El contexto geopolítico, los elevados déficits fiscales y la inflación se mantendrán como las principales fuentes de volatilidad para los mercados en el segundo semestre de 2024. “La geopolítica sigue generando inquietud, pero al igual que analizamos la geopolítica, creo que podríamos observar los déficits fiscales en el mundo y la inflación”, afirma William Davies, Chief Investment Officer de Columbia Threadneedle Investments. Sin embargo, el hecho de que los bancos estén actuando juntos y al unísono, y compartan políticas da algo de respaldo a los mercados y podría reducir esta volatilidad.

La política monetaria será otro de los focos de interés durante la segunda mitad del año. Así, de mantenerse la senda bajista de los tipos de interés por parte de los bancos centrales, la gestora de activos apunta que la economía mundial continuaría mostrando resiliencia. En este sentido, la evolución de la inflación será clave. “La inflación se situará en cotas más altas en años venideros respecto de la década de 2010 y de los 2000, cuando se hallaba, por lo general, por debajo del 2%. Descartamos volver a ver niveles de entre el 5% y el 9% en los próximos años, pero ese último ajuste desde el 3%/4% en EE. UU. hasta el objetivo del 2%, va a ser difícil de conseguir”, añade.

A este desafío se le añade el de los déficits fiscales de los principales países cuyo coste se ha incrementado como consecuencia de unos tipos de interés más elevados. “Si los tipos de interés son cercanos a cero, el coste del servicio de esta deuda no tiene por qué ser tan elevado, aunque con la situación actual el coste es mucho mayor”, añade Davies.

Crédito IG y Small Caps, las clases de activos recomendados ante el escenario de bajadas de tipos de interés

En renta fija, Columbia Threadneedle se muestra constructivo en crédito IG y destaca que, aunque la política monetaria y las valoraciones no son favorables, lo más importante es que los fundamentales de las empresas sí lo son.  Es la primera vez en 20 años que el crédito IG ofrece una mejor rentabilidad que la renta variable. En concreto, los rendimientos del crédito IG global rondan el 5%, frente al rendimiento del S&P 500, que ronda el 4% (Figura 1). “Estos rendimientos más altos hacen que sea más probable que esta clase de activos pueda retomar su papel como elemento diversificador dentro de las carteras multiactivos después de una década de bajos rendimientos que limitaron esa capacidad”, explican desde la gestora.

Desde el punto de vista geográfico, los expertos de Columbia Threadneedle Investment pronostican en EE. UU. un crecimiento de ingresos del 2% para este año y del 3,4%[1] para el próximo año. En Europa, también mejoran sus previsiones de ingresos para este año del 0% al +1,8% y al +2,4%[2] el año que viene.

En cuanto a sectores, la gestora global señala el de telecomunicaciones ante el despliegue definitivo de la fibra óptica en Europa y dentro de un contexto de precios más altos que impulsan los márgenes; el sector sanitario que se encuentra en fase de desapalancamiento; el sector inmobiliario ante la apertura del mercado de operaciones corporativas que mejorarán el saldo de caja y reducirán el apalancamiento de estas compañías; el sector de medios de comunicación, por su buen posicionamiento para aprovechar los beneficios de la IA o el sector industrial, beneficiado de las tendencias seculares de electrificación y digitalización. La firma se muestra más cautelosa en el sector de bienes de consumo por los elevados costes de materias primas y una menor demanda de los consumidores.

En este escenario, la gestora global respalda la inversión en renta variable, en particular en small caps, lo que implica que es muy posible que veamos nuevas subidas en los mercados bursátiles en la segunda mitad del año. “Si nos fijamos en lo que ha impulsado los mercados en los últimos 18 meses, las compañías de gran capitalización han cosechado mejores resultados. Sin embargo, si miramos hacia 2024 y 2025, creo que resulta muy posible, incluso probable, que asistamos a una ampliación del mercado”, puntualiza Davies.

Desde Columbia Threadneedle Investments sostienen que la mayor parte de las compañías de gran capitalización se beneficiaron de los tipos de interés “irrisorios” en 2020, por lo que actualmente se observa en este segmento de empresas, una deuda a un plazo bastante largo y unos tipos reducidos. “Por esa razón, no es tan sensible a los tipos de interés como la gente piensa”, puntualiza Melda Mergen, Global Head of Equities de Columbia Threadneedle Investments.

En este sentido, son las compañías de menor capitalización o con deuda a más corto plazo las que constituyen una oportunidad de inversión dentro de la renta variable. “Una bajada de los tipos representaría un bálsamo para estas compañías, por lo que se acogería de muy buen grado”, añade Mergen.

La gestora global pone el foco en Europa y mercados emergentes, si bien mantiene una filosofía “Stock Picking” para identificar a los ganadores locales que exhiban un notable descuento en estos mercados.

TE INTERESA

Si quiere aprender a invertir y gestionar su patrimonio, Estrategias de Inversión ha desarrollado un curso on.line para que aprenda a invertir a corto, medio y largo plazo con nuestro curso on.line para aprender a invertir en bolsa y fondos de inversión con dedicación de 15  minutos al día aprendera tanto Análisis Tecnico, Análisis Fundamental , Macroeconómico u operativa con fondos de inversión y ETFs para aplicarlo a sus inversores

Cualquier inversor puede formarse con uno de nuestros cursos más globales para invertir. Más información AQUÍ 

En estrategias de Inversión llevamos más de 20 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión