Baja la tasa de inflación en la zona euro: 4,3% en septiembre

La tasa de inflación en la zona euro experimentó una reducción significativa en septiembre, situándose en el 4,3%. Esto supone el menor encarecimiento de los precios en casi dos años, de acuerdo con Eurostat. En el conjunto de la Unión Europea, la tasa de inflación también se moderó, bajando al 4,9% desde el 5,9% de agosto.

La evolución de los precios en la eurozona se vio influenciada por varios factores. Por un lado, el coste de la energía experimentó una caída del 4,6%, en comparación con el retroceso del 3,3% registrado en agosto. Por otro lado, el encarecimiento de los alimentos frescos se moderó al 6,6% desde el 7,8%.

En cuanto a los servicios, los precios subieron un 4,7% interanual, ocho décimas menos que en el mes anterior. Los bienes industriales no energéticos también se encarecieron menos, con una subida del 4,1%, seis décimas menos que el mes anterior.

El Banco Central Europeo considera la tasa subyacente de inflación como una de las claves a seguir para fijar su política monetaria. En septiembre, esta tasa se situó en el nivel más bajo desde agosto de 2022, con un 4,5% al excluir el impacto de la energía. Al dejar fuera también el impacto del precio de los alimentos, el alcohol y el tabaco, la tasa subyacente de inflación se moderó al 4,5%, frente al 5,3% del mes anterior.

En los países de la Unión Europea, se observaron diferentes tasas de inflación. Las más bajas se registraron en Países Bajos (-0,3%), Dinamarca (0,6%) y Bélgica (0,7%), mientras que las mayores subidas de precios se observaron en Hungría (12,2%), Rumanía (9,2%) y Eslovaquia (9%).

En cuanto a las grandes economías de la eurozona, Alemania tuvo una inflación armonizada del 4,3%, Francia del 5,7%, Italia del 5,6% y España del 3,3%. Esto redujo el diferencial de precios favorable a la economía española a un punto porcentual, frente a los 2,8 puntos del mes anterior.

Los precios de la energía y los alimentos frescos disminuyeron, mientras que los servicios y los bienes industriales no energéticos se encarecieron menos. La tasa subyacente de inflación se relajó al 4,5%, alcanzando su nivel más bajo desde agosto de 2022.

Estrategias de Inversión