¿En el escenario económico actual, porqué es un activo interesante, diversifica una cartera?

Sí, hemos vivido hasta ahora una subida de inflación muy fuerte y los bancos centrales han luchado contra esa inflación subiendo los tipos de interés.  Y ahora estamos en una situación en que la inflación ha bajado y sigue bajando, y, estamos llegando al final del ciclo de subida de tipo de interés. Eso, por un lado, por otro lado, si miramos un poco más atrás durante la época del COVID, pues invertir en deuda de mercados emergentes tenía una rentabilidad aproximada a la misma que invertir en deuda de mercados desarrollados. Entonces no merecía la pena asumir más riesgo yendo a mercados emergentes.  Los mercados emergentes han entendido que la inflación no era transitoria, tal como lo decía Jerome Powell y el BCE, y entonces se han puesto a subir masivamente los tipos. Brasil, por ejemplo, ha subido más de 10% su tipo de interés en este último año y medio. Han anticipado esa subida de tipos y lo que hicieron fue volver a crear ese colchón, ese diferencial que hay entre la deuda de mercados emergentes y la deuda de mercados desarrollados. Entonces ya compensa el riesgo, ya compensa ir invirtiendo en mercados emergentes. Y luego también hay que mirar a los fundamentales.  Según los datos del FMI de este año, de julio de 2023, se espera un crecimiento en los países desarrollados entre el uno y medio y el 2% para este año y el año que viene. Si nos fijamos en los mercados emergentes, la media es más bien del 4%. Si miramos la deuda, por ejemplo, de media, los mercados emergentes están endeudados al 65%, mientras que los países desarrollados, Estados Unidos, por ejemplo, que están a 120% de su PIB y muchos países europeos están mucho más allá de eso. Y luego, por fin, la diversificación. En toda cartera de renta fija, tenemos deuda corporativa, investment grade (grado de inversión), de high yield, deuda soberana de la OCDE y no hay que olvidar la deuda emergentes que, a fin de cuentas, el mercado emergentes es 50% del mercado mundial.

¿Este activo está orientado a inversores cautelosos o agresivos?

No, está orientado a ambos inversores. ¿Por qué? Porque conseguimos tener rentabilidades del 8,5% y 9% con volatilidad desde el 7,5% y una duración de 6 años. Entonces, el fondo de DPAM Emerging Market Sustainable, en lo que al cambio de divisas se refiere, es el fondo más suave de mercados emergentes que hay en el mercado y, es un fondo muy bueno para tener un primer pie dentro de este mundo de mercados emergentes, y para diversificar una cartera.

Los mercados emergentes están muchas veces relacionados con una alta volatilidad, ¿cómo hacéis para que vuestro fondo DPAM de Deuda Emergente en moneda local tenga tan solo 7.5% de volatilidad?

Sí, conseguimos una volatilidad únicamente del 7,5% gracias a una selección de países. Básicamente, cogemos dos filtros. Un primer filtro en el que miramos dos informes. Un primer informe que es de Freedom House, que es una ONG, en el que la conclusión de ese informe es saber si, el país en cuestión es libre o no libre. Y luego hay un segundo informe que es de The Economist, en el que la única conclusión es saber si el país es democrático o no. Entonces, cogemos esos dos informes y si los dos informes indican que el país no es libre y tampoco es democrático, pues descartamos ese país. Y luego entramos en un segundo filtro que es un modelo patentado por DPAM, hace 10 años, en el que hacemos un ranking de países a través de 60 criterios. Estos criterios son, por ejemplo, pues el acceso al agua, saber si las mujeres pueden votar, si hay un sistema político dentro del país. Entonces, a través de esos 60 criterios, pues conseguimos establecer los países. Y uno de los aspectos importantes de este ranking son los países que se quedan fuera, digamos, del universo invertible. Entonces, pues tenemos Angola, Irak, Venezuela, por ejemplo, que son países en los cuales no podríamos invertir, pero lo más llamativo es el hecho de que no podemos invertir porque no pasan los filtros ni en Rusia ni en China. Evidentemente Rusia se entiende perfectamente ahora, con la guerra, aunque es verdad que nunca pudimos invertir en Rusia, porque nunca ha pasado esos filtros de calidad. Pero lo más llamativo es China, porque muy pocos fondos de deuda emergente no invierten en China, y es nuestro caso. Y al final de cuentas, pues el modelo lo que hace es quitarte muchos problemas, mucha volatilidad, y entonces invertimos en la crème de la crème de los países emergentes.

¿Cómo funciono el fondo el año pasado y como se está comportando este año? ¿Cómo lo veis para el 2024?

Sí, el año pasado el fondo reaccionó muy bien, porque la renta fija cayó muchísimo y este fondo apenas cayó 85 pipos, 0,85%. Este año, la reacción es muy buena también, estamos en valores positivos, en más 7%, y eso debido a una diversificación muy fuerte, invertimos en muchos más países que nuestra competencia o que nuestro benchmark. Y luego hay dos bloques importantes, invertimos 35% de la cartera en la Latam, 25% en Asia, y luego invertimos también en África y en Europa del Este. Y toda esta diversificación hace que el fondo de DPAM Emerging Market Sustainable en moneda local sea uno de los más conservadores del mercado.

Estrategias de Inversión