW JONES Ind Average del 0,32%, el S&P 500 perdió un 0,66% y el Nasdaq Composite restó un 5,11%. La sesión también estuvo marcada por el negativo comportamiento de los bonos, cuyos rendimientos subieron con fuerza a lo largo de toda la curva de tipos. En ello tuvieron mucho que ver algunas declaraciones recientes de miembros de la Reserva Federal (Fed), en las que siguieron mostrándose preocupados por la persistente alta inflación y en las que mostraron, todos ellos, su total compromiso para llevarla al objetivo del 2% en el medio plazo, subiendo las tasas de interés de referencia hasta dónde sea necesario.

Este jueves, cuando quedan apenas tres horas para la apertura de la bolsa americana, los futuros pintan mixtos: los del Down Jones suben un 0,18%, los del S&P 500 caen un 0,03% y los del Nasdaq restan un 0,25%.

A nivel de resultados empresariales, en la jornada de hoy, los inversores deberán digerir las cuentas de Tesla e IBM, entre otras. Por un lado, Tesla tuvo unos ingresos de 58.459 millones de euros (57.144 millones de dólares) en los nueve primeros meses del año, de los que 21.947 millones (21.454 millones de dólares) correspondieron al tercer trimestre, una cifra que se situó por debajo de lo esperado por los analistas, lo que hace que la compañía se desplome un 5,2% en la preapertura de Wall Street, hasta los 210,6 dólares por acción.

Por su parte, IBM presentó un beneficio por acción de $1,81 y una facturación de $14,11. 

Anoche, además, el Libro Beige de la Fed mostró que varias regiones de EEUU ya se encuentran en recesión. De acuerdo con el documento, la actividad económica a nivel nacional se expandió “modestamente” desde el último informe, aunque las condiciones variaron mucho dependiendo de los sectores económicos y las áreas geográficas: cuatro distritos registraron un crecimiento plano y otros dos vieron descensos en su actividad económica. Los distritos son los estados del país adscritos a alguno de los bancos centrales regionales. De media, cada banco central regional supervisa la actividad económica de cuatro estados.

Hoy el dólar pierde fuerza frente al euro, y la moneda comunitaria cotiza con subidas del 0,27% en los 0,9797 billetes verdes. «Un dólar fuerte no es “bienvenido” por los inversores: en Europa porque conlleva nuevas presiones inflacionistas, ya que los precios de todos los productos energéticos están nominados en esta divisa y en EEUU por el impacto negativo que tiene en la conversión de los resultados de las multinacionales estadounidenses generados en otras divisas», señalan desde Link Securities.  

En el mercado de petróleo ayer el Gobierno estadounidense, en boca de su presidente, Joe Biden, anunció que liberará más reservas estratégicas de crudo, mientras acusaba a las petroleras de los altos precios de las gasolinas por estar centradas en maximizar sus beneficios. Sin embargo también ayer la Energy Information Administration (EIA) estadounidense anunció una fuerte caída de los inventarios de crudo en EEUU durante la semana pasada, algo que también ayudó al repunte del precio de esta materia prima.

Este jueves, los futuros del Brent suben un 1,49% en los 93,79 dólares, mientras que los del West Texas suman un 1,82% en los 86.06 dólares.

Esta tarde en EEUU se conocerán las peticiones iniciales de subsidios de desempleo semanal, cifra que es una buena aproximación al comportamiento del paro semanal, de las ventas de viviendas de segunda mano y del índice de indicadores adelantados, ambos correspondientes al mes de septiembre.

Estrategias de Inversión