Caixabank vuelve al rojo y busca un nuevo soporte en el Ibex 35

Nuevas perspectivas para Caixabank en unos días llenos de incertidumbre para la compañía en el IBEX 35. Credit Suisse ha revisado sus proyecciones sobre la entidad bancaria española, mejorando levemente su precio objetivo, desde los 4,30 euros anteriores a los actuales 4,40 euros.

Se produce así una mejora en el precio objetivo que le otorga la entidad suiza del 2,3%. El potencial a 12 meses, de esta manera, se sitúa en el 30,7%, tomando como referencia el precio de los títulos al cierre del lunes.

Hay que tener en cuenta que Credit Suisse no se encuentra entre las casas de análisis más optimistas sobre el valor. El consenso de los analistas de Reuters establece un precio objetivo para las acciones de Caixabank de 4,63 euros, lo que supone una mejoría del 3,12% con respecto a la valoración de febrero, y un potencial que roza el 40%.

Entre los expertos que cubren el banco español existe una tendencia mayoritaria hacia la compra de sus títulos: un 65% apuesta por esta opción, mientras que el 35% restante se decanta por “mantener”.

Según el análisis técnico semanal que ofrece José Antonio González de todas las acciones del Ibex, al cierre del pasado viernes, Caixabank “vuelve a registrar importantes retrocesos que ponen en jaque la viabilidad de la directriz alcista de fondo o de muy largo plazo, así como del último mínimo identificado en los 3,092€ por acción. La perforación de los niveles de soportes citados, habilitaría una actualización de objetivos bajistas rumbo a los 2,902€ por acción”. 

En la apertura del martes, Caixabank se coloca como una de las compañías que lideran las caídas en el selectivo, con retrocesos superiores al 1,5%, borrando parte de las ganancias de los últimas dos sesiones. La entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri presentó sus resultados trimestrales recientemente, con un beneficio neto de 855 millones de euros, lo que supone un 21% más que en el mismo período del año pasado y, aseguran desde la compañía, esta cifra podría haber sido del 74%, si no hubieran tenido que hacer frente al impuesto temporal a la banca, por el que ha abonado 373 millones.

El acumulado anual de la compañía en bolsa presenta un recorrido bajista del 3,75%, siendo uno de los tres bancos del Ibex 35 que más pierde este 2023, después de Bankinter y Unicaja Banco.

Estrategias de Inversión