El sistema de pensiones español se consolida en el puesto 26 (con 61,6 puntos) en el último informe realizado por el Mercer CFA Institute Global Pension Index (MCGPI). La tasa de reemplazo de las pensiones refleja el porcentaje que supone la pensión pública por jubilación de un país con respecto al último salario cobrado por un empleado. En el caso de España, la tasa de reemplazo neta es del 80%, una de las más amplias de Europa y la OCDE.

Estructura del Sistema de Pensiones

En EEUU, el sistema de pensiones se centra en un enfoque tripartito; ‘los tres pilares’. Por un lado, el poder de la SeguridadSocial. Un sistema de beneficios gestionado por el Gobierno Federal que proporciona ingresos a los jubilados. También hay que reseñar los Planes de Pensiones Privados, que pueden ser de contribución definida o de beneficios definidos proporcionados por empleadores privados.

Los ahorros personales también son importantes de cara a la jubilación, con destacadas ventajas fiscales como el caso de las cuentas IRA (Individual Reitement Accounts).

En España, el sistema de pensiones se basa en un modelo gestionado por el Estado. Por un lado, un Sistema Público de Pensiones, en el que los trabajadores actuales financian las pensiones de los jubilados. Los Planes de Pensiones Privados, que no son tan predominantes como en EEUU, y los ahorros personales, aunque la dependencia con el Gobierno es mayúscula.

Sostenibilidad

Los fondos de pensiones de EEUU se enfrentan a la problemática del rápido envejecimiento de la población y al aumento de la esperanza de vida. Así pues, se incrementa el número de beneficiarios y el tiempo durante el que reciben beneficios. La baja tasa de ahorro y la falta de educación financiera son dos aspectos clave.

Por su parte, España presenta una elevada tasa de envejecimiento y baja tasa de natalidad, ejerciéndose una presión considerable sobre el sistema de reparto. A esto se le suma que la elevada tasa de desempleo juvenil complica aún más el equilibrio del sistema.

Inversión y gestión de fondos

Las diferencias entre los fondos de pensiones de EEUU y España también se aplican en sus cualidades básicas. En EEUU están muy diversificados y gestionado por actores públicos y privados. Los planes de contribución definida permiten elegir entre una amplia variedad de opciones de inversión (acciones, bonos y fondos mutuos). Esto genera mayores rendimientos y mayores riesgos.

En el caso de España, los fondos de pensiones privados también ofrecen diversas opciones de inversión, aunque poseen un menor respaldo que en EEUU. Los fondos españoles suelen ser más conservadores, con una mayor proporción de inversiones en deuda pública y otros atractivos de bajo riesgo. De ahí la importancia del asesoramiento en la planificación de la jubilación.

El modelo de EEUU, un referente

El ‘Estudio Anual de Preparación de la Jubilación’ (elaborado por Aegon) recoge que España es de los países en los que menos se ahorra para la jubilación, solo por delante de Japón, Hungría, Francia y Polonia.

La cobertura pública en el país norteamericano se ciñe a servicios básicos muy limitados, dando especial protagonismo a los fondos de pensiones privados. En el país norteamericano predominan dos sistemas de ahorro.

Sistema 401 (k): Plan de pensiones promovido por las empresas y en el que los trabajadores invierten una parte de su salario. Podrá igualar las aportaciones que realizase el empresario y gozará de importantes incentivos fiscales.

El empleador suele contratar a una reputada compañía especialista en inversiones para determinar dónde y cómo se invierte dicha suma mensual para optimizar ese ahorro.

Sistema IRA: Sistema de ahorro individual que garantiza la inversión de un máximo de 5.500 dólares a individuos de hasta 50 años y de 6.500 dólares a individuos mayores de 60 años, sin efecto fiscal. Esta inversión solo podrá proceder de sus ingresos anuales.

El mayor fondo de pensiones de EEUU está actualmente aumentando su exposición al capital privado y al crédito privado con una apuesta de 34.000 millones de dólares por activos de mayor riesgo. El consejo del Sistema de Jubilación de los Empleados Públicos de California de Jubilación de los Empleados Públicos de California (Calpers) ha incluido la partida del 17% de su cartera a inversiones en compañías no cotizadas, superando el 13% que había con anterioridad.

En EEUU, el ciudadano puede utilizar ambos vehículos (401(k) e IRA) para ahorrar para su jubilación. A diferencia del sistema y fondos de pensiones de España, en el que todo depende de la aportación estatal, el modelo estadounidense queda sujeto a la voluntad privada de ahorro de cada individuo, con pensiones privadas complementarias.

TE INTERESA

Estrategias de Inversión ofrece una cartera de bolsa y  fondos en la sección premium, con un objetivo de crecimiento a largo plazo y que invierte en las megatendenciasmás atractivas en cada momento.

Descubre las carteras y los análisis independientes para invertir en sectores con tendencia alcista en la zona premium de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión