«Vemos que el IBEX 35 tocó mínimos el 7 de marzo en los 7.918 puntos y desde aquí formó una figura de doble suelo dentro de un canal bajista de largo plazo. El índice rompió el lado superior del canal bajista y desde entonces tiene un objetivo por desdoblamiento que se sitúa en la parte superior de la línea de tendencia bajista de largo plazo. En el corto plazo, el selectivo español ha descrito una figura de doble techo y eso ha permitido purgar los niveles de sobrecompra que teníamos en el indicador estocástico y ahora para ver una señal de fortaleza es importante superar la resistencia que se sitúa entre los 8.469-8.540 puntos y los soportes estarían entre los 8.073-7.986 puntos», indica Borràs.

«Si vemos el gráfico de Caixabank vemos que está superando los máximos anuales tras una secuencia de máximos y mínimos ascendentes. Tiene un objetivo alcista hasta los 4,6 euros, que representa una potencial subida del 28% desde sus precios actuales. El soporte de las acciones de Caixabank se sitúa en los 3,1 euros», valora.

«Fluidra, por su parte, ha conseguido romper la parte alta del canal bajista y está describiendo una potencial figura de hombro-cabeza-hombro. Es importante que la cotización de Fluidra supere los 15,12 euros por acción. De superarlos podría dirigirse hasta los 19 euros por acción», añade.

«Laboratorios Rovi se está aferrando al nivel de soporte de los 35,88 euros. Ha tocado hasta cinco veces el suelo de los 35,88 y desde ahora podría ir a buscar resistencia de los 38,30 euros», sentencia Borràs.

Estrategias de Inversión