ASEAN es epicentro de crecimiento y hay un fondo que sabe sacar provecho​​​​​​Aprovechando el inicio de la 42ª cumbre de la asociación de los 10 países del Sudeste Asiático (ASEAN) que se está celebrando entre 9 al 11 de mayo en Labuan Bajo – Indonesia, para explorar el potencial de la región y las oportunidades de invertir en una conglomerado de países tan heterogéneos pero al mismo tiempo tan potentes. Un potencial que no solo se refiere a su fuerte contribución al PIB global en 2023, año en el que los países desarrollados están en el abismo a una recesión, sino también por el impulso por el que están atravesando derivado tanto de la apertura de China y la región tras más de 2 años de limitaciones por el Covid así como por la diversificación que están llevando a cabo diferentes industrias y compañías en sus cadenas de producción

Asia y el Pacífico siguen siendo una región dinámica, a pesar del sombrío telón de fondo al que parece perfilarse como un año desafiante para la economía mundial, con un crecimiento en desaceleración y con una inflación que obstinadamente sigue alta, a lo que se añaden tensiones bancarias en ambos lados del Atlántico, inyectando por tercer año consecutivo presiones en los mercados financieros. Si bien era un tema centrado en Occidente, los bancos chinos hoy sufrieron de esa crisis de confianza desatada por SVB.

ASEAN es un gigante económico que se erige como la quinta economía más grande a nivel mundial (después de EE.UU.). El FMI proyecta que la región ASEAN contribuirá con el 70% del crecimiento mundial este año, ya que su expansión se acelera al 4.6% desde el 3.58% del año pasado, con China proporcionando un nuevo impulso a toda la región, pero a diferencia de la década pasada, esta vez es impulsada por la demanda interna apoyada en unas tasas de ahorro mucho más altas que en otras regiones, en torno al 30% del PIB (por ejemplo Brunéi un 49.75%, 33% en Indonesia, 27.8% en Tailandia o 32.85% en Vietnam).

En 2020 se firmaron una serie de acuerdos comerciales y asociaciones impulsarán aún más el crecimiento.   La Asociación Económica Integral Regional (RCEP), alianza más exitosa hasta la fecha entre ASEAN y 5 de sus principales socios comerciales: Australia, China, Japón, República de Corea y Nueva Zelanda, hace que este pacto de libre comercio sea el más grande del mundo, cubriendo un mercado que representa el 30% del PIB mundial.

Pero ¿qué es ASEAN?

La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático – ASEAN – se creó como una agrupación de potenciaspro-occidentales, como lo son Brunéi, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Filipinas, Singapur, Vietnam y Tailandia, que tiene como objetivo promover la cooperacióneconómica y de seguridad en aras del desarrollo regional, que es casa de casi 663 millones de personas y con un PIB combinado de 3.900 millones de dólares y 4,5 millones de km2. Estamos hablando de una población joven, a modo ilustrativo diremos que la edad media de la población en Indonesia es de 29.6 años, mientras que en Alemania es de 44.7 años, lo que implica una fuerza laboral creciente y con estilos de vida cambiantes. Además, con unos ingresos por turismo muy potentes, y que con la apertura de la región se espera que en 2023 repunten aunque aún queda recorrido para alcanzar niveles de pre-pandemia.

Cada uno de estos 10 países se caracteriza por la exportación y producción de los siguientes bienes:

  • Indonesia – país rico en recursos naturales como petróleo, estaño, gas natural, caucho, níquel, bauxita, cobre, carbón, oro y plata
  • Brunéi – alta producción de petróleo y gas natural, que representan el 60% de la riqueza nacional y el 90% de las exportaciones
  • Vietnam – sus bajos costes de producción impulsan al sector manufacturero, como móviles, textiles, ordenadores y productos eléctricos
  • Malasia – exporta equipos eléctricos y electrónicos, combustibles minerales, maquinaria y reactores nucleares, calderas y cauchos
  • Laos – oro y lingotes mixtos, hierro y celulosa
  • Filipinas – productos electrónicos, otras manufacturas y artesanía en madera y muebles
  • Camboya – calzado y prendas de vestir, componentes eléctricos y electrónicos, caucho y productos farmacéuticos
  • Tailandia  – arroz, productos de yuca, azúcar y melaza, productos de pollo y mariscos procesados
  • Singapur – petróleo, productos químicos y artículos manufacturados diversos 
  • Myanmar – exporta productos agrícolas, ganaderos, pesqueros, minerales, productos forestales y productos manufacturados

