Matías Rodríguez Inciarte es una personalidad de CV casi interminable. Técnico comercial del Estado, fue consejero comercial de la embajada de España en Chile, secretario general técnico del Ministerio de Economía y Hacienda en 1977 y, poco después, secretario general del Ministerio de Relaciones con las Comunidades Europeas, donde participó en las negociaciones para el ingreso de España en la UE. Posteriormente, fue secretario general de la Vicepresidencia Económica del Gobierno, secretario de Estado adjunto al presidente y en septiembre de 1981, ministro de la Presidencia. En 1984 comenzó su etapa en el Santander, donde fue consejero desde 1988 y vicepresidente desde 1994 hasta 2017. Hoy, preside Santander Universidades y Sanitas

También, fue vicepresidente del Círculo de Empresarios y presidente del Consejo Social de la Universidad Carlos III de Madrid, así como miembro del Patronato de la Fundación Princesa de Asturias

Rodríguez-Inciarte recuerda cómo, en la Transición, España tenía una inflación del 20%, y una complicadísima situación económica, pero fue capaz de alcanzar unos Pactos de la Moncloa que constituyeron un pilar fundamental para avanzar. “Este país, cuando trabaja unido, alcanza hitos increíbles”, apunta. 

Esos pactos, firmados por los principales partidos políticos y los sindicatos, asentaron las bases del saneamiento económico y supusieron los pasos definitivos para ingresar en la UE

Rodríguez Inciarte lamenta la polarización política, un fenómeno no sólo aplicable a España, pero que impide esos acuerdos políticos, para alcanzar soluciones para asuntos como la sanidad, la educación o las pensiones

Esa capacidad de empujar el carro en la misma dirección no sólo quedó refrendada en los citados Pactos de la Moncloa, sino que sirvió para la entrada primero en la Unión Europea y posteriormente, en la Eurozona, situación esta que ha sido vital para España. 

A lo largo de la entrevista, se pueden conocer sus opiniones sobre el papel de Europa y el Banco Central Europeo (BCE), tanto para España como en la economía global, así como la necesidad de la colaboración público-privada en el futuro

El actual presidente no ejecutivo de Sanitas apunta que hay un excesivo intervencionismo de los políticos en los mercados, pero que históricamente se ha demostrado que “cada vez que se han liberalizado las cosas y se han abierto los mercados, y, a la vez, nos hemos integrado en la economía internacional, todo ha ido mucho mejor para el país”. 

A lo largo de una media hora de entrevista, se puede conocer todo esto al detalle, incluida su particular visión de la trayectoria recorrida por Santander para pasar de ser de los bancos más pequeños de España al más grande de la Eurozona

Estrategias de Inversión