Cellnex vive un final de 2023 cuanto menos peligroso. La compañía de servicios e infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas, que hasta este mes de octubre mantenía su acumulado anual en positivo, es ya uno de los cinco valores del Ibex 35 que más caen en el acumulado, con restas del 12%. Y es que, sólo en el último mes, las acciones de Cellnex han perdido en bolsa un 22%.

El viernes pasado, el analista de trading de Ei, José Antonio González, señalaba que el valor «se encuentra en pleno ataque a la viabilidad del área de soporte estructural o de muy largo plazo, perfectamente identificada en torno a los 28,84 / 27,65€ por acción, siendo un cierre semanal por debajo de los 27,65€ (como ocurrió el mismo viernes) una reactivación, en tiempo y forma, de la incuestionable estructura decreciente primaria o de largo plazo, obligando así a actualizar próximos objetivos bajistas proyectados a partir de los 21,65 / 20,47€ por acción».

Cellnex en gráfico semanal con amplitud promedio diaria (ventana central superior), oscilador MACD (ventana central inferior) y volumen de contratación (ventana inferior)

Hoy lunes, Cellnex vuelve a moverse en rojo y cotiza en 27,22 euros. La empresa del Ibex «establece nuevos mínimos del año tras el pullback “fallido” hacia los 30 euros, lo que provocó la pérdida de los 28 euros, mínimos del año 2022. Ahora, veremos la capacidad de la demanda (compras) de recuperar dicho nivel o, de lo contrario, nos iríamos a niveles de mayo del 2019 (25 euros)», señala esta mañana Diego Morín, analista de IG.

Un análisis técnico a la baja que hoy se une, además con un análisis fundamental con el mismo signo negativo. En concreto, los analistas de Deutsche Bank revisan la valoración de Cellnex y recortan su precio objetivo un 9,3%, al pasar de 41 a 37,50 euros, lo que, no obstante, le deja un potencial del 37%.

Estrategias de Inversión