British American Tobacco ha informado sobre sus resultados financieros del año 2023, en los que se registraron pérdidas netas atribuidas de 16.825 millones de euros. Esto contrasta con los beneficios obtenidos en el 2022, que ascendieron a 7.806 millones de euros. La compañía atribuye este resultado al impacto negativo de las depreciaciones y amortizaciones, que alcanzaron los 33.509 millones de euros en 2023, un aumento del 2.092,6% en comparación con el año anterior. Este deterioro se debe principalmente a las marcas combustibles en Estados Unidos.

British American Tobacco ha explicado que este resultado se debe en parte a su proyecto de «Construir un mundo sin humo», que busca que el 50% de sus ingresos provengan de productos libres de humo para el año 2035. Además, la compañía ha enfrentado presiones macroeconómicas en Estados Unidos, el crecimiento de productos de vapeo de un solo uso y la incertidumbre en torno a una posible prohibición del mentol en dicho país.

En cuanto a las líneas de negocio, los ingresos por la venta de productos sin combustión experimentaron un crecimiento del 9,9%, alcanzando los 5.282 millones de euros. Por otro lado, los ingresos por cigarrillos tradicionales disminuyeron un 4%, llegando a los 25.890 millones de euros. A esto se suman 778,8 millones de euros por conceptos varios.

En cuanto a los gastos, el coste de las materias primas disminuyó un 4,9%, alcanzando los 5.323 millones de euros. Por otro lado, el gasto en personal se redujo en un 10,4%, llegando a los 3.120 millones de euros.

Para el ejercicio fiscal 2024, British American Tobacco prevé que el volumen mundial de la industria tabaquera disminuya en un 3%. Se espera un crecimiento orgánico de los ingresos de un solo dígito y un avance continuo hacia el objetivo de alcanzar los 5.855 millones de euros de ingresos por productos orales o vapeadores en 2025.

En relación al dividendo, el consejo de administración ha declarado un dividendo interino de 2,76 euros por acción ordinaria, lo que representa un aumento del 2% en comparación con el año anterior. Este dividendo se abonará en cuatro tramos de idéntica cantidad, en los meses de mayo, agosto y noviembre de 2024, así como en febrero de 2025.

El enfoque en «Construir un mundo sin humo» y las presiones macroeconómicas

Desglose de ingresos y gastos

Perspectivas para 2024 y dividendo interino

Estrategias de Inversión