Desde la victoria del libertario Javier Milei el pasado 10 de diciembre, su plan de choque para levantar la economía de Argentina aún no termina de despegar, aunque su severo reajuste económico va generando los primeros resultados. Las cuentas públicas comienzan a subir, aunque todo ello a costa de recortes de gastos y ante la paralización de la actividad en un país que se enfrenta a una elevada inflación. Pese a todo, hay sectores económicos en los que merece la pena invertir en la bautizada como ‘nueva Argentina’.

Cuando Milei tomó las riendas del Gobierno se enfrentó a una inflación del -211,4% (la tasa más elevada del mundo), así como otros muchos problemas monetarios. Tras establecer un plan de ajuste equivalente al 5% del PIB, Milei espera poder cerrar 2024 con un superávit importante. De hecho, desde enero, los precios están en desaceleración, registrándose en febrero una inflación mensual del 13,2%.

La férrea política monetaria y fiscal del controvertido presidente argentino, ha propiciado que nuevos inversores lleguen a Argentina. Todo ello ha permitido una revalorización en el precio de acciones y bonos soberanos argentinos, que han ganado un mejor crédito. No obstante, los tipos de cambios alternativos atraviesan un estado de calma.

Los sectores punteros de la economía de Argentina actualmente

Para conseguir el objetivo de relanzar la economía, el gobierno de Milei precisa de una mayor caja de divisas, aunque para ello habrá que respaldar con mayor fuerza a los sectores que tienen un mayor protagonismo en el crecimiento económico a día de hoy.

Los sectores que mejor responden a este escenario cambiante son los tradicionales: el campo, la energía y la minería, acumulando un ‘up side’ muy atractivo para los inversores. Los activos cotizantes de estos sectores vienen acumulando una subida en sus precios a tener en cuenta. 

Así pues, las principales inversiones al campo se destinan a: Cresud, San Miguel, Molinos Agro y Molinos Río de la Plata. En energía a: YPF, Pampa Energía, Trasportadora de Gas del Sur y EDENOR. Por Su parte, en el sector minero destacan como grandes receptores de activos Aluar y Ternium.

A corto plazo, el mercado argentino espera un aumento en los niveles de empleo en estos sectores.Además, se aguarda un ingreso de capitales a corto plazo, por lo que se implantaría una cartera de inversiones con activos con buen volumen de operaciones. 

El sector financiero recupera el pulso de la economía local y varias entidades consiguen despuntar y generar nuevas oportunidades de manera directa e indirecta. Hablamos de Bolsas y Mercados Argentinos, Grupo Supervielle, Grupo Financiero Galicia y Banco Macro.

En pleno 2024, los sectores que más empleo generan son los mismos que en 2023 y que cerraron el año con unas cifras realmente optimistas. Así pues, la hostelería obtuvo un 16,7%, la construcción representó un 12,5%, la explotación de minas y canteras un 7,9% y el comercio y las reparaciones un 5,8%.

El sector de minas y canteras es uno de los que un mayor crecimiento exponencial consiguió. Según datos de la Subsecretaría de Desarrollo Minero, se registraron 37.850 puestos de trabajo en el área.

La producción industrial en Argentina de hidrocarburos y minería registró en enero pasado una bajada del 0,9% en comparación con los datos de diciembre de 2023, según un informedel Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

De igual modo, el trabajo independiente fue la categoría que más creció en términos porcentuales, alcanzando un crecimiento exponencial del 10,2%, es decir, 269.400 trabajadores nuevos. 

El futuro laboral para Argentina

Los sectores de tecnología y conocimiento registraron unas cifras realmente optimistas, con más de 150.000 profesionales, siendo el objetivo llegar a los 400.000 en 2031. Se espera que el futuro del país pase porque, en 2024, se invierta más en la automatización de tareas y la IA Generativa, pudiendo cambiar el panorama e incentivar tanto la productividad y la rentabilidad como una mayor eficiencia. 

Hay que tener en cuenta que el sector del conocimiento es el tercer mayor exportador de Argentina, tras la agroindustria y la industria manufacturera. Pese a su evolución, se espera que Argentina siga siendo país líder en la producción de alimentos, especialmente de agricultura y ganadería vacuna, que soportan el PIB nacional a gran escala.

Se desconocen cuáles serán las nuevas áreas de trabajo motivadas por la nueva economía de IA, aunque se espera que tanto la IA, como el ML y la ciberseguridad logren crear hasta 69 millones de nuevos empleos de cara a los próximos cuatro años en todo el mundo, creciendo a un ritmo promedio del 30%.

Otros sectores en auge en Argentina son el comercio, la industria, la actividad de servicios financieros, de alquiler o empresariales. De hecho, se espera que su evolución continúe a un buen ritmo y de manera ascendente durante los meses venideros del año en curso.

No obstante, la contrapartida la representaron la pesca, la intermediación financiera, la agricultura, la ganadería, la caza y la silvicultura, donde se destruyó empleo. 

Siguenos en nuestro canal de WhatsApp de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión lanza su canal de WhatsApp, completamente gratuito para que los inversores puedan seguir los informes y análisis más interesantes de la jornada, así cómo novedades, cursos gratuitos, ideas de inversión de corto, medio y largo plazo.

Siguenos fácilmente en tu WhatsApp pinchando en este enlace.

Estrategias de Inversión