La inflación persistente, la ralentización económica y la crisis energética están afectando al mercado, que acumula varias semanas de turbulencias y un 2022 bastante complicado para los inversores. En lo que llevamos de ejercicio, el Ibex 35 acumula unas caídas del 6,84%, mientras que para otros de sus comparables europeos las caídas son incluso mayores: el DAX se deja un 17,24%, el CAC 40 un 12,78% y el FTSE MIB un 17,74%. 

El último dato de inflación de Estados Unidos, aunque se moderó en tasa anual hasta el 8,3%, repuntó ligeramente en tasa mensual, alimentando los temores de que todavía no se ha visto el pico de la inflación y, con ello, de que la Reserva Federal sea más agresiva en sus alzas de tipos, dañando con ello la economía. 

En este entorno, ¿cómo debemos enfocar nuestra inversión?

Según explica Javier Etcheverry, responsable en España de Activtrades, «en mercados convulsos debemos manejar nuestra inversión de forma activa». El estilo de inversión, explica el experto, de comprar en un activo y esperar a que repunte para que nos dé beneficios al venderlo, ya no puede llevarse a cabo en un mercado así. 

Opciones de inversión que señala el experto serían, por ejemplo fijarse en materias primas alimentarias, que seguirán siendo necesarias para el consumo, y van a subir de precio porque para su transporte tendrán que repercutir el coste mayor de los combustibles. Entre ellas, podemos mirar al trigo y a la soja. También hay opciones dentro del Ibex 35, pero hay que tener en cuenta que ya no se debe comprar y sentarnos a esperar, apunta Etcheverry y recuerda que se pueden aprovechar distintas estrategias de inversión, tanto largos, como en cortos o ETFs.

Estrategias de Inversión