Carrefour, uno de los principales supermercados en Francia, ha anunciado que dejará de vender productos de la multinacional estadounidense Pepsico. Esta decisión se debe a los «aumentos inaceptables» de precios que ha repercutido en los productos de la marca.

Los clientes de Carrefour ya han empezado a notar este cambio, ya que la compañía ha colocado carteles explicativos en los lineales de sus establecimientos. Estos carteles informan a los consumidores que ya no se venderán productos de PepsiCo y justifican esta decisión debido a los aumentos en los precios.

Aunque Carrefour no ha especificado qué ocurrirá con los productos restantes, se espera que sean retirados o que simplemente no se repongan una vez se agoten. Esta medida es similar a la que la empresa francesa adoptó el año pasado, cuando incluyó advertencias en productos de otras marcas sobre reducciones en la cantidad consumible y aumentos en los precios de venta al público.

En octubre del año pasado, PepsiCo anunció que tenía previstos incrementos «modestos» de precios para este año. Estas subidas de precios permitieron a la multinacional revisar al alza sus previsiones de ingresos en 2023, sin afectar la demanda de sus productos.

Carrefour toma esta decisión en respuesta a los cambios en los precios de PepsiCo y busca asegurar la calidad y competitividad de sus productos para satisfacer a sus clientes.

Estrategias de Inversión