El presidente de Caixabank, José Ignacio Goirigolzarri, ha comunicado durante la Junta General de Accionistas que la entidad se encuentra en una posición más sólida, rentable y con mayor capacidad de financiación, gracias a la implementación del Plan Estratégico 2022-2024.

Ante objetivos iniciales ambiciosos, Goirigolzarri ha señalado que CaixaBank está en camino de superarlos, previendo mejorar la rentabilidad establecida en el Plan para 2024 y aumentar la devolución de capital, incluyendo un dividendo bruto por acción de 0,3919 euros y un programa de recompra de acciones por 500 millones de euros.

Por su parte, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha destacado que la entidad ha enfrentado un entorno exigente, logrando resultados positivos en 2023 debido a la exitosa integración de Bankia y a la normalización de los tipos de interés. Estos factores han permitido un rendimiento óptimo en todas las líneas de negocio y una rentabilidad a los accionistas a niveles muy razonables.

Además, Gortázar ha explicado que la entidad afronta 2024 «desde la mejor posición de los últimos 15 años» y que el banco parte de un «posicionamiento excelente, de claro liderazgo comercial». Ha señalado las cuotas de mercado del 25% en volumen de negocio o del 29,3% en ahorro a largo plazo con las que cuenta la entidad y ha dicho que CaixaBank tiene «un balance fuerte». Gortázar ha destacado que la rentabilidad se ha situado en «niveles más que razonables», después de años de retornos que ha definido como muy bajos. Ha apuntado que la voluntad del banco es «seguir creciendo y mantener la rentabilidad a niveles adecuados para generar valor».

El consejero delegado de la entidad ha destacado también que los saldos dudosos representaban el 2,7% de su cartera a cierre del año pasado, dato que ha comparado con el 6% de 2018, y ha añadido que durante 2023 se redujo «en términos de euros». Ha subrayado que, en el pasado ejercicio, la morosidad se estabilizó a pesar de que «la subida de los tipos de interés y el entorno económico amenazaba con un repunte de la morosidad». Gortázar ha puesto en valor que la morosidad de la entidad es inferior a la media del sector, del 3,5%: «Siendo un 25% del sector, es una diferencia realmente relevante».

Estrategias de Inversión