Aún no empieza el 2023 y los inversores ya están evaluando lo que podría pasar con Bitcoin para 2024 cuando la cantidad de tokens tenga su próxima reducción o halving. El informe de Messari señala que podría llevar a un repunte del valor, pero los ingresos y tarifas de los mineros se reduciránsegún Suzuki Shillsalot en Ambcrypto.

Vaso medio lleno

Una reducción a la mitad de Bitcoin es un evento que ocurre cuando la recompensa por extraer transacciones de Bitcoin se reduce a la mitad. Como se puede ver en la imagen a continuación, la reducción a la mitad siempre se encontró con un aumento en los precios y una recuperación momentánea.

Aunque esta reducción a la mitad podría tener un efecto similar en los precios de Bitcoin en el futuro, los mineros podrían verse afectados.

Reducir las recompensas de Bitcoin a la mitad tendría un impacto negativo en la industria minera que ya sufre. Según Glassnode, los ingresos de los mineros habían alcanzado un mínimo de un mes.

Las tarifas que se pagaban a los mineros también habían disminuido y también habían alcanzado un mínimo de un mes, según Glassnode. Esta disminución de los ingresos y las tarifas antes del halving podría representar una seria amenaza para los mineros.

Para que la minería siga siendo rentable, los precios de Bitcoin tendrían que dispararse a nuevas alturas.

Sopesando los pros y los contras de Bitcoin

Las perspectivas de Bitcoin parecían inciertas. El número de direcciones con más de una moneda había alcanzado un máximo histórico de 192.000. Esto sugirió que había un creciente interés en Bitcoin por parte de grandes inversores.

Aunque las grandes direcciones habían mostrado su interés en Bitcoin, la cantidad de inversores que iban en largo con BTC había disminuido. Como se puede ver en la imagen a continuación, la cantidad que mantuvieron una posición larga en Bitcoin disminuyó durante el último mes.

El 12 de noviembre, el 70% de los principales inversores habían apostado mucho por Bitcoin. Desde entonces, ese valor se redujo y el porcentaje que iba en largo con Bitcoin era del 53/19%, según los datos proporcionados por Coinglass.

Otro factor que podría afectar los precios de Bitcoin podría ser el incentivo de los titulares a corto plazo para vender sus posiciones. En la imagen a continuación, se puede ver que la relación entre el valor de mercado y el valor realizado (MVRV) aumentó. Esto implicaba que vender Bitcoin generaría una ganancia.

A pesar de que los tenedores a largo plazo y los maximalistas no estaban dispuestos a vender, una diferencia entre largo y corto decreciente mostró que los tenedores a corto plazo se beneficiarían de este comercio. Si los vendedores a corto plazo sucumben a la presión de venta, podría provocar una ligera depreciación de los precios de Bitcoin en un futuro próximo.

Bitcoin cotiza en los 17.100 dólares en la apertura del lunes y la media móvil de 70 periodos se mantiene por encima de las últimas velas.

Apúntate gratuitamente al boletín semanal de Critoactivos, NFTs y Metaverso

Estrategias de Inversión