Anthony Scaramucci, administrador de fondos, ha vendido el 30% de su participación en Skybrigde Capital a FTX Ventures, del multimillonario inversor en criptomonedas Sam Bankman-Fried. Scaramucci señaló que esta venta demuestra que su fondo tiene futuro en el largo plazo, según Madison Darbyshire y Ortenca Aliaj en Financial Times.

Como parte del acuerdo, SkyBridge gastará 40 millones de dólares para comprar criptomonedas.

La inversión une a dos figuras de alto perfil en los mercados. Scaramucci se desempeñó brevemente como director de comunicaciones de la Casa Blanca bajo el expresidente Donald Trump y es anfitrión de la conferencia financiera Salt, que se reunió esta semana en Nueva York.

Bankman-Fried dirige FTX, uno de los intercambios de criptomonedas más grandes del mundo, y recientemente ha desplegado su fortuna como salvador de empresas en apuros en el sector de las criptomonedas.

Scaramucci no reveló el valor en dólares del acuerdo de FTX Ventures con SkyBridge, pero dijo que el acuerdo también brinda una opción de tres años para adquirir el 85% de su grupo de fondos.

“Si tienes 50 millones de dólares en activos líquidos en tu balance, la gente no cree que vayas a la quiebra”, dijo Scaramucci a los periodistas en su conferencia el lunes. “Fue muy importante para mí decir que SkyBridge está listo para los próximos 20 o 30 años”.

Scaramucci dijo que el acuerdo de FTX fue producto de un desempeño deficiente en un mercado pobre. SkyBridge, que tiene 2.800 millones de dólares en activos bajo administración, ha bajado un 25% este año.

“Los mercados bajistas apestan”, agregó Scaramucci. “Si me estuviera yendo súper bien en este momento, nuestro desempeño es mediocre, mediocre, quién sabe si estaríamos haciendo la transacción”.

Scaramucci dijo que la transacción se decidió durante un almuerzo de dos horas en un hotel en las Bahamas, donde tiene su sede Bankman-Fried. Scaramucci estaba con su familia en un crucero de Disney que había atracado en las islas.

Dijo que propuso el almuerzo tanto para discutir la posibilidad de una sociedad, como para evitar ir a un parque acuático con sus hijos. Inicialmente, buscaba vender solo el 15% de su grupo de fondos.

SkyBridge ha invertido históricamente en fondos de cobertura, pero Scaramucci se centró en las criptomonedas cuando se convirtió en un defensor público de los activos digitales. “El 16% del fondo estaba en criptomonedas antes de la venta masiva de 2022”, dijo Scaramucci. Una cifra que se ha reducido al 8% a medida que ha caído el valor de los tokens digitales.

Scaramucci dijo que los 40 millones de dólares en criptografía comprados con la inversión de FTX ahora valían alrededor de 50 millones de dólares y creía que SkyBridge compró cerca del fondo del mercado.

“No necesitábamos el dinero de Sam… para llevar el negocio. No estamos utilizando los ingresos para nada más que el compromiso del balance general”, indicó Scaramucci.

Scaramucci indicó que el trato con el criptoempresario tiene un horizonte de tres a cinco años, y si Bankman-Fried ejerciera la participación total de SkyBridge, Scaramucci tendría el 15% restante.

Sosteniendo una ilustración de un periódico de él en un barco que se hunde cargado de criptomonedas, Scaramucci dijo que no estaba preocupado por aquellos que dudaban del futuro de su empresa. «No me importa… Lo enmarqué y lo puse en mi oficina”.

Estrategias de Inversión