Dow Jones o cómo en tierra de ciegos el tuerto es el rey

Cuando todos los indicadores se muestran a la baja, el menor malo es el que mejor sale en la comparación. De forma que, hace bueno el refrán con el que título esta crónica, que indica que el hecho de ser el menos malo, no te convierte en bueno.

Ahora mismo, DOW JONES Ind Average es el indicador, de los principales, que mejor se está comportando en Wall Street en todas sus lecturas, y en algunas como la anual, con sobrada diferencia. En esta semana, en la que el reposo del aguerrido inversor en el mercado americano se lo toma con calma a cuenta, primero del Thanksgiving, la comida por excelencia familiar del Día de Acción de Gracias. Y después por el comienzo de la temporada navideña con el Black Friday que hoy se celebra y el lunes el Cyber Monday.

Momento pues, para valorar esa mejora sustancial del indicador selectivo de los 30 valores, que muestra una clara mejora semanal, mensual e incluso todavía trimestral, para minimizar, cada vez de mayor y mejor forma, la situación anual todavía en negativo.

Así en su gráfica de cotización vemos que el valor experimenta los mejores bagajes en todas sus líneas de entre los tres principales. En la última semana, sube cerca de un 2% para recuperar, además, un 7,4% en el último mes. También es el único entre los grandes que se mueve en positivo en el trimestre, con alzas del 3,72%, y, en lo que va de año se mantiene en negativo, pero con el mejor bagaje: con recortes del 5,9% desde el pasado enero.

Dow Jones cotización anual del indicadorDow Jones cotización anual del indicador

En esta semana en la que se está pensando más en la comida y las compras que en el mercado en sí, con cierta relajación, los analistas del mercado no se fían en lo que está por venir, con la Fed de nuevo dando guerra en su reunión de mediados de diciembre y con la recesión en la mente de todos de cara a 2023.

Así, trata de recuperarse y asentarse por encima de los 34.000 puntos, un nivel en el que no se colocaba el indicador desde el pasado mes de agosto. Todo un logro mientras todavía le separa un 7,7% desde los máximos del año alcanzados a principios del ejercicio, en los 36.952, mientras que recupera ya, desde los mínimos de mediados de octubre, en los 28.661, un 19,2%.

Una semana que sin duda ha estado marcada por las novedades en Walt Disney, uno de los valores más emblemáticos del indicador y a la vez, uno de los más castigados en lo que va de año, con pérdidas del 36% que ha vuelto en positivo en la semana, con ganancias del 5,25%, con la sorpresiva recuperación de Bob Iger como nuevo CEO, destronando al innovador Bob Chapek tras los malos resultados, los problemas presentados en Florida con el traslado de los trabajadores y las quejas de algunos de sus colaboradores por dejar de tener poder financiero. Maniobras que, tras su refrendo a principios de este año tras el despido de algún directivo de Disney, se han convertido en su salida de lo más alto de la compañía.

El domingo por la noche se anunciaba su regreso, una vez que el viernes por la tarde se contactara con él para su vuelta ante la mala dinámica que la Junta Directiva considera que llevaba la compañía, que sigue en liza básicamente por las buenas cifras de su plataforma de streaming, Disney +.

Pero los problemas para el Dow Jones, como para el resto de Wall Street siguen estando ahí. Según recordaba este martes Goldman Sachs, a pesar de esta corta semana vacacional, y, por tanto, a medio gas, con poco volumen y ausencia, por la concentración en el miércoles, de los datos macro, los inversores siguen muy de cerca lo que queda de la temporada de ganancias, para poder buscar en el ambiente señales claras de un aterrizaje suave. Aunque también considera que el peligro bajista no se ha terminado para las acciones: “nuestros estrategas creen que el camino a seguir podría ser accidentado, ya que el mercado bajista no ha terminado y tampoco el ciclo de aumento de tasas”.

Mientras desde Bank of America indican que, aunque descuentan recesión en EEUU para 2023 tendrá un cariz distinto al de otras anteriores. Señalan que no será “la recesión de tu mamá y de tu papá”, con riesgos diferentes a los de otras padecidas, con la tecnología afectada acompañado de otros factores que pueden afectar al desempeño del mercado.

Así que, habrá que esperar y ver, a lo que nos depara el mercado en general, con cautela, de aquí a fin de año, así como para el Dow Jones en particular y sus 30 componentes.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión