José Luis Cava se pregunta por qué el S&P 500 está subiendo con tanta fuerza cuando Estados Unidos se enfrenta en el año 2024 a un proceso electoral muy disputado. Para contestar a esta pregunta, se centra en cómo se suele comportar el índice a lo largo del ciclo presidencial, fundamentalmente en aquellos en los que en el segundo año del ciclo, el S&P 500 experimentó caídas. 

“En 2022 el S&P 500 cayó e hizo un suelo en octubre de 2022, y desde entonces no ha parado de subir hasta la actualidad. ¿Entonces qué sucederá en el año 2024? ¿Qué ha sucedido en el cuarto año del ciclo electoral cuando el segundo año es bajista? El S&P 500 registró fuertes subidas, incluso después de la celebración de las elecciones. Ahora bien, esto es una estadística. Debemos ir día a día y debemos ir vigilando la tendencia del precio. Y la tendencia del precio, a mi modo de ver, es alcista a medio y largo plazo, con lo cual esto es muy probable, en mi opinión”. 

En cuanto al Bitcoin, el experto asegura estar “mosqueado”. El 12 de marzo se registró un volumen récord de entradas en los ETFs de bitcoin al contado. Y a pesar de ello el bitcoin no se alejó del 73.000, “y hemos visto que se han producido descargas”. 

Centrándose en el gráfico, señala una resistencia en la zona 73.679, y un soporte en la zona de 72.539. “Si el bitcoin perfora el 72.539, consideraría como escenario más probable la formación de un techo, y muy probablemente se desencadenarían señales de venta. El primer aviso, la pérdida del 73.000”. 

Y ya en la cotización del S&P 500, Cava explica que por la tarde, sobre las 20:30h española, el índice empezó a caer con fuerza. “Se produjo una venta flash”, que el analista achaca a la perforación del soporte de la zona 5.172. “La perforación del soporte de la zona 5.172, que era un soporte intradiario, hizo saltar los programas de venta”. Pero a la misma velocidad que fue perforado el soporte, fue recuperado, haciendo una limpia por medio, y volviendo el SP500 a zona de máximos.

¿Cuál es la tendencia a corto plazo? “Yo creo que la tendencia a corto plazo obviamente es alcista”, y sitúa el primer soporte de referencia en el 5.172. “En tanto en cuanto se mantenga por encima de 5.172, voy a mantener una predisposición alcista”.

Estrategias de Inversión