La industria de los semiconductores, a menudo poco conocida y comprendida por el público en general, está ganando cada vez más visibilidad en la actualidad, especialmente en Europa. La pandemia del COVID-19 ha destacado la importancia de esta industria en la economía, lo que ha llevado a un aumento en la atención tanto de los medios como de los líderes políticos, generando cuestionamientos sobre la soberanía en este ámbito.

La producción de semiconductores se concentra principalmente en Taiwán, que alberga el ecosistema microelectrónico más grande y avanzado del mundo. Esta isla es el hogar de TSMC, una gigante tecnológica que es el único actor capaz de fabricar en grandes cantidades los chips más avanzados del mundo, atendiendo a clientes de renombre como NVIDIA y Apple, así como a aplicaciones críticas en seguridad, incluyendo las militares y de ciberseguridad.

Vean las principales empresas y su gasto en chips de Inteligencia Artificial:

Es relevante mencionar que la fabricación de estos chips avanzados requiere equipos altamente especializados, que son dominados por un pequeño número de jugadores, en su mayoría de origen europeo, estadounidense y japonés. Estos actores no solo son considerados activos nacionales, sino también herramientas clave en las negociaciones internacionales.

Podemos observar que la Inteligencia Artificial, por mucho que hayan subido otras empresas, están aún muy lejos de lo que pueda considerarse una burbuja.

En este contexto, Europa tiene un papel crucial y está decidida a no quedarse atrás. Cuenta con un sólido ecosistema de fabricantes de equipos, como ASML, y en la producción de chips analógicos, como sensores y gestión de energía. Sin embargo, a diferencia de Estados Unidos y Japón, Europa carece de capacidad para producir chips avanzados o de memoria.

Para fortalecer su posición a nivel global, Europa ha lanzado un ambicioso plan de incentivos de 43.000 millones de euros, gran parte de los cuales se destina a apoyar a los fabricantes en la construcción de fábricas de semiconductores. Estos esfuerzos ya están dando resultados con la construcción de la mayor fábrica de semiconductores de Europa, que pertenece a Intel y se encuentra en Alemania.

Según Ivan Diez, socio director del sur de Europa y America de Lonvia Capital, » Europa muestra un compromiso evidente en aumentar su presencia en el mercado de semiconductores a nivel mundial y está tomando medidas concretas para lograrlo». Sin embargo, no es la única región que busca fortalecer su posición en este ámbito.

La entrada de dinero en fondos y etfs de Inteligencia Artificial no para de crecer.

Es fundamental apoyar al sector en la creación de capacidades de producción y en el desarrollo de un ecosistema sólido en el campo de la microelectrónica. Este enfoque debe centrarse en enriquecer un ecosistema fuerte, capaz de formar y retener talento en diferentes regiones del mundo. » las pequeñas empresas europeas y de EEUU centradas en estas tecnologías serán las ganadoras del futuro». 

TE INTERESA PARA INVERTIR

Descubre los valores con mejores fundamentales para invertir y con tendencia alcista en bolsa en este momento

Nuestro equipo de análisis sigue los mercados en tiempo real y realiza carteras de inversión (tendenciales, global macro y de fondos de inversión) , análisis , informes independientes y herramientas para que los inversores inviertan con información y análisis profesional.

Descubrelo en la zona premium

En estrategias de Inversión llevamos más de 19 años haciendo que los inversores logren rentabilizar sus inversiones de forma recurrente.

Estrategias de Inversión