Los semiconductores, el oro, el inmobiliario y la salud son los sectores que ofrecerán las mejores oportunidades de inversión en bolsa durante el segundo semestre de 2024. También los índices bursátiles, especialmente el S&P 500. Son los datos ofrecidos por XTB, la empresa tecnológica global que proporciona una plataforma de inversión online y una aplicación móvil, que afirma, además, que esta segunda mitad del año vendrá marcada por un cambio de política monetaria a nivel mundial que marcará el inicio de nuevos recortes de tipos en las principales economías mundiales y por la política, ya que mientras que en Europa todavía existen dudas sobre las consecuencias del resultado electoral en Francia, en EEUU Donald Trump es el claro favorito para volver a la Casa Blanca.
 
El primer sector destacado por XTB, los semiconductores, es uno de los que está soportando un mayor peso sobre el selectivo americano y se espera que crezca a una tasa anual compuesta superior al 10% hasta 2030. “Hasta ahora hemos visto el inicio de los chatbot, la computación en la nube o el Internet de las Cosas, pero esto se está extendiendo a otros mercados como el de la automatización industrial, la atención médica o los vehículos eléctricos”, apunta el analista de XTB. Se trata de un negocio que, por otro lado, tiene unas barreras de entrada muy altas, por lo que el mercado se seguirá repartiendo entre pocos participantes, que generan unos flujos de caja muy altos, lo que les permite seguir invirtiendo en un mayor crecimiento. Según XTB, a diferencia de la anterior crisis de las puntocom, estas compañías están justificando trimestralmente sus valoraciones con el crecimiento de sus beneficios. 

La salud será otra de las industrias en las que la tecnología provocará grandes avances. No en vano, el sector invierte en Investigación y Desarrollo más que cualquier otro, superando el año pasado los 250.000 millones de dólares. Un claro ejemplo de ello son los tratamientos contra la obesidad y la diabetes, relacionadas con más de 200 enfermedades crónicas, por lo que de cumplir con sus expectativas sus ventas podrían multiplicarse por 15 durante los próximos cinco años. “Los avances tecnológicos y la reducción de costes están impulsando sus ingresos y se espera que para este trimestre sus resultados crezcan a un ritmo superior al 20%. Además, su carácter defensivo nos parece un catalizador importante para el sector ante un posible incremento de la volatilidad a nivel global”, avanza Manuel Pinto. 

Por otro lado, las previsiones de varios recortes de tipos en Europa propiciarán un escenario idílico para el real estate, ya que, al reducirse los costes de financiación, aumentarán sus beneficios, lo que se traduce en más efectivo para invertir en nuevos activos y aumentar el pago de dividendo. Una estrategia que podría beneficiarse ante la caída en la rentabilidad de los bonos y que tiene un carácter más defensivo. Además, también ayuda a impulsar la actividad económica, lo que impulsa la demanda de espacios inmobiliarios. “Aunque la irrupción del trabajo remoto supone una amenaza, en Europa predomina el modelo híbrido. El mercado europeo de REIT cotiza con un descuento medio respecto al valor neto de sus activos superior al 30%, actualmente cuentan con tasas de ocupación en sus inmuebles por encima del 90%. La mayor parte de los contratos de alquiler son a largo plazo, con grandes empresas y ligados a la inflación”, asegura el bróker. 

Por último, el oro se está preparado para iniciar un nuevo repunte alcista y se convierte en un activo interesante para la diversificación de las carteras de inversión. Durante los últimos años ha estado impulsado por el temor a una recesión, los conflictos geopolíticos y el aumento de la inflación. “Recientemente, han sido las compras de los bancos centrales en su deseo de diversificar sus reservas en dólares y los pequeños inversores chinos recelosos del sector inmobiliario y de la bolsa, los que lo han llevado a cotizar a máximos históricos. Además de suponer una reserva de valor frente a la continua depreciación de las monedas tradicionales, es una fuente de liquidez en momentos donde aumenta la volatilidad”, explica Manuel Pinto. Se trata, además, de un activo que también se espera que se beneficie del recorte de tipos, ya que, a diferencia de los bonos, el oro no ofrece un rendimiento fijo, por lo que a medida que caigan las rentabilidades de los bonos, más inversores volverán a comprar oro.

Renta Variables – Índices Bursátiles

Los índices bursátiles son otro activo a tener en cuenta para XTB para esta segunda mitad del año. La mayor parte de las principales bolsas mundiales se encuentran en zona de máximos históricos, acumulando desde los mínimos del pasado mes de octubre subidas superiores al 20%. “Wall Street se encamina a un año histórico en el que las grandes compañías están impulsando a los principales índices del país. La desaceleración de la inflación, el incremento de los resultados corporativos y la fortaleza del empleo en Estados Unidos nos permiten ser positivos en lo que queda de año”, apunta Manuel Pinto, analista de XTB. 

Y continúa: “La economía global ha resistido sorprendentemente bien a los altos tipos de interés. La mejora económica de Europa ha sido una de las principales sorpresas del año, aunque creemos que en este caso es un mero espejismo. Las dos principales economías de la región, Alemania y Francia, ofrecen dudas a nivel económico que en el caso de esta última suma la inestabilidad política de sus últimos resultados electorales. El resto de los países de la zona común tampoco quedan en un lugar de privilegio mientras el incremento de la deuda es una constante común. Estas circunstancias, sumadas a la desaceleración de la inflación, nos parecen razones suficientes para que el BCE decida al menos hacer dos recortes de cara a final de año”.

La situación, sin embargo, es diferente en Wall Street, ya que los datos reportados muestran que la FED se acerca al cumplimiento de sus principales objetivos. Por un lado, el empleo ha empezado a ofrecer algunos signos de normalización, con los salarios creciendo a su ritmo más bajo desde principios de 2022, lo cual ejerce una menor presión sobre los resultados empresariales. Además, la inflación continúa su proceso de desaceleración y se encamina poco a poco al objetivo del 2%, algo que permitirá que antes de final de año tengamos al menos un recorte de tipos. 

Con todo, los valores de gran capitalización han liderado las subidas actuales y se espera que, a medida que moderen su crecimiento y comiencen los recortes de tipos de interés, sean las de menor tamaño las que tomen el testigo. “El S&P500 sigue manifestándose actualmente como una de las mejores alternativas. Cabe destacar en favor del índice que continúa el crecimiento económico y que las valoraciones, aun siendo altas, son inferiores a otras crisis económicas. Además, ya hemos podido ver cómo el mercado se podría ver afectado por una victoria de Trump ya que, tras el debate electoral, el dólar y los índices han reaccionado al alza”, finaliza Pinto.  

Acciones para invertir y ganar en bolsa

Registrate gratuitamente en Estrategias de Inversión y descubre las acciones para ganar  en bolsa en este momento.  Acciones seleccionadas por el departamento de análisis de Estrategias de inversión basadas en precios ajustados , buenos fundamentales y tendencia alcista.

Algunos valores tienen un potencial del 50% en bolsa en estos momentos.