Así llegan el euro y el dólar a las próximas reuniones de la Fed y el BCE

El miércoles 14 de junio la Reserva Federal anunciará sus decisiones de política monetaria y solo un día después, el 15, será el turno del BCE. Los operadores del mercado de divisas, como siempre, estarán atentos a cada letra de los comunicados de ambos bancos centrales, así como a cada palabra que pronuncien los presidentes Jerome Powell y Christine Lagarde.

El euro alcanzó un máximo anual en su cruce frente al dólar de 1,113 dólares el 5 de mayo. Sin embargo, desde entonces prácticamente no ha dejado de perder fuelle frente a su par estadounidense, hasta situarse actualmente en el entorno de los 1,07 dólares.

“El euro sigue sufriendo las consecuencias del debilitamiento de la inflación en la zona euro”, señala Francesco Pesole, analista de divisas de ING. Esta misma semana, el informe de abril sobre las expectativas de los consumidores “mostró una caída considerable (el indicador a 12 meses bajó al 4,1% desde el 5,0% de hace un mes), lo que desencadenó un repunte de los tipos de interés de la zona euro”. “Esto ha impedido que se redujera la brecha entre los tipos swap EUR-USD a 2 años, a pesar del ligero descenso de las expectativas de la Reserva Federal tras las cifras del ISM estadounidense del lunes”.

“Si bien la relajación de la inflación debería ser un argumento a favor de los ‘dovish’, la comunicación del BCE no ha experimentado cambios drásticos de cara al anuncio de política monetaria de la semana que viene”, explica el experto del banco holandés. 

Este mismo lunes la presidenta del BCE, Christine Lagarde, reiteró su llamamiento a un mayor endurecimiento de la política monetaria. En la última reunión de mayo la institución subió los tipos de interés en 25 puntos básicos en la séptima alza consecutiva desde julio del año pasado

Los tipos se encuentran en el 3,75%, el nivel más alto desde 2008, y se esperan nuevas subidas en junio (25 puntos) y quizás en julio. El tono de línea dura del BCE “es probablemente un factor clave que mantiene a los mercados aferrados al precio de 40-45 puntos básicos para la reunión de julio”, señala Pesole, que piensa que el EUR/USD puede permanecer anclado en 1,0700 por el momento.

En general, “el ánimo bajista del mercado sobre las divisas europeas sigue siendo la tónica dominante”, señala el experto de ING, que considera que la resistencia del dólar “probablemente denota reticencia a añadir posiciones cortas en dólares antes del evento de riesgo del IPC estadounidense del 13 de junio, que todavía se considera que puede inclinar la balanza hacia una subida al día siguiente”.

De momento, un calendario de datos macroeconómicos tranquilo en los últimos días ha dejado las apuestas sobre la reunión de junio de la Reserva Federal con pocos cambios, con una probabilidad implícita de subida de tipos de apenas entre un 20% y un 25% tras las cifras débiles del ISM de servicios del lunes. Sin embargo, “este dato y el entorno generalmente favorable para la renta variable no han desencadenado una corrección sustancial del dólar”.

A principios del pasado mes de mayo, la Reserva Federal hizo buenos los pronósticos y subió 25 puntos los tipos de interés hasta el 5,25%, niveles que no se veían desde mediados de 2007. 

Análisis para invertir.

Registrate gratuitamente en Estrategias de Inversión y descubre las acciones más alcistas en bolsa en este momento. Precios ajustados , buenos fundamentales y tendencia alcista.

Algunos valores tienen un potencial del 50% en bolsa en estos momentos.

Además  dispondrá de nuestro boletín de análisis bursatil, disfrutarás de nuestras herramientas de valores favoritos y podrás realizar nuestros cursos de formación gratuitos.  Registrate gratuitamente aquí.

Estrategias de Inversión