Mucho se ha hablado este año, en el que los activos financieros mostraron altas correlaciones en el mismo sentido, es decir, correlaciones positivas y en el que además entramos con tipos de interés en mínimos, provocando que los inversores buscaran alternativas de inversión para poder diversificar sus carteras y a la vez «lograr algo de rentabilidad». Y por ello el gran impulso que ha habido en mercados privados, que ha llevado a una democratización de esos productos complejos dando entrada desde los 10.000 euros.

Tanto ha sido el apetito que se han despertado estos productos complejos que hasta más de una gestora nacional tradicional ha tomado la decisión de incursionar en el mercado alternativo, invirtiendo en participadas de KKR y Blackstone… lo cual es muy aventurado dado el nivel de cultura financiera entre el inversor local, pero la voracidad de su participación en mercados privados podría generar más que un dolor de cabeza, llegando a limitar las salidas de estos.

Según Preqin, a inicio del 2022 los activos alternativos globales ascendían a unos 13,3 millones de dólares, pero el mercado no hace más que crecer y según el proveedor de datos se prevé alcance los 23,2 millones de dólares en 2026.

Blackstone se suma a otras gestoras, limitando los reembolsos

Blackstone Inc  BX limitó el jueves los retiros desde su fondo de inversión inmobiliaria (REIT) de 69.000 millones de dólares, que no cotiza en bolsa, tras un alza de las solicitudes, en un golpe sin precedentes para una franquicia que le ayudó a convertirse en un gigante de la gestión de activos.

Las restricciones se anunciaron luego de que los reembolsos alcanzaron los límites preestablecidos, lo que alentó la preocupación de los inversores sobre el futuro del REIT, que representa alrededor del 17% de las ganancias de Blackstone.  Las acciones de Blackstone bajaron un 7,1% tras conocerse la noticia el jueves y el viernes por la mañana perdían un 2% más, a 83,45 dólares. Blackstone ha informado de una rentabilidad neta de comisiones del 9,3% en lo que va de año para su REIT, lo que contrasta con la caída del 22,19% del índice Dow Jones U.S. Select REIT Total Return Index.

Según el analista Michael Brown, de Keefe Bruyette & Woods, en una nota el jueves 1 de diciembre decía «el crecimiento del canal minorista ha sido un motor clave del éxito de Blackstone BREIT en los últimos años y los desafíos de crecimiento que enfrenta la compañía en el lado minorista podrían seguir pesando en la valoración de BX«.

La democratización es peligrosa

Así lo apuntaba una nota difundida por Citywire, que entrevistó al profesor de la Universidad de Oxford Ludovic Phalippou, quien calificó a la democratización como «genio de marketing» y advirtió que la extensión de estos productos a inversores minoristas generará un aumento de litigios de clientes que argumentarán que se les ha vendido un producto de manera incorrecta.

Carlos Cuervo-Arango, profesor en la Universidad Nebrija y vicepresidente de INCARI, advierte que “democratizar productos complejos puede ser peligroso para el inversor minorista. La potencial ausencia de información puede llevar a una situación como la de las preferentes. Los distribuidores tienen que ser cuidadosos y no veo la lógica de popularizarlos tanto, pero los reguladores se ven arrastrados por la ola y no pueden frenarlo”.

También nos comentaba Almudena Mendaza en una entrevista para Asset Managers – Estrategias de Inversión, que la orientación de Generali Investments en estos activos en hacia el cliente institucional. «Aunque los alternativos han gozado de momentum favorable en un mercado donde no había yield, propiciando que el cliente minorista haya demandado estos productos, las necesidades de liquidez de estos aún no han llegado, pero cuando esto suceda veremos qué pasa». Generali IP es muy prudente en cuanto a la vehiculización de ciertos productos, añade la Head of Sales Iberia en Generali Investments.

¿Qué motivación verdaderamente hay detrás?

Según nos comentaron algunos responsables de negocio, la verdadera motivación detrás de la incursión de gestoras tradicionales españolas en estas estrategias es que los activos son más que rentables, con unas altas comisiones y una fuerte demanda de los clientes, con un aumento en la cuota en el mercado alternativo producida en los últimos dos años. 

Las gestoras tradicionales se han enfrentado en los últimos años a una fuerte compresión de márgenes, derivados de la dura competencia, pero también de un tema regulatorio y tecnológico. La pelea de comisión con la gestión pasiva ha hecho que algunos se vieran obligados a reducir esas «jugosas» comisiones que se cobran al cliente retail, pero que siguen siendo altas si se analizan las rentabilidades de muchos de esos fondos activos.

Es por ello, que las gestoras intentan hacerse hueco en ese mundo de mercados privados ampliando su acceso ofreciendo este tipo de productos a su actual base de clientes retail de fondos mutuos, sin tomar en cuenta qué sucederá cuando surjan las necesidades de liquidez de esos clientes retail, que hasta ahora no se habían dado.

Además, las inversiones en el mercado privado requieren de talento especializado, tanto en la gestión como en la operativa y tecnología, con lo que no es tan fácil desarrollarlo internamente y, además, el tiempo podría ser tardío. Ahora han fondos de IG de economías desarrolladas que ofrecen atractivos rendimientos y con liquidez prácticamente diaria.

Estrategias de Inversión