Llega fin de año y es momento de hacer un resumen de lo que nos ha dejado el 2023. Para los inversores de Tesla ha sido un año agitado para bien o para mal. Pero este caótico escenario, podemos señalar tres aspectos que definieron el año para la firma de Elon Musk según Pras Subramanian en Yahoo Finance: Recortes de precios, acuerdos con competidores sobre el Supercharger y el lanzamiento de Cybertruck.

Los recortes de precios afectan a la industria y a los márgenes de Tesla

Después de una ronda de grandes recortes de precios en el importante mercado de China (y la agitación que causó allí para los primeros clientes), los analistas y compradores potenciales estaban esperando que los descuentos se expandieran. Y lo hicieron.

Además de reducir los precios del Model 3 y Model Y en varios países europeos, Tesla redujo los precios de esos automóviles en gran medida en los EE. UU., probablemente en nombre de aumentar la demanda y poner estos automóviles por debajo de los límites de precios de la inflación para aprovechar el crédito fiscal para vehículos eléctricos de la Ley de Reducción (55 mil dólares para sedanes, 80 mil dólares para SUV y camionetas).

Por ejemplo, el Model Y Long Range de Tesla comenzó el año en 65.990 dólares. Actualmente, el precio en el sitio web de Tesla es de 48.990 dólares, un recorte de casi el 26%. El sedán Model 3 RWD pasó de 46.990 a 38.990 dólares, una caída del 17%. Ford en Estados Unidos y otros fabricantes de vehículos eléctricos redujeron los precios en respuesta a los profundos recortes de precios de Tesla.

El analista de Wedbush, Dan Ives, dijo que los recortes son «la medicina adecuada en el momento adecuado». Pero los márgenes fueron las víctimas de la decisión de Tesla de ganar más terreno y aumentar el volumen en el campo de batalla de los vehículos eléctricos.

“Tesla bajó los precios a principios de año. Realmente no sacaron mucho provecho de ello. Yo diría que detuvo la hemorragia”, dijo a Yahoo Finance Gary Black, socio director de Future Fund. Black, cuyo Future Fund enumera a Tesla como su segunda posición más grande, no pensó que los recortes de precios fueran una medida inteligente y en el pasado ha abogado por la publicidad para impulsar las ventas. Con los recortes de precios, el margen bruto de Tesla cayó de un máximo del 25,1% en el tercer trimestre de 2022 a alrededor del 18% en el tercer trimestre de este año.

“Por otro lado, los volúmenes [de Tesla] para el año serán aproximadamente un 40% [más altos] que hace un año. Los inversores tendrán que ver cómo se detienen los recortes de precios, y entonces los márgenes brutos tocarán fondo en el tercer o cuarto trimestre”, agregó Black.

El sorprendente acuerdo de carga de Tesla y Ford

En vísperas del fin de semana del Memorial Day, el director ejecutivo de Ford, Jim Farley, anunció que se uniría al director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, para una discusión en Twitter Spaces, donde los dos hablarían sobre «acelerar la adopción de vehículos eléctricos» y harían un anuncio.

Ese anuncio resultó ser importante: a partir del próximo año,los vehículos eléctricos Ford tendrán acceso a 12.000 supercargadores Tesla en Norteamérica a través de un adaptador suministrado por Tesla. Luego, a partir de 2025, todos los vehículos eléctricos Ford nuevos se enviarán con el conector de carga NACS (estándar de carga norteamericano) de Tesla, a diferencia del estándar CCS que han estado utilizando la mayoría de los demás fabricantes de vehículos eléctricos.

Otros también cedieron. Una asombrada GM cambió de rumbo y firmó su propio acuerdo de carga con Tesla una semana después. Pronto, empresas como BMW, Honda, Hyundai, Mercedes-Benz, Nissan y Toyota llegaron a sus propios acuerdos para unirse a la red Supercharger, la más grande del país.

«La principal ventaja de Tesla es que ayuda a aumentar los ingresos (y la utilización) del Supercharger. En comparación con los automóviles, esto supone poco capital e ingresos constantes, y abrirlo a vehículos que no son de Tesla lo convierte efectivamente en una unidad de negocio independiente«, dijo el analista de Guidehouse Energy Mike Austin a Yahoo Finance en ese momento.

«Tesla no es sólo una empresa de automóviles, es un proveedor de energía y, como tal, cuantos más clientes, mejor», dijo a Yahoo Finance el experto en carga de vehículos eléctricos y presentador de «State of Charge», Tom Moloughney. «Mientras Tesla continúe instalando Superchargers como lo ha hecho hasta ahora, la experiencia Supercharger seguirá siendo la mejor experiencia de carga en la industria, incluso si otros OEM también se unen».

«Creo que es bueno para los demás [fabricantes de automóviles] y para Tesla también», añadió Black, afirmando que la experiencia optimizada y la ubicuidad de los Superchargers en las carreteras de Estados Unidos serán una ventaja competitiva para Tesla, a pesar de abrir la red. «Una vez que estás dentro de la [estación] Supercharger, la apuesta a largo plazo es que el próximo vehículo eléctrico que comprarán será un Tesla».

El lanzamiento de Cybertruck ocurrió, finalmente

Tras su debut hace cuatro años, Tesla finalmente entregó sus primeros Cybertrucks a los clientes que tanto esperaban a finales de noviembre. Si bien obstáculos como la pandemia y los problemas de la cadena de suministro perjudicaron el proceso de producción, el hecho de que llegara a la producción fue un pequeño milagro según el director ejecutivo, Elon Musk, aunque el camino por delante tampoco está exento de obstáculos.

