BBVA lanza una OPA por el 50,1% de Garanti

La transacción, dicen en la entidad,  es positiva para los accionistas de BBVA, pues impulsa el crecimiento del Grupo en uno de sus principales mercados, generando un elevado retorno de la inversión, con un impacto muy limitado en el capital. La oferta supone una prima del 34% sobre el precio medio ponderado por volumen de los últimos seis meses, por lo que también es muy atractiva para los accionistas de Garanti BBVA.  “Esta operación es una magnífica oportunidad para invertir en nuestra filial en Turquía y generar valor para nuestros accionistas”, ha señalado el presidente del Grupo, Carlos Torres Vila. “Además el precio es muy atractivo para los accionistas minoritarios de Garanti BBVA”, ha añadido.

Asumiendo una aceptación total de la oferta por parte de los accionistas de Garanti BBVA, y considerando el beneficio estimado por los analistas para el Grupo y la filial, la operación incrementaría el beneficio por acción de BBVA de 2022 en un 13,7% y el valor contable tangible por acción a septiembre de 2021 en un 2,3%. Por otra parte, el impacto máximo esperado en el ratio de capital CET¹ del Grupo a septiembre de 2021 sería muy limitado (-46 puntos básicos).

La contraprestación prevista es de 12,20 liras turcas por cada acción de Garanti BBVA, que supone una prima del 34% sobre el precio medio ponderado por volumen de los últimos 6 meses; del 24% sobre el del último mes; y del 15% sobre la última cotización del 12 de noviembre.

La cuantía máxima total que pagará BBVA es de 25.697 millones de liras turcas (equivalente a aproximadamente 2.249 millones de euros), en efectivo, en el caso de que todos los accionistas de Garanti BBVA vendan sus acciones. La oferta no está condicionada y BBVA aceptará cualquier nivel de participación. En el supuesto de que no acudan todos los accionistas pero que tras esta operación BBVA supere el 50% de participación, el banco podría incrementar su participación sin tener que lanzar otra opa.

El inicio de esta opa voluntaria está sujeto a las autorizaciones regulatorias pertinentes. BBVA estima que la operación se cerrará en el primer trimestre de 2022.

Turquía es un mercado estratégico para BBVA

A pesar de la volatilidad en el corto plazo, el potencial de crecimiento de la economía, su pirámide poblacional, los lazos comerciales del país con Europa y su baja bancarización, contribuyen al atractivo a largo plazo de este mercado. Turquía tiene cerca de 84 millones de habitantes, con una edad media de 32 años. BBVA Research estima que el PIB de Turquía tiene un crecimiento potencial de un 3,5% por año. Es un socio comercial relevante para Europa: un 56% de las exportaciones turcas en 2020 tuvieron como destino el viejo continente. Y el margen para crecer en el negocio bancario es muy elevado: el endeudamiento de las familias supone un 17% del PIB, frente a un 69% de la media de la Unión Europea.

Con una cuota de mercado entre los bancos privados del 20% en préstamos en liras turcas y del 19% en depósitos, Garanti BBVA es el principal banco privado del país y el mayor por capitalización bursátil. A septiembre de 2021, tiene 21.651 empleados, 5.535 cajeros automáticos y 1.007 oficinas. La entidad tiene un ROE del 19,3%, frente al 15,6% de media en sus competidores) y calidad crediticia (con un ratio de mora del 4,0%, frente al 5,2% de media en el sector, y un ratio de cobertura del 77%, versus un 69%). 

Esta operación permite además optimizar los ratios de solvencia de BBVA, dado que en la actualidad solo cerca del 70% del capital aportado por los minoritarios de Garanti BBVA se considera en el CET1. Esto explica que el impacto máximo estimado de la misma en el CET1 sea de unos 1.400 millones de euros (equivalentes a -46 puntos básicos) frente a la cuantía máxima que pagará BBVA de unos 2.200 millones de euros, asumiendo que todos los accionistas de Garanti BBVA aceptan la oferta.

“La disciplina en la asignación del capital guía todas las decisiones de inversión en el Grupo BBVA, como demuestra esta operación”, ha señalado Onur Genç, consejero delegado. “La venta de la filial de Estados Unidos nos proporciona opcionalidad estratégica para, entre otros, invertir el excedente de capital generado en nuestros principales mercados”, ha añadido.

BBVA completó su primera inversión en Garanti en 2011, al comprar un 25,01% de la entidad, mediante la adquisición de acciones a Dogus y General Electric. En 2015, BBVA se convirtió en el primer accionista, al aumentar su participación hasta un 39,90% mediante la compra de un paquete adicional a Dogus. En 2017, BBVA incrementó su participación hasta el 49,85% que tiene en la actualidad.

BBVA cae más del 4% en el Ibex 35 

El valor ha comenzado la sesión con caídas de más del 4% que le llevan a los 5,8670 euros.  Suele ser habitual que cuando una compañía hace una opa sobre otra, el mercado se lo tome negativamente para la que hace la oferta y positivamente en el caso de la empresa que es opada. Sale dinero de una para entrar en otra. Turkiye Garanti Bankasi (GARAN) sube un 9,92%.

A pesar de la corrección hoy en el banco español y que puede conllevar a mayor corrección en los próximos días (indicadores técnicos girados a la baja), señal de posible descanso, «la tendencia sigue siendo alcista, empezaría a preocupar más si pierde los 5,41 euros, mientras cotice por encima no hay problema», asegura Sergio Ávila, analista de IG. 

Para el medio plazo, José Antonio González, analista técnico de Estrategias de inversión ve «cómo la situación se mantiene a favor de las compras, vemos una secuencia de máximos – mínimos crecientes que viene desarrollando el BBVA. Si proyectamos la anchura de este último proceso de consolidación, a partir de los máximos anuales en 6,29 euros y los mínimos en los 5,93, que han sido vulnerados, tenemos como objetivo las siguientes zonas de mínimos. Es decir, atacaría la directriz creciente de fondo o de medio plazo, en los mínimos del 28 de octubre, a partir de los 5,50 euros por acción, «podría ser un objetivo a corto plazo para BBVA», señala el analista.