Desde Estrategias de Inversión nos hemos acercado a varias compañías que han dado el salto a este mercado en los últimos dos años para conocer su experiencia y cómo les ha ido en este periodo. Además, hemos querido conocer la percepción que tiene el pequeño inversor del antiguo Mercado Alternativo Bursátil.

La salida a Bolsa es una de las decisiones más importantes en la vida de cualquier empresa. Los motivos para dar el salto varían según cada compañía, pero ir con el pasaporte de empresa cotizada abre puertas internacionales y nacionales gracias al rigor y la transparencia que exige formar parte del mercado de valores. Sobre este proceso y el balance que hacen de sus primeros pasos en el BME Growth hemos hablado en esta mesa redonda organizada por Estrategias de Inversión con Javier Martínez de Irujo, CFO de Axon Partner Group;  Albert Jané, CEO y Co-Fundador de Vytrus Biotech; María Pérez Mosso,  Gerente de Comunicación Financiera y Responsable de Relación con Inversores de LLYC y María Mira, Analista de Estrategias de Inversión.

En el caso de Axon Partner, fundada en 2006, la decisión de salir a bolsa se tomó poco a poco hasta que en julio de 2022 realizaron el famoso toque de campana. Su decisión no fue tanto por tema de financiación, sino por “la capacidad adicional y nuevas herramientas que ofrece para captar y retener talento”. Además, su CFO ha destacado que ser una empresa cotizada “te da presencia, reconocimiento, notoriedad y confianza por gente que no conoce la compañía. Además de ser una fuente de remuneración adicional gracias a las propias acciones”.

En apenas tres meses LLYC organizó todos los requerimientos necesarios para salir a bolsa en 2021. Su gerente de Comunicación Financiera y Responsable de Relación con Inversores ha asegurado que “el proceso fue rápido, que se vive con nervios, pero con responsabilidad y mucha emoción”. Sobre las ventajas que han notado en este tiempo, ha subrayado “la repercusión de marca, la empatía que han conseguido tener con sus propios clientes y la atracción de talento de diferentes ámbitos”. También en los procesos de M&A, María Pérez-Mosso, ha reconocido que “no es lo mismo ir a comprar una compañía en EEUU siendo una empresa española, a que vean que eres una firma española cotizada”.

Más lento y meditado ha sido el paso de Vytrus Biotech al mercado de valores hasta que en julio de 2022 se estrenaron en el BME Growth. Para Albert Jané “la discusión no es solo si es bueno o malo salir al mercado sino en qué momento de la empresa hay que dar ese paso. Es un esfuerzo importante pero que cualquier pyme se puede plantear”. Sobre los motivos que impulsaron a la biotecnológica a dar este paso, ha resaltado que “permite potenciar el crecimiento de la empresa, pero también esa parte de transparencia y reconocimiento que da una imagen sólida y confiable. Para nosotros en nuestro sector de ingredientes cosméticos es muy importante que nuestros clientes confíen en nosotros como proveedor”.

Para el inversor particular el BME Growth ofrece enormes ventajas. Abre un abanico de posibilidades para poder diversificar “por geografía, por tamaño ya que puedes invertir en empresas más pequeñas y que están en ese punto que quieren crecer, y a nivel sectorial, porque hay muchos que no se pueden encontrar en el Ibex o en el Mercado Continuo”, recuerda María Mira. Si hablamos de hándicaps, la analista de Estrategias de Inversión resalta dos: la falta de visibilidad y de liquidez. En ambos casos, “se puede mejorar con el pequeño inversor que con el gran inversor. Por eso desde Estrategias de Inversión trabajamos y nos ofrecemos como plataforma para que las compañías lleguen al inversor particular”.

A pesar del poco tiempo que llevan cotizando LLYC, Axon Partner y Vytrus Biotech en el BME Growth, el balance que han hecho de este periodo es muy positivo. María Pérez Mosso ha subrayado que “estamos cumpliendo todo lo que prometimos y trabajamos para crear valor para nuestros inversores y cumplir nuestro plan de negocio”. A punto de cumplir su primer año en bolsa, el CFO de Axon Partner Group ha reconocido que “al principio por curiosidad si estábamos pendientes de la cotización, pero nosotros nos centramos en nuestro negocio y hacerlo crecer de forma organiza e inorgánica. Esperamos que la acción siga el devenir del mercado”.  Por último, el CEO y Co-Fundador de Vytrus Biotech, ha remarcado el buen comportamiento de la acción en bolsa y ha recordado que “su plan de negocio es a medio plazo y tienen que pasar 2-3 años para potenciar el crecimiento orgánico e inorgánico”.

Estrategias de Inversión