El sueño de una energía limpia e ilimitada está cada vez más cerca tras los avances anunciados por el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore. Aunque aún es pronto, muchos inversores ya han acudido en masa para investigar donde invertir en este potencial sector de cara al largo plazo según Jennifer Hiller y William Boston en The Wall Street Journal.

Michl Binderbauer es director ejecutivo de una empresa del sur de California llamada TAE Technologies que tiene como objetivo crear energía casi ilimitada a través de la fusión nuclear, un objetivo estelar que a veces parecía futurista a algunos posibles inversionistas.

Todo eso cambió esta semana.

“Llamamos a alguien y conseguimos una reunión de inmediato. Antes de que algunos dijeran que esto es una locura, no, no es para mí”, dijo Binderbauer. La compañía ha recaudado alrededor de 1200 millones de dólares en años anteriores, y dijo que recibió una serie de consultas de nuevos inversores esta semana.

El evento que cambió las reglas del juego para la empresa del Binderbauer y el resto de la industria de la fusión fue un avance de la física largamente esperado anunciado esta semana por el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore.

A través de una reacción de fusión controlada, el laboratorio por primera vez el 5 de diciembre logró una ganancia neta, lo que significa que produjo más energía de la que se puso, dijo el martes el Departamento de Energía. Los investigadores de la Instalación Nacional de Ignición multimillonaria del laboratorio han estado estudiando la fusión nuclear durante más de una década, utilizando láseres para crear condiciones que hacen que los átomos de hidrógeno se fusionen y liberen grandes cantidades de energía libre de carbono.

“Parece que ha comenzado una nueva era, el momento de la fusión de los hermanos Wright”, dijo Heike Freund, director de operaciones de Marvel Fusion, una empresa nueva con sede en Múnich que espera desarrollar una generación de energía de fusión comercialmente viable. Al igual que el proyecto NIF, Marvel está utilizando láseres para crear fusión.

Antes del gran avance de este mes, la industria de la energía había estado montando una ola de inversión en tecnología limpia y centrada en el clima, y las empresas basadas en la fusión ahora compiten por una porción más grande de esa financiación. La Asociación de la Industria de la Fusión, un grupo de la industria con sede en Washington, D.C., dijo que las empresas de energía de fusión han recaudado más de 5 mil millones de dólares en fondos privados, casi el doble de la cantidad de hace un año.

“Tenemos una posible nueva industria de energía emergente basada en la fusión”, dijo Dennis Whyte, director del Instituto de Tecnología de Massachusetts y fundador de Commonwealth Fusion Systems, una nueva empresa de energía de fusión que el año pasado recaudó 1.8 mil millones de dólares de inversionistas que incluyen a Bill Gates y Tiger Global Management.

La emoción en torno al descubrimiento se ve atenuada por la realidad de que la comercialización del proceso está a años, si no décadas, de distancia. Los científicos tendrían que dominar y refinar procesos y sistemas complejos antes de poder pasar a construir un reactor generador de energía.

“Pasará un tiempo antes de que veamos esto comercializado”, dijo la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, durante una conferencia de prensa el martes en Washington, D.C.

Kim Budil, director del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, dijo que podría llevar décadas comercializar la fusión, pero que el logro era un primer paso necesario que prueba que la fusión podría proporcionar energía a una planta de energía.

“Esta es una cápsula de encendido una vez. Y para realizar energía de fusión comercial, hay que hacer muchas cosas”, indicó Budil.

“Por ejemplo, la Instalación Nacional de Ignición utiliza principalmente tecnología láser de la década de 1980, que debe modernizarse”, añadió Budil. “Mientras tanto, el proceso para construir el objetivo que enciende la cápsula de combustible es complejo y requiere mucho tiempo y deberá simplificarse para que sea fácilmente repetible y produzca muchos eventos de ignición por fusión por minuto”.

Adam Stein, director de energía nuclear e innovación del Breakthrough Institute, un centro de investigación con sede en California, comparó el experimento exitoso con la primera celda fotovoltaica que generó electricidad.

“Había cientos de ellos antes de que eso no funcionara”, dijo Stein. “Pero en algún momento, la primera que funcionó cruzó ese umbral, y todavía estaba a varios pasos de una planta de energía solar comercial”.

¿Cómo funciona la fusión nuclear?

La fusión nuclear ocurre cuando dos núcleos atómicos livianos se fusionan para formar uno solo más pesado. Ese proceso libera enormes cantidades de energía, sin emisiones de carbono y con radiactividad limitada. Las reacciones de fusión tienen lugar en un estado de la materia llamado plasma, un gas caliente cargado hecho de iones y electrones que se mueven libremente, y requieren temperaturas superiores a los 100 millones de grados centígrados para permitir que los núcleos superen su repulsión eléctrica mutua y colisionen.

Las empresas buscan diferentes diseños para los reactores de fusión, pero la mayoría confía en la fusión que tiene lugar en plasma confinado por potentes imanes.

Si bien el experimento en el laboratorio nacional usó láseres para crear lo que se llama confinamiento inercial, los proyectos de confinamiento magnético se consideran la tecnología más probable para comercializar primero. Todavía no han logrado una ganancia neta, pero han logrado reacciones de fusión a alta temperatura más sostenidas. Los imanes también podrían tener otras aplicaciones comerciales, lo que ha atraído a los inversores.

“Permite una producción constante de calor, que es mucho más fácil de traducir en la producción de electricidad en el futuro”, destaó Stein.

Tammy Ma, una física de plasma que trabajó en el exitoso experimento en Livermore, dijo que las empresas privadas han invertido más en la fusión magnética y que, como resultado, el confinamiento inercial está un poco más atrasado tecnológicamente.

Varios grandes nombres están respaldando la investigación de la fusión. La Alphabet y Chevron se encuentran entre los primeros inversores deTAE, y Marvel, con sede en Múnich, forma parte de un consorcio industrial que incluye a Siemens Energy, el fabricante de láser Trumpf y la empresa de tecnología francesa Thales, entre otros.

Anika Stein, consultora y cofundadora de la startup de fusión germano-estadounidense Focused Energy Inc., dijo que el logro en NIF fue «el evento del siglo» que cambió por completo el debate sobre la energía de fusión.

Europa se ha quedado atrás de los EE. UU. en la financiación pública para la investigación de la fusión. Las nuevas empresas también se ven obstaculizadas en Europa por una infraestructura de financiación deficiente y reglas que hacen que sea más difícil formar empresas que en los EE. UU.

Pero Stein, que está trabajando con la UE para desarrollar un programa para ayudar a financiar la investigación y el desarrollo de la fusión, dijo que la demostración de NIF ha cambiado el panorama de inversión en todo el mundo.

“La pregunta ya no es si es posible crear energía con fusión. La pregunta se ha desplazado a cómo podemos hacer que la fusión sea tan eficiente que podamos operar una planta de energía con esta tecnología”, agregó Stein.

Estrategias de Inversión