En la conferencia telefónica del tercer trimestre de Tesla, Musk dijo que pasarían entre un año y 18 meses antes de que el Cybertruck tuviera un flujo de caja positivo y que para 2025 esperaba una tasa de producción de 250.000 unidades al año. Musk añadió que Tesla enfrentaría «enormes desafíos» para alcanzar la producción en volumen del Cybertruck.

Black ve la llegada del Cybertruck como un gran catalizador para el negocio de Tesla y sus acciones, a pesar de los problemas a corto plazo.

«Cybertruck es enorme; la última vez que vimos este nivel de innovación fue cuando lanzaron el Model Y y creó un efecto de halo para toda la franquicia Tesla», señaló Black. “Se vio cómo los volúmenes se disparaban en 2021 después de que saliera el Model Y: aumentaron un 87% después de haber aumentado un 37% el año anterior. Esta vez verás un efecto de halo similar. La gente hace cola para ir a las tiendas, no pueden conseguir un Cybertruck a menos que lo hayas pedido hace cuatro años».

El analista de Canaccord Genuity, George Gianarikas, también quedó impresionado.

«En general, salimos todavía convencidos de que este vehículo cambiará las calles: entusiasmará a algunos, rechazará a otros«, escribió Gianarikas en una nota a los inversores después del evento. “En cuanto a algunas especulaciones de que Cybertruck reflejará fallas tecnológicas como Microsoft Zune, Apple Newton o Google Glasses… no. Piensa otra vez. Creemos que este automóvil se venderá, particularmente en relación con nuestras estimaciones de 200 mil unidades en 2025 y 500 mil en 2027”.

Black también cree que el eventual aumento del Cybertruck mejorará los resultados de Tesla, debido a una mayor rentabilidad.

«El Cybertruck tiene un precio superior al del resto de la franquicia Tesla», afirmó Black. “No veremos muchos Cybertrucks entregados en 2023. Esperamos tal vez cien mil en 2024. Una vez que llegue a 2025, 2026, será cuando comenzará a ver el aumento del margen debido al Cybertruck [el aumento de las ventas]”.

¿Qué esperar en 2024?

Después de otro año en los libros, los inversores y los fanáticos de Tesla se preguntan qué les deparará el 2024. Aunque de ninguna manera es un pronosticador ni alguien que posee una bola de cristal, Black dice que hay algunas cosas a las que hay que prestar atención.

Black ya ha mencionado el efecto del margen bruto y el posible tocar fondo, lo que algunos analistas creen que ya ha ocurrido. Black dice que hay que estar atento al año 2024, cuando prevé que el margen bruto aumentará de aproximadamente el 16% al 17% y cambiará el próximo año. Y, por supuesto, ha notado el “efecto halo” que el Cybertruck producirá en los demás vehículos de Tesla.

Pero hay más. Black cree que Tesla revelará más detalles de su automóvil de próxima generación y cambiará las reglas del juego. «Para mí, el vehículo de 25.000 dólares es donde Tesla puede conseguir hasta 5 millones de unidades. Estás entrando al mercado del mercado masivo. Tesla es vista como una marca de lujo; todo el mundo querrá eso y obtendrán un crédito de 7.500 dólares por ello si lo compran dentro de Estados Unidos”, indicó Black quien cree que el efecto del crédito fiscal federal para vehículos eléctricos podría hacer que este vehículo Tesla de próxima generación sea omnipresente.

Por último, el presidente de la Reserva Federal, Jay Powell, y el FOMC darán un gran impulso a Tesla, si las proyecciones del banco central sobre las tasas de interés para 2024 se mantienen intactas.

“Vimos a la Reserva Federal dar un giro, a falta de una palabra mejor. Van a empezar a bajar los tipos en primavera. Podemos ver eso en el diagrama de puntos. Eso ayuda más a las acciones de crecimiento de larga duración, es decir, acciones de P/E alto, donde las ganancias y los flujos de efectivo están dentro de un par de años. Estás descontando las ganancias a una tasa más baja, eso ayuda a Tesla”, indicó Black.

Por último, pero no menos importante, está el director ejecutivo, Elon Musk. El hombre con una visión ambiciosa y el impulso para llevar a sus ingenieros y trabajadores al límite para lograr enormes ganancias para lo que muchos consideran los vehículos eléctricos más avanzados del planeta.

Pero tiene una manera, por decir lo menos, de meterse en la boca y empañar a sus empresas con su mera presencia.

Black cree que la marca Tesla se ha visto afectada este año debido a los comentarios de Musk. E incluso los alcistas de Tesla como él tienen que reconocer el daño colateral causado por Musk a Tesla.

«No ayuda a la marca Tesla, nos guste o no», añadió Black. «Musk es parte de la marca Tesla. Es uno de los pocos directores ejecutivos, cuando la gente piensa en la marca, también piensa en el director ejecutivo«.

Teslacerraba la semana pasada al alza en los 253.40 dólares. La media móvil de 70 periodos se encuentra debajo de las tres últimas velas, RSI en los 63 puntos y las líneas del MACD permanecen sobre el nivel de cero.

La resistencia a mediano plazo se encuentra en los 268.94 dólares. Mientras, los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Estrategias de Inversión