Teniendo en cuenta la situación macro y de volatilidad empresarial que se ha creado en China a raíz de Evergrande, ¿cuál sería un efectivo asset allocation en este mercado?

(Bruno Patain) Hay que recordar que China sigue creciendo, y lo hace de una manera más rápida que EEUU y Europa. En estos momentos, lo que estamos viendo en China es algo querido por el Gobierno, es decir, dado que ellos tienen una serie de ventajas a nivel de crecimiento de PIB, están deseando hacer unas reformas y hacer un parada para luego volver a correr más rápidamente. Desde Occidente, tenemos la idea de que hay una pérdida de control por parte del Gobierno chino, pero no es así. El gobierno chino avisó hace tiempo que había una burbuja inmobiliaria, y alertó a empresas como Evergrande de su apalancamiento. En cualquier caso, teniendo en cuenta la situación, creemos que un asset allocation ideal sería un 85% en renta fija y un 15% en renta variable; entrando más en detalle, en renta fija estamos pensando sobre todo en deuda soberana o cuasi-soberana y en renta variable en los sectores que estarían ahora menos afectados. En renta variable la volatilidad es muy alta en los últimos 15 años, desde que hemos empezado a poder invertir, pero esto refleja al fin y al cabo un mercado joven. Por ello, teniendo en cuenta esta volatilidad y que el mercado aún no está muy maduro, creemos que una inversión del 85% en renta fija y 15% en variable tiene más sentido y se optimiza la ratio de sharpe.

(Raquel Blázquez) Si queremos tener una exposición a las dinámicas de crecimiento a nivel global no podemos obviar China en nuestro asset allocation de distribución de activos. Por poner datos encima de la mesa, en los últimos 30 años, el PIB de China ha pasado de pesar un 2% a nivel mundial a pesar un 16%, por lo tanto ha multiplicado por 8. En los últimos diez años, el PIB de China ha pasado de 5.000 billones de dólares al entorno de los 15.000/16.000 billones de dólares el año pasado. Estamos viendo como en los índices globales tanto de renta fija como de renta variable el peso de China va creciendo, aunque todavía está por debajo de su peso a nivel de PIB: en un índice global de renta variable, China pesa un 4% y en un índice global de renta fija China pesa un 7,5%. Tengamos en perspectiva que en el PIB mundial pesa un 16%. Por otro lado, a nivel de inversión nosotros no tenemos una asignación concreta de renta variable y fija, sino que va en función del perfil de riesgo y de inversión de cada cliente.

¿Cuáles son las mayores ventajas de China frente a otros países emergentes?

(Bruno Patain) Si miramos hacia los mercados emergentes, y nos centramos en los más grandes, que son Rusia, India, Brasil, China e incluso Turquía, a día de hoy tenemos un país que principalmente ha crecido de verdad, mientras que los demás están prácticamente igual. Creemos que cuando miramos a los emergentes, hay que separar China del resto del mercado. Es decir, que si hoy se comprara una estrategia de renta fija global emergente, habría que tratar a China como un mercado aparte, porque, además, el comportamiento de sus activos tampoco es parecido al de otros países emergentes. ¿Por qué China? En primer lugar, destacar su boyante crecimiento en la historia y sus muchas perspectivas más claras que en otros países. Además, la población de 1.400 millones es uno de los grandes enfoques del plan quinquenal del gobierno de fomentar el consumo interno, por lo que hay muchas perspectivas por ahí. Por otro lado, China ha firmado hace casi un año un acuerdo comercial con 14 países de Asia Pacifico; China está invirtiendo en lo que se llama la nueva ruta de seda, que es todo Asia Central, un acuerdo que también fue firmado por Japón y Corea del Sur , tradicionalmente aliados por EEUU. En definitiva, las razones para apostar por China es porque las perspectivas son asombrosas y es un país que está muy bien gestionado. Problemas de inmobiliario por supuesto que hay, pero es un país con un potencial tremendo y con un gobierno muy enfocado en lo que quiere hacer.

(Raquel) Creo que una de las ventajas de China frente a otros mercados emergentes es, nos guste o no, su sistema político, que le da una estabilidad y marca esos planes quinquenales que son una clara hoja de ruta con unos objetivos definidos para cinco años. Ahora están transicionando de un crecimiento económico basado en la cantidad y en el apalancamiento y quizás menos ordenado, a un crecimiento económico basado más en la calidad, más equilibrado, más centrado en la sostenibilidad (tienen como objetivo ser neutros en carbono en 2060). Pero la ventaja de China frente a otros emergentes es la estabilidad gubernamental que no vemos en otros países por ejemplo de Latinoamérica, y eso es todo una ventaja para fijar la ruta clara en cuanto a las dinámicas de crecimiento económico.

Pero los riesgos también existen… ¿cuáles son, en su opinión, los principales?