Sería erróneo, como se comentó en la mesa de debate que llevó a cabo Estrategias de Inversión en abril, considerar a la región como una agrupación de Estados homogéneos, ya que siguen habiendo diferencias significativas en términos de sistemas políticos, económicos y sociales. Un ejemplo de ello es la renta per cápita media, que oscila entre los 1.286 dólares de Myanmar hasta los 89.785 dólares en Singapur (vs 51.204 de Alemania). Sin embargo, sigue siendo un gran mercado con una fuerte integración regional, posicionándola como uno de los principales destinos de la IED en el mundo en desarrollo, después de China. 

Las economías de ASEAN crecerán a una velocidad superior que los países industrializados en 2023, como se observan en las siguientes estimaciones para el PIB:

Esta reactivación está impulsada por varios factores, como el aumento de la inversión de fuera de la región, crecimiento del sector manufacturero, la creciente estrategia de diversificación de las cadenas de suministro mundiales y la fuerte inversión en infraestructura, incluida la economía digital.  Cabe destacar, que el Covid aceleró la adopción de nuevas tecnologías y digitalización, no obstante sigue habiendo una baja penetración, lo que ofrece enormes oportunidades de puesta al día. 

Pero también cabe destacar el impulso que dará el turismo. Una sociedad que estuvo «limitada» en movimiento por más de dos años está ávida de viajar. A pesar de que hemos sido testigos de imágenes de aeropuertos llenos de pasajeros, la región aún se encuentra muy por detrás en cuanto a la recuperación del sector turismo, como se puede apreciar en los datos de la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas. Si comparamos con Europa vemos que el recorrido que hay en cuanto a la llegada de turistas internacionales está muy lejos de los niveles de pre-pandemia:

Con el turismo como una fuente importante de ingreso, y con unas tasas de desempleo bajas y decrecientes, permitiendo que esa población joven vuelva a emprender el vuelo y viaje a regiones como Tailandia o Indonesia, en donde los ingresos por turismo (como porcentaje del PIB) es significativo. 

Fidelity ASEAN Fund: un fondo para invertir en el epicentro del crecimiento:

Son pocas las alternativas que existen para invertir en una región como la ASEAN, pero Fidelity cuenta con una estrategia desde 2006. Desde 2018 es gestionado por Madeleine Kuang, logrando posicionarlo entre los mejores de su categoría, tanto a corto como largo plazo. La rentabilidad es del +2.3% en lo que va de 2023 (superando a la rentabilidad media de la categoría RV Asia de Morningstar y a sus competidores más cercanos), mientras que la rentabilidad media a 3 años es del 11.5%, con una volatilidad a 3 años que se sitúa por debajo de la media, 11.7%, generando que el Sharpe sea alto (0.91).

En relación a otras estrategias que también invierten en la región, el fondo Fidelity ASEAN Fund saca ventaja y lidera en los últimos 3 años:

La estrategia cuenta con un volumen de activos que ronda los 1.115 millones de dólares, siendo el segundo mayor de la categoría, demostración de la confianza que muestran los inversores en la calidad de la gestión y en sus resultados de largo plazo. 

Fidelity ASEAN Fund invierte en una cartera de valores renta variable de las regiones asiática y pacífica (excluido Japón), gestionado de forma activa y centrado en una selección de acciones de calidad, ganadores a largo plazo y con potencial de crecimiento, pero líderes en normas ESG y con una atractiva relación riesgo/rendimiento. Fidelity cuenta con presencia en Asia desde 1969. 

Su cartera, de claro estilo value está formada por 116 posiciones, con las 10 mayores representando el 43% de los activos, y entre las que se observan 6 posiciones que forman parte de la cartera histórica, y donde el sector financiero es una de las claras apuestas de Kuang, con una ponderación del 41%, y en menor medida del sector de consumo defensivo, con casi un 14%, mientras que la meda de la categoría tiene un 8.4%. En cuanto a países, más del 50% de la cartera está en Singapur e Indonesia, mientras que Vietnam tan solo pesa 1.6% debido al limitado free float de las compañías en dicho país.

Si quiere contratar fácilmente este fondo de inversión, puede hacerlo a través de este formulario con Selfbank

Estrategias de Inversión