Bitcoin y Ethereum mantienen su rentabilidad disparada. Hay motivos para ser optimista 

Solo en este año, Bitcoin se anota más de un 10% después de un 2023 en el que se anotó más de un 150%. El valor ha vuelto en los últimos días a cotizar alrededor de los 47.000 dólares, máximos de marzo de 2022, con la esperanza de que la SEC aprobara un fondo cotizado sobre la criptomoneda además de por el cambio anticipado en la política monetaria de recortes de tipos de interés y el próximo halving del Bitcoin en abril. 

Si se aprueba, un ETF de Bitcoin al contado abordaría dos impulsores principales de la adopción de Bitcoin: comodidad/accesibilidad y aceptación generalizada. Contar con el ETF proporcionaría a muchos inversores institucionales una forma fácil, regulada y ampliamente aceptada de añadir exposición a Bitcoin a sus carteras. Mientras que el sello de gigantes mundiales de gestión de activos como BlackRock o Fidelity mejoraría la percepción de Bitcoin como una clase de activos legítima, y ayudaría a aliviar las preocupaciones regulatorias para los nuevos inversores.

Y es que más allá de lo que diga el regulador del mercado estadounidense, lo cierto es que la criptomoneda – y, por ende, el mercado – tiene factores a su favor para seguir subiendo. 

Recientemente, un informe de A&G habla del inicio de “un mercado alcista que durará meses. Conviene recalcar que durante los mercados alcistas de este tipo de activo, siempre encontramos numerosas caídas del -20% o más, las cuales suelen tener una corta duración, extendiéndose durante unas pocas semanas. Consideramos que estas caídas, sobre todo en los inicios del mercado alcista, deben aprovecharse para continuar acumulando este activo”, dice Román González Torres. 

Dicen los expertos de Binance Research que los volúmenes de NFT pueden considerarse como uno de los principales indicadores del sentimiento del mercado, “ya que los NFT pueden considerarse operaciones de mayor riesgo dentro de las criptomonedas. Los volúmenes de NFT rompieron su tendencia descendente de ocho meses y aumentaron casi un 200% en noviembre. Los NFT de Bitcoin se han convertido en la red más popular con más de 375 millones de dólares en volúmenes, superando incluso a las NFT de Ethereum (348 millones)”. 

El “efecto refugio” de Bitcoin y Ethereum 

Tanto Bitcoin como Ethereum demostraron en 2023 una baja correlación con los mercados de renta variable, lo que permitiría “usar este activo para construir carteras más eficientes”, dice el experto de A&G

Y es que el año pasado comenzó a considerarse el refugio que ofrecen algunas de estas criptodivisas. “Activos digitales como el Bitcoin operan en una red descentralizada, lo que les hace resilientes a la inferencia gubernamental, un factor atractivo en tiempos de incertidumbre económica”, reconocen los expertos de Binance. 

A pesar de periodos de volatilidad y correcciones de precios, la trayectoria general del Bitcoin ha sido ascendente durante toda su historia, lo que ha despertado el interés por él como posible reserva de valor a largo plazo para protegerse de la inflación y la volatilidad de los mercados. 

En unas economías con una inflación por encima de los objetivos de los bancos centrales, con tipos de interés estadounidenses en su nivel más alto en 22 año y mientras que la menor inflación en Europa ha llevado a los inversores a empezar a anticipar reducciones por parte del Banco Central Europeo, hace que muchos inversores tengan que mirar más allá de la deuda pública para obtener  rendimientos “y el impacto que esto puede tener en sectores de alto rendimiento como tecnología y criptomonedas, no debe subestimarse”, dicen en Binance Research. 

Bitcoin y Ethereum: niveles de referencia

Con todo, ¿cuáles son los niveles que puede visitar desde un punto de vista técnico? 

José Antonio González, analista técnico de Estrategias de inversión reconoce que en escala diaria, en la sesión del lunes 8 de enero, registró un avance casi del 7%, logrando superar la banda superior del rango lateral comprendido en torno a los 44.699 / 45.900 USD. “Por tanto, nos encontramos en disposición de proyectar la anchura del último rango desde el punto de ruptura, obteniendo un objetivo teórico mínimo que nos podría llevar hasta niveles del entorno de los 52.800 USD, es decir, desde los niveles actuales plantear un potencial de subida del 13,55%”. Mientras no se perfore la directriz creciente que parte de los mínimos de octubre de 2023, así como 40.500-40.000 dólares, la predisposición, dice este analista, sigue siendo alcista. 

Registra un repunte muy importante en los niveles de actividad de contratación y el oscilador MACD diario activa cortes ascendentes tras haber logrado purgar lecturas de sobrecompra.

En el caso de Ethereum , González reconoce que en escala diaria se encuentra bajo la resistencia de 2.446 / 2.401 USD y por encima de la zona de soporte de relevancia técnica comprendida en torno a los 2.138 / 2.092 USD.

Ha logrado purgar lecturas de sobrecompra en el oscilador MACD diario y atisba un posible inminente corte ascendente, que permitiría mejorar su momento en el corto plazo. “En este sentido, el próximo objetivo por parte de las compras y el escenario que priorizamos es la ruptura del área de resistencia comprendida en torno a los 2.446 / 2.401 USD, cuya superación, permitiría proyectar la anchura del rango lateral a partir del punto de fuga, obteniendo un objetivo teórico mínimo en niveles de 2.825 USD”. Ver análisis completo. 

Estrategias de Inversión