Caídas en los futuros de Wall Street: resaca tras el mejor comienzo de trimestre desde 1938

Los futuros del DOW JONES Ind Average bajan un 0,75% hasta los 30.136 puntos, mientras que los del S&P 500 ceden un 0,74%, en 3.775 puntos. Los futuros del NASDAQ 100 retroceden un 0,74% hasta 11.554 puntos.

El S&P 500 acaba de disfrutar no solo de su mayor ganancia porcentual en dos días desde abril de 2020, sino también del mejor comienzo de un trimestre desde 1938, según los datos de Dow Jones Market.

Eso sí, el rebote llegó después de tres trimestres de caídas, la peor racha de este tipo desde 2008, durante la cual el S&P 500 cayó un 24,8% hasta un mínimo de casi dos años, ya que los inversores temían que las subidas de tipos de la Reserva Federal para combatir la inflación perjudicaran a la economía.

Sin embargo, las últimas referencias macroeconómicas, que abarcan las ofertas de empleo y la evolución del sector manufacturero, han animado a algunos operadores a recortar las apuestas sobre una subida agresiva de tipos por parte de la Reserva Federal. Hace una semana, los mercados preveían que los tipos de interés estadounidenses alcanzarían un máximo de casi el 4,8% en abril de 2023, pero esa cifra ha bajado al 4,5%.

Pero algunos analistas avisan de que podrían ser unas estimaciones demasiado optimistas. La economista de Citi Johanna Chua, señala que, aunque el crecimiento de EEUU sigue estando en mejor forma que el de otros países y los funcionarios de la Fed siguen sonando como halcones, el mercado corre el riesgo de equivocarse por cualquier señal de que los tipos de interés podrían alcanzar pronto su punto máximo.

“Aun cuando la configuración fundamental general no ha cambiado… el recorte de las posiciones bajistas de riesgo, de los tipos de interés y del dólar ha provocado un brusco cambio de tendencia”, cree Chua.

Hoy los inversores tendrán una nueva referencia que añadir a la lista con los datos de empleo del sector privado de septiembre. Los economistas esperan que las nóminas privadas registrasen un crecimiento de 200.000 el mes pasado. Si el informe cumple con estas estimaciones, significaría una aceleración del ritmo de contratación en agosto, cuando las nóminas privadas aumentaron en solo 132.000 en el mes.

La calma regresa a Twitter tras el subidón de ayer

En el ámbito empresarial, las acciones de Twitter apuntan a un ligero retroceso del entorno de medio punto después de que ayer se dispararan un 22%. El culebrón en el que se ha visto inmerso la compañía de redes sociales parece llegar a su fin después de que ayer Elon Musk diese marcha atrás y volviese a proponer la compra de Twitter por 54,20 dólares la acción, unos 44.000 millones de dólares.

Un acuerdo podría ocurrir tan pronto como el viernes, según publica la CNBC citando fuentes del mercado. 

La presentación ante la SEC dice que Musk envió una carta a Twitter el lunes, notificando a la empresa su intención de seguir adelante con la transacción acordada el 25 de abril, el día en que se anunció públicamente el acuerdo. Unas semanas después de que el magnate aceptara ese acuerdo, intentó rápidamente echarse atrás, informando oficialmente a la empresa en julio de sus intenciones de rescindir el acuerdo. Twitter demandó a Musk para obligarle a seguir adelante con la compra y estaba previsto que ambas partes fueran a juicio el 17 de octubre.

Las acciones de Amylyx Pharmaceuticals caen un 5% después de que la compañía anunciase ayer una oferta pública de 6 millones de acciones ordinarias. La noticia llega después de que la FDA anunciara la semana pasada la aprobación de su medicamento contra la ELA, Relyvrio. Las acciones han subido un 72% en el último mes.

En cuanto a las recomendaciones de los analistas, Bernstein es alcista en el potencial de crecimiento de Airbnb. El analista Richard Clarke ha iniciado la cobertura del valor con una recomendación de ‘sobreponderar’ y un objetivo de precio de 143 dólares, escribiendo en una nota a los clientes que hay “pocas razones por las que AirBNB no pueda convertirse en un vendedor significativo de otros verticales de viajes”. La acción ha caído un 33% desde el comienzo del año.

Mientras, los precios del petróleo se mantienen ligeramente al alza a la espera de noticias sobre la reunión en Viena de la OPEP+. El mercado espera un recorte en la producción de entre uno y dos millones de barriles diarios, en el que sería el mayor movimiento para restringir la oferta desde hace dos años y medio, cuando comenzó la pandemia de Covid-19.

El barril de West Texas se paga a 87,28 dólares, con una subida de un 0,93% respecto a ayer, mientras que los futuros del petróleo Brent de referencia en Europa avanzan un 1,13% hasta los 92,70 dólares el barril.

Uno de los frenos en el precio del petróleo en los últimos meses ha sido la fortaleza del dólar, que hoy vuelve a la carga hasta un cruce frente al euro de 0,9925 dólares por cada moneda comunitaria.

En los mercados de renta fija, las rentabilidades de los bonos vuelve a subir, con el bono a diez años ofreciendo un 3,7088%, un aumento de nueve puntos básicos. Los bonos a dos años pagan un 4,1274%.

Estrategias de Inversión