No está siendo fácil el año bursátil para las compañías energéticas españolas. No podemos meterlas a todas en el mismo saco, pero lo cierto es que uno de los factores que más las está penalizando es la caída de precios.

Pero, el más persistente y sorprendente para los mercados viene de la mano del retraso con el que los bancos centrales se disponen a acometer, al menos sobre el papel, las bajadas de tipos de interés, a uno y otro lado del Atlántico, desde los niveles más altos, en el caso del banco director, la Fed, de los últimos 22 años.

Este hecho ha penalizado-y penaliza- de forma contundente a un sector endeudado y muy dependiente de las inversiones para implementar tanto sus proyectos como sus objetivos.

SECTOR PETRÓLEO Y GAS

Desde el IEB, Javier Niederleytner, profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros destaca que “el sector energético se ha caracterizado últimamente por un incremento en su volatilidad, fruto de factores externos que afectan en sus cuentas de resultados, empezando por el sector del petróleo, la dependencia de los resultados de empresas como Repsol y su precio que es prácticamente lineal”.

Y señala que “en un entorno geopolítico, donde tenemos tres frentes de incertidumbre que tienen influencia sobre el petróleo como son la invasión de Ucrania, el conflicto Gaza/Israel, y la incertidumbre en el mar Rojo, el escenario más probable es un mantenimiento del petróleo en precios altos, lo que será sin duda será positivo para Repsol. A esto debemos añadir una economía global en recuperación, lo que hará que la demanda siga creciendo”.

Desde Banco Sabadell, Virginia Romero, directora de Renta Variable y Crédito ESG afirma que Repsol “en la parte industrial, sí que está también intentando fomentar no sólo el refino, sino también empujando la parte de química y la de biogases. Yo creo que aquí tiene una ventaja comparativa, tiene infraestructura, conocimiento y, puede ser un buen líder dentro de lo que es todo el segmento de biogases o de gases renovables. Y eso llevará su tiempo, pero yo creo que el foco en los próximos años va a ser fomentar o incrementar y hacer eficiente esa área de negocio”

El analista de mercados financieros de Banco BIG, Nicolás del Río señala que “esperamos que este año tanto el mercado del petróleo como el del gas se comporten de forma neutral. Las razones son el fuerte crecimiento de la oferta fuera de la OPEP que ha reducido el tamaño del déficit de petróleo en 2024, mientras que, en el caso del gas natural, el almacenamiento europeo terminará la temporada muy por encima del promedio, lo que sugiere un aumento limitado de los precios”.

Entre sus estimaciones “esperamos que el barril de Brent cotice de media en los 82 dólares por barril en el transcurso de 2024 y es probable que la mayor parte del aumento se observe durante la segunda mitad del año por tanto las compañías del sector tendrían un mejor comportamiento en la segunda mitad del año”.

Ahora se mueve en máximos del último semestre con niveles que superan los 91 dólares, su mejor nivel ejercicio en el caso del europeo Brent 

REDES

Aquí estarían Enagas y Redeia (REE), respectivamente los gestores de las redes de gas y electricidad en España.

En el caso de la antigua Red Eléctrica, “ha estado en positivo, porque el año pasado lo hizo muy mal. Yo creo que Redeia, como estamos en este punto de inflexión por el nuevo marco regulatorio, lo de las redes y el transporte, puede ser un catalizador en los próximos años; será ese punto de inflexión en el que se vea que le van a retribuir razonablemente con las nuevas inversiones, tiene un plan de inversiones, también ambicioso”, destaca Virginia Romero desde Banco Sabadell.

Pero el problema- destaca- “es que hoy por hoy la remuneración o el marco retributivo no es lo suficientemente generoso ni justo. Que los parámetros que empiecen a hacer justicia, que la retribución financiera sea una retribución más elevada, creo que esto va a cambiar, y probablemente es lo que le está dando cierto oxígeno, que sea una compañía que va a tener que jugar un papel protagonista en toda la transición, y que cada vez está más cerca ese momento, en el cual, va a cambiar el marco regulatorio por el que se va a hacer justicia”.

RENOVABLES

Javier Niederleytner, profesor del Máster en Bolsa y Mercados Financieros del IEB destaca que “gozan del impulso que les dio el acuerdo de la reforma del mercado eléctrico europeo, cuyo objetivo se fijó en proteger a los consumidores del alza de los precios, e impulsar las energías renovables. Sin duda, empresas como Acciona Energías Renovables, Solaria, y en general todas las de energías renovables se ven beneficiadas por este acuerdo”. Aunque sin duda esta fuerza no se refleja ni de lejos en sus cotizaciones, que colocan a estos valores entre lo peor del selectivo en lo que va de año”.

