En agosto 2020, Citigroup transfería por error 900 millones de dólares a los acreedores de Revlon y un grupo de fondos de cobertura que poseía alrededor de 500 millones de dólares se negaba devolver la transferencia. Dos años y poco más después, el banco ganó la apelación en un tribunal de apelaciones exigiendo la devolución del capital transferido incorrectamente según Sujeet Indap y Joshua Franklin en Financial Times.

Un juez de la corte federal de distrito confirmó su posición y dictaminó el año pasado que la ley permitía a los acreedores quedarse con el dinero porque, en parte, no tenían motivos en ese momento para creer que el pago fue erróneo.

El jueves, los jueces de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de EE. UU. en Nueva York rechazaron la justificación del juez de distrito y devolvieron el caso a la corte inferior para que dictamine nuevamente con base en su guía.

Los fondos de cobertura, que incluyen a Brigade Capital Management y HPS Investment Partners, “no están protegidos de los reclamos de restitución de Citibank”, escribieron los jueces de apelaciones, señalando que estaban al tanto de “banderas rojas de advertencia que consisten en hechos que sugieren un accidente o error”.

El fallo indicó que “las circunstancias eran lo suficientemente sospechosas como para que los prestamistas debieron levantar el teléfono para consultar con Citigroup y, de haberlo hecho, se habrían dado cuenta rápidamente de que el pago fue un error”, dijo Eric Talley, profesor de la Facultad de Derecho de Columbia, quien había presentado un escrito de amigo de la corte argumentando que el juez de la corte de distrito había fallado incorrectamente.

La incertidumbre sobre el pago de 900 millones de dólares había perturbado el negocio de Revlon, que se declaró en quiebra en junio en medio de una crisis en la cadena de suministro. La compañía le dijo al tribunal de quiebras que sus esfuerzos por recaudar capital fresco se vieron interrumpidos por su incapacidad para identificar a todos sus acreedores debido al litigio sobre el pago de Citi.

La propia Citi había argumentado en el tribunal de quiebras que si no recuperaba los 500 millones de dólares, tenía derecho a convertirse en demandante de quiebra de Revlon por esa cantidad.

El banco dijo el jueves que el fallo de la corte de apelaciones reafirmó la opinión de que los fondos transferidos deberían ser devueltos.

“Si bien Citi ha tomado medidas para reducir la probabilidad de un error de este tipo en el futuro, la decisión de hoy proporciona una estabilidad bienvenida y mantiene el concepto de cooperación necesario para un mercado de préstamos sindicados que funcione bien”, añadió el banco.

El error de transferencia de Citi puso de relieve la infraestructura tecnológica del banco. Más tarde en 2020, le siguió una multa de 400 millones de dólares de los reguladores bancarios de EE. UU. por deficiencias en los sistemas de control y riesgo. En una orden de consentimiento acordada por el banco, la Reserva Federal ordenó al grupo actualizar sus procesos y su tecnología.

Citigroup cerraba la sesión del jueves en los 49.88 dólares y la media móvil de 70 periodos se encuentra sobre el cierre de la última vela. Mientras, los indicadores de Ei se muestran mixtos.

Estrategias de Inversión