Audax Renovables ha presentado este jueves los resultados de entre enero y marzo, cuando obtuvo un beneficio neto de 2,4 millones de euros, cifra un 18% superior a la del mismo periodo de 2022.

El Ebitda de la compañía alcanzó los 23,1 millones, con un crecimiento interanual del 47% que se debe a la mejora de los resultados en los mercados europeos donde opera Audax y a la política de aseguramiento de su margen bruto en Iberia.

Pese a la subida del beneficio neto y el Ebitda, la reducción generalizada de los precios energéticos llevó a Audax a recortar un 5% sus ingresos en el trimestre, hasta los 697 millones de euros.

El grupo productor y suministrador de electricidad 100% renovable y gas logró un margen bruto de 50,9 millones de euros en los tres primeros meses, un 41%, gracias, entre otros factores, al incremento de la potencia instalada (+9%) y a un mayor volumen de energía generada.

La deuda financiera neta de Audax se situó en 367 millones de euros en el primer trimestre, frente a los 527 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, y su apalancamiento se redujo hasta el 71,3%, frente al 73% del cierre del año anterior y al 78% de marzo 2022.

Aumenta un 13% la producción de energía

Durante el primer trimestre del año, Audax elevó un 13% su producción de energía a nivel global, hasta los 76 gigavatios por hora (GWh), impulsada por la aportación de las nuevas plantas fotovoltaicas puestas en marcha en España en los últimos meses, que produjeron 8 gigavatios por hora (GWh) más que en el año anterior (+23%).

La cartera del grupo, sumando tecnología eólica y fotovoltaica, alcanza los 1,4 gigavatios (GW), y sus inversiones en activos de generación alcanzan los 191 millones de euros desde el año 2020.

El total de energía suministrada por Audax en el primer trimestre fue de 3,9 teravatios por hora (TWh), en línea con el ejercicio anterior, donde la electricidad entregada a clientes supone un 62% del total, mientras que las entregas de gas representan un 38%.

Estrategias de Inversión