Virginia Romero, directora de Renta Variable y Crédito ESG en Banco Sabadell opina que “los miedos de muchas de las renovables vienen por el lado de la fuerte caída del precio de electricidad y no son, principalmente, por los contratos más cercanos, lo que es 24, 25 o 26, porque a largo plazo, es verdad que se sigue manteniendo unos precios del pool bastante estables, pero los miedos a que, a lo mejor, estos precios vuelvan a cuestionar el proyecto de renovables, hace que muchas de las cotizaciones de este tipo de compañías se hayan puesto un poco en cuestión”.

Nicolás del Río desde Banco BIG afirma que “el objetivo principal para 2024, en un año de elecciones mundiales, es acelerar el impulso hacia un sistema de infraestructura y energía neta cero, independientemente de la agitación geopolítica. Esto no está exento de desafíos, pero el apetito de los mercados por proyectos de energía limpia y vehículos eléctricos sigue siendo grande. Las empresas con balances sólidos tendrán mejor comportamiento porque los obstáculos económicos como un repunte de la inflación o tipos más altos durante más tiempo no les afectará como a aquellas compañías más endeudadas”.

UTILITIES

También castigadas en el mercado, para Virginia Romero, de Banco Sabadell “no olvidemos que las compañías integradas, como Iberdrola, Endesa, Naturgy (Gas Natural)… tienen un componente de producción y de comercialización de toda la electricidad, y aquí también se está cuestionando el hecho de que, a lo mejor, el precio de la electricidad a medio largo plazo, sea menor del inicialmente previsto”.

Destaca además que “por el lado de las redes es un punto importante, porque las integradas tienen un componente de redes también relevante. Aquí, va a depender mucho de los marcos regulatorios y va por barrios y por países. Hay países que son más flexibles o se adaptan más rápidamente, y son más atractivos, y otros que les cuesta más, como el caso de España, que ahora, está empezando a estudiar el nuevo marco regulatorio de redes para 2026-2031 y los principales empresas que van a tener que invertir en redes, tanto de distribución como de transmisión, están pidiendo que se revisen, no solo la retribución financiera, sino también una serie de variables, de remuneración, de cómputo de devengo… una serie de cosas que están obsoletas y que, desde luego, si estos requisitos no se cumplen, no van a tener incentivo para invertir”

“Las empresas de distribución de energía eléctrica como son las tradicionales Iberdrola, Naturgy o Endesa, se ven influenciadas por el precio de la energía, la cual ha tenido una gran corrección, fundamentalmente por el descenso del precio del Gas durante los últimos meses, al calor de un invierno más benigno, y del hallazgo de importantes bolsas de gas como la de Rumania”, señala Javier Niederleytner.

“En cuanto a las utilities- destacan desde BIG- que han sido muy castigadas por los mercados este primer trimestre del año, esperamos que la generación de flujo de caja de las empresas de servicios públicos europeas siga progresando. Estimamos que el EBITDA del sector será en promedio alrededor de un 7% más fuerte en 2024 en comparación con 2023 y, por tanto, somos optimistas para este tipo de compañías en el segundo semestre del año.”

Además de todas estas componendas, encarando más allá de estos primeros meses 2024, desde Banco Sabadell, Virginia Romero destaca que “en bolsa, en la segunda parte del año, conforme adquiera forma el tema de la posible bajada de los tipos de interés, lo que no sabemos es cuando se va a producir. Pero sí, claro, en esa segunda parte del año se pueden comportar mejor. Los recortes pueden ser un punto de inflexión, si finalmente se producen las bajadas y deberían ser un driver para el sector”.

Análisis para invertir.

Registrate gratuitamente en Estrategias de Inversión y descubre las acciones más alcistas en bolsa en este momento. Precios ajustados , buenos fundamentales y tendencia alcista.

Algunos valores tienen un potencial del 50% en bolsa en estos momentos.

Además  dispondrá de nuestro boletín de análisis bursatil, disfrutarás de nuestras herramientas de valores favoritos y podrás realizar nuestros cursos de formación gratuitos.  Registrate gratuitamente aquí.

En estrategias de Inversión llevamos más de 19 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión