Caixabank gana un 53,9% más en 2023 y repartirá 2.890 millones en dividendo

Caixabank gana un 53,9% más en 2023 y repartirá 2.890 millones en dividendo

Caixabank ha publicado esta mañana antes de la apertura sus resultados de 2023, que arrojan un beneficio neto atribuido de 4.816 millones de euros en 2023, frente a los 3.129 millones en 2022, lo que supone un incremento del 53,9%. El grupo, que presta servicio a 20,1 millones de clientes a través de una red de aproximadamente 4.200 oficinas en España y Portugal, supera los 600.000 millones de euros en activos.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado que “en el año 2023, CaixaBank ha estado muy cerca de sus clientes, empresas y particulares, financiando sus proyectos y gestionando sus ahorros. Todo esto, además, a través de un modelo comercial que apuesta por la inclusión financiera y apoya a los colectivos más vulnerables”. Goirigolzarri ha recordado que “este modo único de hacer banca permite al Consejo de Administración proponer el pago de un dividendo de 2.890 millones de euros, de los que la mitad revertirán en la sociedad a través de la Fundación “la Caixa” y del FROB”.

[embedded content]

Cuenta de resultados

La entidad destaca que la cuenta de resultados “refleja la solidez financiera del Grupo”, con importantes crecimientos en todos los márgenes, en un contexto de normalización de los tipos de interés y con unas dinámicas comerciales “muy positivas”.

En el ejercicio 2023, destaca el aumento de los ingresos core (+31,6%, en el año) hasta alcanzar los 15.137 millones de euros, impulsados por el margen de intereses, que asciende a 10.113 millones de euros (+54,3%) el cual recoge el impacto favorable que el nuevo entorno de tipos ha tenido sobre el negocio bancario, así como la buena gestión efectuada por la red comercial. Esta adecuada evolución compensa el descenso de la partida de comisiones netas (-5,1%). En concreto, las comisiones bancarias recurrentes se reducen un 9,4% en tasa interanual por la eliminación de las comisiones de custodia de depósitos de grandes empresas y por las bonificaciones aplicadas en los programas de fidelización de clientes.

De esta forma, el margen bruto cierra el año 2023 en 14.231 millones, lo que representa un aumento del 28,3% respecto al ejercicio anterior, apoyado por el margen de intereses, el resultado del servicio de seguro (+19,6%) y de las participadas (+26,4%). Por su parte, los gastos de personal y los generales crecen en el año, un 4,7% y un 6,1%, respectivamente.

La positiva evolución de la cuenta de resultados permite al Grupo llegar a una rentabilidad sobre fondos propios (ROE) del 13,2%. Además, la ratio de eficiencia vuelve a mejorar hasta situarse en el 40,9%, más de nueve puntos por debajo que un año antes (50,3%).

En cuanto a la gestión del riesgo, la ratio de morosidad se mantuvo estable en el año (2,7%) al reducir los saldos dudosos en 175 millones de euros, que se situaron en 10.516 millones. Asimismo, los fondos para insolvencias se sitúan a cierre de 2023 en 7.665 millones de euros y la ratio de cobertura se mantiene prácticamente estable respecto al año anterior en el 73%. El coste del riesgo se mantiene reducido (0,28%, acumulado 12 meses).

Los activos líquidos totales se sitúan en 160.204 millones de euros a 31 de diciembre, lo que supone un incremento de 21.193 millones en el año. Y ello, después de la devolución anticipada del saldo de la TLTRO III, de manera que ya no hay saldo dispuesto de la póliza del Banco Central Europeo (BCE). Por su parte, el Liquidity Coverage Ratio (LCR) se sitúa a cierre de año en el 215%, lo que muestra una holgada posición de liquidez.

En lo que se refiere al capital, la ratio Common Equity Tier 1 (CET1) se sitúa en el 12,4%, con una generación orgánica en el año de 201 puntos básicos.

Dividendo de Caixabank: Payout del 60%

El Consejo de Administración de Caixabank ha acordado proponer a la Junta General de Accionistas la distribución de un dividendo en efectivo de 0,3919 euros brutos por acción con cargo a los beneficios de 2023, que representa un payout del 60%, a abonar durante el mes de abril, y que supone repartir entre los accionistas un total de 2.890 millones.

Este dividendo revierte directamente en la sociedad, dado que alrededor del 50% de la cuantía la ingresarán la Fundación “la Caixa”, que desarrolla su Obra Social, y el Estado, a través del FROB, recuerda la entidad. A ellos se suman los 590.000 pequeños accionistas, que también se verán beneficiados.

Además, el Consejo ha aprobado el plan de dividendos para el ejercicio 2024, que consiste en una distribución en efectivo de entre el 50% y el 60% del beneficio neto consolidado, que se abonaría mediante dos pagos en efectivo: un dividendo a cuenta a abonar durante el mes de noviembre por importe de entre el 30% y el 40% del beneficio neto consolidado correspondiente al primer semestre de 2024, y un dividendo complementario a abonar en abril de 2025, sujeto a la aprobación final por parte de la Junta General de Accionistas.

CaixaBank tiene también la intención, previa obtención de la autorización regulatoria, de implementar una nueva recompra de acciones durante el primer semestre del ejercicio 2024, con el objetivo de acercar la ratio CET1 de diciembre 2023 al 12%.

Siguenos en nuestro canal de WhatsApp de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión lanza su canal de WhatsApp, completamente gratuito para que los inversores puedan seguir los informes y análisis más interesantes de la jornada, así cómo novedades, cursos gratuitos, ideas de inversión de corto, medio y largo plazo.

Siguenos fácilmente en tu WhatsApp pinchando en este enlace.

Estrategias de Inversión