Cuando ya estamos en la recta final de este 2021, lo cierto es que, si bien podríamos calificar este ejercicio de volátil e incierto, en materia empresarial también podríamos decir que ha sido «menos malo» de lo que muchos esperaban. Con la temporada de resultados del IBEX 35 ya en marcha, la mayoría de las cotizadas que han presentado sus cifras financieras muestran fortalezas en sus cuentas, tanto en beneficios como en ventas, unos datos en positivo que han ayudado a fortalecer la confianza de los inversores en la bolsa española y olvidarse un poco del entorno macro que tanto pesa en los mercados.

De hecho, en estos momentos, si miramos a las ganancias bursátiles acumuladas este año, sólo 9 de las 35 empresas que conforman el selectivo español mantienen su revalorización en negativo. Desde el lado técnico, las cifras son muy parecidas: según los indicadores premium de Ei, del total de las compañías del Ibex sólo 11 suspenden por técnico.

Precisamente, siguiendo este último aspecto, el técnico, si nos fijamos en la parte alta de la tabla, cuatro valores del Ibex 35 arrancan noviembre por encima del resto, despuntando con un análisis sobresaliente y una nota de entre 9-10 puntos.

A la cabeza de este ranking dos cotizadas de la industria del acero. Acerinox y ArcelorMittal, líderes en la producción del metal a nivel global, lideran el selectivo por análisis técnico, con una nota de 10 y todos sus parámetros en positivo. Ambas, en fase alcista, crecen a doble dígito en el Ibex 35 este 2021. En concreto, Acerinox suma un 40% a sus títulos este 2021 y ArcelorMittal un 54%, lo que refleja el interés inversor por el sector en un año marcado por la recuperación y la vuelta a la actividad. 

En cuanto a sus resultados trimestrales, a Acerinox le toca el turno este miércoles, 3 de noviembre, pero las previsiones son positivas. Hasta el momento Acerinox ha demostrado tener una salud de «acero», tanto en su cuenta de resultados como en su balance, señala en su análisis fundamental la analista María Mira. Las previsiones para el tercer trimestre son muy positivas y a medio/largo plazo, hasta por lo menos 2022 también hay optimismo en el mercado. En concreto, y en base a la estimación media del mercado, los ingresos en el tercer trimestre del año en curso «deberían mejorar en un 50,9% las de un año atrás, hasta 1.690 millones de euros, lo que supondría un +38,5% si comparamos con el tercer trimestre de 2019. El EBITDA se estima de 261 millones de euros, lo que supondría mejorar nada menos que un 200% el EBITDA del tercer trimestre de 2020 y +153,4% el del 3T19. Para el beneficio neto, las estimaciones apuntan 125 millones de euros, un 346,4% respecto al beneficio del 3T20 y +184% si comparamos con el tercer trimestre prepandemia», apunta Mira.

Desde el lado de su cotización, Acerinox no sólo ha superado los niveles pre-pandemia, sino que lleva un 2021 en el que se acerca, sin prisa pero sin pausa, a sus máximos históricos logrados en marzo de 2015 en los 12,64 euros. Mientras, en este 2021 ha logrado máximos anuales en el Ibex 35 de 12,17 euros.

Las cuentas correspondientes hasta septiembre de ArcelorMittal se presentarán al mercado una semana después, el 11 de noviembre. Iván San Félix, de Renta 4, prevé que ArcelorMittal logrará un beneficio bruto operativo (EBITDA) de 18.000 millones, cuando «en un año bueno suele estar en unos 10.000 millones». Por otro lado, la acerera del Ibex 35 ha eliminado algunos riesgos que dan tranquilidad a los accionistas, en concreto, puntúa su saneada situación financiera, alcanzada con pasadas ampliaciones, y la fuerte generación de caja, según señala Aránzazu Cortina, de Bankinter.

Desde el lado de su acción, ArcelorMittal aún lo ha hecho mejor que Acerinox este año en su escalada bursátil y el pasado mes de agosto marcaba un nuevo máximo histórico en 30,86 euros.

Otro sector representado en la parte alta del análisis técnico de los valores del Ibex 35 es el de la promoción y gestión de infraestructuras y energías renovables, a través de Acciona. La empresa presidida por José Manuel Entrecanales logra un 9,5 en su puntuación técnica y se encuentra en fase alcista, con la volatilidad a largo plazo como único parámetro en negativo.

Con un 46,5% en su acumulado en este 2021, los títulos de Acciona han vivido un mes de octubre en el que han marcado, jornada sí jornada también, un nuevo máximo histórico, hasta los 167,10 euros del pasado jueves, 28 de octubre.

La empresa presentará sus cuentas trimestrales esta semana, en concreto, el 4 de noviembre.

Finalmente, el último valor del Ibex 35 que arranca el mes de noviembre con un técnico sobresaliente es Indra, con una nota de 9 sobre 10 y el parámetro del volumen a largo plazo en negativo.

Sus acciones, que acumulan un 47% de subidas en lo que llevamos de año, han alcanzado sus máximos anuales este pasado mes de octubre en los 10,38 euros, pero aún se quedan un poco lejos de sus históricos de 14,77 euros, logrados en marzo de 2014.

Con unos resultados francamente buenos y la vuelta al beneficio, Indra ha ganado 115 millones hasta septiembre frente a los recortes de 31 millones registrados el pasado año en el mismo periodo y los 65 millones de 2019, sobre los que se eleva un 77%. Suben los ingresos un 12%, un porcentaje en el que también eleva sus ventas Minsait en ese periodo. Además, Indra reanuda el pago de dividendo, que no se producía desde julio de 2014. Serán 0,15 euros por acción en efectivo, que se pagarán en julio de 2022.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.