(Raquel) Centraría los riesgos en tres bloques: riesgos económicos, riesgos geopolíticos y riesgos sociales. Los riesgos económicos estarían en esta transición que se está produciendo de modelo económico, en conseguir que esa transición sea ordenada y que ese desapalancamiento de la economía se haga de forma ordenada y no genere una crisis o contagio sistémico; además, que esa transición que está generando China no frene la entrada de inversión extranjera o que no haga que se abran menos a capital internacional como ha venido haciendo en los últimos años; y desde el punto de vista económico también el tema de suministros de materias primas. En la parte política, destacarían esos conflictos de China con el mundo occidental, China dentro del Mar de China… eso siempre es un foco de incertidumbre. Y a nivel social, en un mundo cada vez más globalizado, como la población sigue aceptando o no al partido comunista chino (estabilidad y paz social).

(Bruno) El presidente de China está volviendo a hablar de un concepto que no es nuevo, el de la prosperidad común. China quiso crecer durante años a la mayor velocidad posible, es decir, mayor PIB posible inyectando básicamente «esteroides» en su economía, y eso ha creado muchas historias que no parecen muy comunistas (grandes fortunas y empresas que pueden llegar a tener un poder financiero o económico muy grande). Ahora mismo China puede mirar con orgullo hacia todo lo que han conseguido: estamos hablando de un país que ha reducido mucho la pobreza que había, pero no obstante también han aparecido grandes fortunas, han aparecido posibles focos de desigualdad. Es por ello que ahora están emitiendo toda esta regulación, porque quieren reforzar esa idea de prosperidad común, al final y acabo no hay que olvidar que se trata de un país comunista. Es decir, el gobierno quiere asegurase que una gran parte del pueblo chino no se sienta desfavorecido frente al crecimiento y el objetivo es ensanchar la base de la clase media. 

En Ibercaja, ¿cuál es la exposición a emergentes y, en particular, a China y qué productos, tanto de renta fija como variable, destacaría?

En las carteras de banca privada, para un perfil moderado, para un perfil de inversión medio, lo que tenemos en la parte de renta fija es exposición a renta fija emergente y aproximadamente en un entorno de 5% para un perfil moderado. Y en la parte de renta variable tenemos exposición en directo a China como general emergentes, estamos en un 10-15% aproximadamente. Eso en la parte de carteras de gestión de banca privada. 

En la parte de fondos tenemos gestora propia. En Ibercaja Gestión tenemos dos fondos: Ibercaja Emergentes, fondo puro de renta variable, y ahí exposición fundamentalmente a Asia y en particular a China, China estaría entre un 40-50% de la exposición del fondo de renta variable. Y en la parte de renta fija tenemos el fondo Ibercaja Emerging Fund y ahí aproximadamente la exposición a China puro estaría entre un 18-20%.

En Eurizon tienen el “Eurizon Fund Bond Aggregate RMB”, un fondo que permite invertir en bonos denominados en la divisa China. ¿Para qué tipo de inversor es recomendable este fondo y cuáles son las perspectivas que tiene a medio plazo?

El fondo es recomendable para todo tipo de inversor, porque puede ser comprado en euros sin cubrir, es decir, con exposición a la divisa local, en Renminbi, pero también está disponible la clase cubierta euro. Y lo que hemos visto en países como España y Alemania es que para carteras conservadoras los clientes prefieren la clase cubierta euro y los que son más dinámicos sin cubrir a euros, es decir, exposición a la divisa. La renta fija china en sí, la soberana y semisoberana, su volatilidad es muy baja, de 2,3% desde la existencia de este activo dese 2004. Si añadimos la divisa, es decir, el efecto contra euro, la volatilidad sube a alrededor de un 6,5-7%. No obstante, aunque hay más volatilidad, las perspectivas sobre Renminbi son muy positivas, porque es una economía creciente, con un PIB cada vez más relevante y están firmando importante acuerdos en Asia, es decir, el Renminbi cada vez va a estar más presente a nivel de acuerdos comerciales y la divisa se va a ver fortalecida cada vez más. Y luego, en Europa, como hay un desafío con las pensiones por la baja natalidad necesitamos invertir donde hay rendimiento, porque tenemos tipos muy bajos aquí, necesitamos activos que nos paguen algo, y la renta fija emergente y china lo hace. En definitiva, inversor conservador, clase cubierta con baja volatilidad, y para el inversor moderado o más dinámico clase sin cubrir con más volatilidad y más perspectivas. 

En general, el fondo ofrece estar expuesto a la renta pública y semipública del segundo mercado de renta fija del mundo, en un país cuya economía sigue creciendo pero su nivel de deuda no del todo, con lo cual es un activo muy atractivo por los flujos, por rendimientos y en un país que cada vez está abriendo más sus mercados.