BBVA ha colocado 750 millones de euros en una emisión de deuda subordinada con vencimiento en septiembre de 2033, en una operación en que la demanda duplicó con creces el importe captado, según indicó el banco español en una nota de prensa.

El tipo de interés ha quedado fijado en «midswap» (una referencia para este tipo de emisiones) más 280 puntos básicos, «significativamente por debajo del tipo de interés de salida («midswap» más 305 puntos básicos)», según BBVA, segundo banco español por capitalización bursátil.

Se trata de una emisión «Tier 2», con un periodo de tres meses de opción diaria de amortización anticipada («call») entre junio y septiembre de 2028.

La demanda ha fue 1.600 millones de euros y los bancos colocadores fueron BBVA, BNP Paribas, ING, JP Morgan y Unicredit.

«Esta emisión forma parte del plan de financiación de BBVA para 2023 y tiene como objetivo reforzar el ratio ‘Tier 2′», dijo el grupo, que señaló que es la primera vez que el banco emite este tipo de deuda desde el año 2020.

Los bonos «Tier 2» constituyen recursos propios de segunda categoría, ya que se trata de instrumentos que absorben pérdidas cuando la entidad no es solvente, a diferencia de los Tier 1, que pueden hacerlo cuando la entidad está en funcionamiento.

Estrategias de Inversión