¿Caerán los rendimientos del S&P 500?

¿Caerán los rendimientos del S&P 500?

El primer economista jefe de Merrill Lynch, Gary Shilling, ha pronosticado que los rendimientos del S&P 50 caerán y advierte sobre una recesión que podría extenderse hasta 2025 según Theron Mohamed en Yahoo Finance.

“El S&P 500 ha ganado un promedio de 12.3% anual incluyendo dividendos desde que tocó fondo en julio de 1982, pero es probable que registre rendimientos más bajos en el futuro”, escribió Shilling en su boletín Insight de febrero.

Shilling, que lanzó su propia firma de consultoría y asesoramiento en 1978 llamada A. Gary Shilling & Company, es conocido por calificar correctamente varios cambios importantes del mercado en los últimos 50 años.

En su último pronóstico, Shilling predijo que las acciones se verían frenadas por un crecimiento económico real más lento, lo que refleja modestos aumentos en la fuerza laboral y la productividad con una población que envejece y ahorra más y gasta menos. Shilling también sugirió que una inflación más lenta afectaría los aumentos nominales de los precios de las acciones.

Además, Shilling subrayó que las acciones están valoradas agresivamente en relación con las ganancias corporativas, con la relación precio-beneficio del S&P 500 durante los últimos 12 meses en 24.8, muy por encima del promedio a largo plazo de 17.3. También denunció la imprudencia y la tontería en los mercados, y predijo que eso se disiparía con el tiempo.

«Una razón clave por la que los precios de las acciones son elevados y probablemente serán moderados en los próximos años es la desaparición de la especulación generalizada«, agregó Shilling. «A pesar del colapso de FTX y las acusaciones de fraude por parte de su fundador y director, Sam Bankman-Fried, muchos continúan incursionando en valores con poca o ninguna sustancia«.

Shilling acusó al Bitcoin y otras criptomonedas de distraer a los inversores y socavar la productividad. Dijo que la caída pospandémica en el índice de volatilidad CBOE, el «índice del miedo» de Wall Street, señaló «la complacencia de los inversores y un cambio del miedo a la codicia, al igual que los elevados precios de las acciones«.

También señaló la proporción decreciente de opciones de venta bajistas y opciones de compra alcistas, las elevadas previsiones de ganancias de los analistas y la intensa concentración de efectivo de los inversores en las acciones de los «Siete Magníficos» como evidencia de un optimismo excesivo y de problemas por venir.

En el frente económico, Shilling argumentó que el acaparamiento de mano de obra ha retrasado los recortes salariales y los despidos, ya que los empleadores se muestran reacios a despedir a los trabajadores después de haber tenido dificultades para contratar en los últimos años: «Como resultado, la debilidad económica general -o, más probablemente, una recesión, bien podría extenderse hasta el próximo año«.

Vale la pena señalar que Shilling advirtió varias veces en los últimos meses que el S&P 500 podría desplomarse un 30% o más, y que una recesión estaba cerca, si no ya en marcha. Sin embargo, el índice bursátil de referencia ha alcanzado niveles récord y la economía estadounidense creció un sólido 3,3% en el cuarto trimestre.

Estrategias de Inversión