¿Cómo ven la posible recesión y el impacto en el sector tecnológico?

Desde Franklin Templeton, que llevamos 75 años en el mundo de la inversión, compartimos dos reflexiones. La primera sería que ya hemos pasado por diez recesiones, y la buena noticia es que después de estas recesiones nos hemos recuperado y los mercados se han recuperado. La segunda reflexión es que hay diferentes tipos de recesiones, recesiones que son más suaves, más fuertes… En este caso, pensamos que la recesión va a ser moderada porque el consumidor americano, que representa el 70% del PIB americano, ha llegado en una forma bastante buena a este momento. Por un lado, el mercado laboral está fuerte con un paro muy bajo; por otro lado, el nivel de endeudamiento de las casas es el más bajo de los últimos 50 años, no tienen muchos créditos; y, por último, el nivel de ahorro con el que ha llegado es importante, ya que durante la época del Covid ha gastado menos dinero y eso hace que pensemos que la recesión va a ser moderada. ¿Cómo va a afectar al sector tecnológico? Para las compañías de software y de servicios de alta calidad pensamos que les va ser complicado generar nuevos negocios en un período de recesión, sin embargo creemos que van a tener una relativa facilidad para renovar los contratos que ya tienen, especialmente en aquellos negocios que se dirigen a compañías y se ha convertido en el día a día para el funcionamiento de ellas. Para negocios que son más cíclicos como puede ser el hardware o semiconductores, como venimos de un período en el que la cadena de suministros se ha roto, las peticiones que ha habido de material han sido importantes durante todo ese periodo y el año que viene veremos que todo eso va a ir llegando y generar unos ingresos recurrentes. En un momento de recesión en Franklin Templeton buscamos compañías de alta calidad que sean líderes y que tengan ventajas competitivas, para que les ayude a ganar cuota de mercado en un período de recesión, buscamos empresas que estén bien capitalizadas, y por ultimo, con la capacidad de trasladar precios al cliente y también generar ingresos recurrentes.

¿Cuáles son las razones de las caídas en el sector tecnológico?

Creo que hay tres principales razones por las cuales las acciones tecnológicas están cayendo con fuerza. La primera es los tipos de interés, ya que al calcular el valor de las compañías tecnológicas, como tienen unos ingresos futuros importantes, una subidas de tipos de interés hace que las valoraciones caigan. Por otro lado, ahora que estamos en un momento complicado para el mercado se está castigando a aquellas compañías que invierten más en sus negocios, que no están reduciendo costes, y este es el caso de las tecnológicas, que necesitan invertir para generar rendimientos de cara al futuro. Y por otro lado la reapertura de las economías hace que cada vez pasemos más tiempo de ocio fuera de nuestra casa y gastemos menos en negocio online o digital.

¿Están baratas las compañías tecnológicas?

Para saber si están baratas tenemos que poner en contexto dos cosas: el precio al que están cotizando esas compañías y la capacidad de beneficios que van tener esas compañías de cara al futuro. Por la parte del precios, hemos visto un fuerte castigo en las compañías tecnológicas, uno de los mayores en la historia ya que muchos de los índices tecnológicos han caído más de un 50% y muchas de las empresas tecnológicas se encuentran cotizando a niveles pre-pandemia. En cuanto a los beneficios de las empresas que tenemos en cartera, los beneficios estimados para los próximos 3-5 años están en torno a un 30%. ¿Esto se va a ver dañado por la recesión? Sí. Históricamente una recesión suave ha hecho que los beneficios se recorten en la bolsa americana en tono a un 25% y en una recesión fuerte un 50%; aquí la clave está en elegir cuáles son las empresas que mejor van a resistir a esta recesión y nosotros nos encontramos muy cómodos con las compañías que tenemos en cartera y pensamos que están cotizando con un descuento importante con respecto a su valor intrínseco.

¿Cuáles pueden ser los catalizadores para la recuperación del sector tecnológico?

Desde Franklin Templeton pensamos que hay dos catalizares importantes, uno es que la inflación se contenga y otro que las compañías sean capaz de mantener sus ingresos. En cuanto a la inflación, ya estamos viendo señales de indicadores adelantados que hacen que la inflación en el corto-medio plazo se puede mitigar, es decir, por ejemplo la inflación a 2 y 5 años está a niveles del 2% muy distintos de los 8% que estamos viendo en inflación en estos momentos. Nosotros pensamos que eso va a hacer que la política monetaria cada vez vaya siendo menos restrictiva y eso ayudará a las compañías en bolsa. Y por otro lado en un entorno de recesión si las compañías son capaces de mantener el nivel de ingresos (y nosotros tenemos bastante confianza en que las tecnológicas lo hagan), es el otro catalizador que nosotros vemos para una recuperación del mercado.

Tener la sede de Franklin Templeton en Sillicon Valley, como compañía tenéis la oportunidad de ver nuevas ideas y tendencias innovadoras, ¿dónde cree que veremos la principal innovación en los próximos años?

El hecho de estar en Sillicon Valley nos está permitiendo ver que lo que tenemos por delante en esta transformación digital es una oportunidad de inversión de multi-décadas y de multi-millones de dólares. Al final lo que estamos viendo es que gracias a la tecnologías las compañías van a ser mucho más capaces de identificar cuales son las necesidades de los clientes y los productos que les gustan, y también por la parte de producción van a ser mucho más capaces de producir cosas a medida para estos clientes. Y esto no sólo pasa en compañías tecnológicas sino en todo tipo de sectores. El negocio del 5G, en el negocio de la nube, en el negocio de inteligencia artificial, el análisis de datos… son las tendencias donde vemos oportunidades de cara al futuro.

¿Que hace de Franklin Technology un fondo único?

Pensamos que el Franklin Technology es un fondo único por tres razones. La primera es la experiencia; en Franklin Templeton llevamos invirtiendo más de 60 años en innovación y tecnología. El fondo llegó a España hace más de 20 años y los resultados de la última década han sido muy buenos con una rentabilidad media de dos dígitos anualizado. Por otro lado, el equipo es uno de los más expertos en el sector con una media de 18 años de experiencia en inversiones. Además, estar en Sillicon Valley nos hace tener un muy buen acceso a la información, de hecho no sólo invertimos en cotizadas sino que tenemos una pequeña parte de la cartera en empresas no cotizadas que nos dan mucha inteligencia para saber que es lo que viene en el futuro. Por último, somos una compañía que invierte a largo plazo, un ejemplo de eso es que las 20 compañías más importantes que tenemos en la cartera las tenemos desde hace más de 6 años, y esto nos da una ventaja competitiva importante frente a otros inversores que buscan más el corto plazo. Por todo ello, pensamos que este fondo está muy bien posicionado para beneficiarse de esa tendencia a la digitalización.

Estrategias de Inversión