Parece que este martes y 13 podría para poner punto y final a la racha alcista que venía viviendo Banco Santander en las tres últimas sesiones. 

Esta mañana, las acciones de Santander cotizan a la baja y restan un 0,75% en los 2,61 euros. Y todo ello a pesar del balón de oxígeno que la entidad presidida por Ana Patricia Botín ha recibido hoy por parte de los analistas de RBC, que han elevado el precio objetivo de las acciones hasta los 3,20 euros, desde los 3 que le daban anteriormente.

Esta cifra prevista por los expertos de RBC supone un potencial para Santander del 22,6% sobre los niveles a los que cotiza actualmente. No obstante, se queda un poco lejos de la valoración que hacen de la entidad del Ibex los analistas del consenso de Reuters, que ven sus títulos en 3,97 euros, lo que supone un potencial del 51,70%.

Ayer el analista de trading José Antonio González explicaba que Banco Santander «tiene una potencial figura, que daría finalización al proceso correctivo, pero para activarla tiene que superar los máximos del miércoles 17 de agosto, en 2,686 euros. Si lo logra, se podría proyectar un objetivo en los 3,07 – 3,1 euros por acción».

Todavía debe confirmarlo, pero sería «una reacción por la parte de las compras realmente interesante» y si pierde soportes «sería una muy mala señal», por lo que es importante que mantenga los 2,278 euros, apunta González.

Estrategias de Inversión