¿Cómo Elon Musk piensa recuperar su enorme acuerdo salarial?

¿Cómo Elon Musk piensa recuperar su enorme acuerdo salarial?

El enorme acuerdo salarial para el CEO de Tesla, Elon Musk, de 2018 valorado en 56 mil millones de dólares podría ser revivido gracias a una ley corporativa de Delaware poco conocida que permite corregir defectos de procedimiento a pesar de la anulación del mismo en enero según Tom Hals y Jody Godoy en Yahoo Finance.

El fabricante de vehículos eléctricos propuso el miércoles someter el acuerdo salarial de Musk de 2018 a votación de los accionistas, a pesar de que un juez de Delaware lo anuló en enero.

Tesla está utilizando una sección poco conocida de la ley corporativa de Delaware que permite a las empresas corregir defectos de procedimiento que de otro modo anularían sus decisiones en la sala de juntas.

Tesla calificó el enfoque de «novedoso» en su presentación de valores y dijo que el comité especial de la junta que lo aprobó no podía predecir cómo sería tratado bajo la ley de Delaware.

Eric Talley, profesor de la Facultad de Derecho de Columbia, dijo que la disposición pretende ser una «curita» para los errores técnicos de las juntas directivas, no para deshacer fallos judiciales importantes.

Tesla dijo en la propuesta que miles de accionistas estaban indignados por el fallo del canciller de Delaware, Kathaleen McCormick, quien encontró que los directores de Tesla no eran independientes cuando recomendaron el paquete «insondable» y no negociaron con Musk.

McCormick dictaminó, después de años de litigio y un juicio de una semana de duración, que esos y otros detalles clave fueron ocultados a los inversores antes de que votaran para aprobar el paquete salarial.

Tesla propuso solucionar esto de dos maneras. En un intento por eliminar los conflictos en la junta directiva, hizo que una directora independiente, Kathleen Wilson-Thompson, revisara el acuerdo salarial de 2018 para decidir si era lo mejor para los accionistas.

Además, dará a los accionistas la oportunidad de votar nuevamente después de revisar las conclusiones de McCormick. Los accionistas tendrán 120 días para impugnar la propuesta si es aprobada.

Tesla no intentó corregir los fallos en las negociaciones que McCormick identificó. La compañía no propuso un nuevo paquete salarial a Musk ni contrató nuevos consultores de compensación para revisar el acuerdo salarial récord, según la propuesta de la compañía.

Si los accionistas lo aprueban, Talley y otros dijeron que podría facilitarle a Musk ganar la apelación en la Corte Suprema de Delaware, porque podría trasladar a los demandantes la carga de demostrar que la paga de Musk era injusta. En el juicio, Musk tuvo que demostrar que el pago y el proceso fueron justos.

Pero otros expertos dijeron que era casi seguro que la propuesta provocaría más demandas de los accionistas.

En parte, esto se debe a que el paquete salarial entró en vigor en 2018 y recompensaba a Musk si Tesla alcanzaba ciertos hitos, lo que pronto hizo. Musk recibió opciones para comprar alrededor de 304 millones de acciones de Tesla con un gran descuento, aunque nunca ejerció esas opciones.

Ann Lipton, profesora de derecho corporativo en la Universidad de Tulane, dijo que no está claro si Tesla ahora puede pagarle a Musk no por lograr hitos futuros, sino por desempeño pasado. Lipton agregó que podría considerarse un desperdicio de activos corporativos.

«Están diciendo que básicamente le estamos dando dinero porque nos gusta mucho y no por ninguna otra razón. Eso no es algo que se pueda ratificar simplemente con el voto mayoritario de los accionistas», añadió Lipton.

La propuesta anunciada por la compañía el miércoles plantea interrogantes sobre si las decisiones de la junta directiva que supuestamente violan los deberes fiduciarios para con los inversionistas pueden borrarse dejando que los accionistas, en lugar de un juez, decidan qué es aceptable.

Los expertos en derecho de Delaware dijeron que desconocían precedentes para anular un fallo judicial utilizando el voto de los accionistas de esta manera.

«Ésa es la cuestión de los 56.000 millones de dólares», dijo Larry Hamermesh, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Widener de Delaware. «Su posición claramente es que todo lo que necesitamos hacer es que los accionistas digan: ‘Oh, no, lo escuchamos, canciller, pero esto está bien para nosotros'».

Tesla cerraba la sesión del miércoles a la baja en los 154.80 dólares. La media móvil de 70 periodos se mantiene encima del precio, RSI a la baja en los 34 puntos y las líneas del MACD debajo del nivel de cero.

El soporte a mediano plazo se encuentra en los 153.75 dólares. Mientras, los indicadores de Ei se muestran en su mayoría bajistas.

Estrategias de Inversión