Muy atentos al mercado inmobiliario para saber cómo va a evolucionar de cara al próximo ejercicio 2023 después de que el Euríbor haya superado la barrera del 3% ante la última subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) esta misma semana. Así, el índice alcanza cifras récord que no se veían desde el 2008, año al que muchos asocian el boom de la burbuja inmobiliaria. 

El BCE ha subido los tipos de interés 50 puntos básicos y ha anunciado que esto no acabará aquí, «3l Consejo de Gobierno estima que los tipos de interés tendrán que incrementarse aún significativamente a un ritmo sostenido hasta alcanzar niveles suficientemente restrictivos para asegurar que vuelvan a situarse de forma oportuna en el objetivo del 2% a medio plazo.» Ante las contundentes declaraciones de Christine Lagarde, presidenta de la institución europea, se prevé que los tipos sigan subiendo durante la primera mitad del próximo ejercicio 2023.

Antes las nuevas noticias, los usuarios se hacen preguntas como ¿Comprar o alquilar un piso? ¿Qué comunidad autónoma tiene los precios de las viviendas más baratos? ¿Cuándo bajarán los precios de la vivienda? Pues a pesar de que la respuesta no es nada sencilla, podemos distinguir ciertas diferencias entre unas opciones u otras.

Las grandes ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia siguen formando parte del grupo de ciudades más caras para vivir en España, zonas en las que la demanda sigue aumentando casi al mismo ritmo al que lo hacen los precios de la vivienda, tanto para la opción de compra, como para la de alquiler. A estas se suman zonas turísticas como Málaga, Alicante, las Baleares o las Islas Canarias.

Si hacemos la distinción por Comunidades Autónomas, Andalucía es la que tiene mayor extensión y, a su vez, los mayores extremos entre el precio de las viviendas dependiendo de cada capital de provincia, siendo Cádiz una de las ciudades españolas más caras y Jaén, de las más baratas. Muy similar, Castilla-La Mancha con Guadalajara y Toledo liderando los precios altos, muy por encima de Albacete, Cuenca o Ciudad Real.

Por su parte, Aragón mantiene un precio más estable entre sus provincias, aunque destaca Zaragoza algo más por encima de Huesca o Teruel, donde podemos encontrar precios algo más asequibles. En una posición media se encuentra también Castilla y León, donde destaca Valladolid por sus altos precios en inmuebles y Zamora como la capital de provincia más barata de España en unos 1.018 euros el metro cuadrado. Por su parte, Extremadura se mantiene en el entorno de los 1.236 – 1.144 euros/metro cuadrado para Badajoz y Cáceres respectivamente.

En Asturias, el precio medio por metro cuadrado de Oviedo está en los 1.447 euros, mientras que en Gijón alcanza los 1.834 euros por metro cuadrado. Precios más dispares los de Galicia, con una media de 1.805 euros por metro cuadrado en A Coruña y 1.075 €/m2 en Lugo.

Santander forma parte de las Comunidades Autónomas más caras de España, en los 1.779 euros por metro cuadrado. A esta se suman Cataluña y Madrid (entorno a los 3.599 euros el metro cuadrado en las capitales).

Además, Murcia se mantiene estable con una media de 1.258 euros el metro cuadrado; Navarra en torno a los 2.016 euros/m2; País Vasco con un precio medio de 2.244 euros en su ciudad más cara (Vitoria); La Rioja está en los 1.335 euros de media el metro cuadrado; y la Comunidad Valencia en su media se establece en los 1.765 euros/m2. 

Estrategias de Inversión