Deuda, ETF y descorrelación de las carteras

Hace justo año hablábamos con los expertos sobre el papel que jugaría la renta fija en las carteras. Muchos reconocían que, después de muchos años de travesía por el desierto, se empezaban a ver rendimientos atractivos en bonos soberanos. Este año hay varias gestoras que creen que estamos en un entorno favorable al posicionamiento en renta fija. En un entorno donde el efectivo, como clase de activo, pierde atractivo por el efecto inflación, desde Aegon AM anticipan que la probable rotación del mercado hacia el crédito IG será un factor técnico muy positivo. Las valoraciones generales (en términos de rendimientos) siguen siendo tan atractivas como en los últimos años, y vemos el potencial para que las rentabilidades del efectivo y del crédito IG se distancien cada vez más, fortaleciendo así este argumento. Consideramos que este entorno será especialmente favorable para los títulos financieros subordinados (de mayor rendimiento).

Sin embargo, si miramos a los fondos con mayor rendimiento en el año, el fondo más rentable no es de renta fija sino que es un fondo de renta variable global valor, que cuenta con una gestión flexible que ha cambiado en los últimos años y que, según los últimos datos, tiene a día de hoy una exposición elevada al sector financiero y servicios de comunicación. 

Aunque si se quiere tener una exposición más global y diversificada es posible hacerlo a través de ETF. Una de las apuestas de María Mira, analista fundamental de Estrategias de inversión es el iShares Core MSCI World ETF, que  busca replicar al MSCI World Index con política de dividendos de acumulación. Ver más… 

Además, recientemente Wisdom Tree ha lanzado un ETF que ofrece a los inversores acceso a 14 temáticas diferentes buscando la exposición a empresas mundiales que participan en megatendencias globales, incluidos cambios sociales, tecnológicos, medioambientales o geopolíticos. 

Si se buscan ganadores en el año, la eterna cuestión de si mejor Europa o Estados Unidos vuelve a inclinar la balanza del lado de la economía que dirige Joe Biden. Cabe recordar que las acciones estadounidenses tienen un alto sesgo hacia el crecimiento de calidad, mientras que en Europa el sesgo es más hacia sectores cíclicos y defensivos.  Es por ello, que la composición del índice MSCI Europa son los sectores financiero, salud e industriales aquellos con mayor peso en el índice (17.7%, 15.96% y 14.8% respectivamente),mientras que en el MSCI USA son el de tecnología de la información, salud y financieras los líderes, pero con IT alcanzando un peso cercano al 30%, no queda duda que la Renta Variable EE.UU. ha sido la clara ganadora este año. 

Y ¿en España? A pesar de los pesares el indicador bursátil alcanzaba hasta el lunes 11 de diciembre se situaba en la cuarta posición entre los de mayores alzas en Europa con una rentabilidad del 24%, por detrás del MIB italiano o del TSE de Gran Capitalización griego. Incluso supera al Bovespa de Brasil que alcanza una rentabilidad en euros en 2023 del 22.6% y muy de cerca de la bolsa mexicana con un 25.3%, en buena parte resultado de la divisa. 

Es sorprendente, especialmente considerando que España sigue rezagada en términos de crecimiento económico, con una variación interanual del PIB en el 3T2023 del 1,8%, 2 décimas menos que la del segundo trimestre de 2023 cuando fue del 2%. Además, la cifra del PIB (364.625 millones de euros) situaba a España en la economía 14 del ranking de 53 países de todo el mundo. Ya comentaba Santiago Churruca, socio de iCapital:»la bolsa española no es reflejo de la economía del país». Ver: Qué fondos superan al Ibex 35

Si al formar su cartera busca descorrelación en un momento de incertidumbre económica, los fondos de retorno absoluto han demostrado ofrecer una buena descorrelación a la cartera, ya que puede comportarse de una forma diferente a los activos más tradicionales, pueden estar largos o cortos en valores y permiten mejorar la ecuación rentabilidad/riesgo de la cartera. 
 

Estrategias de Inversión