En medio de acusaciones y vinculaciones políticas que han puesto en entredicho su reputación, Air Europa y Globalia han emitido un comunicado conjunto para rechazar enfáticamente cualquier relación con acciones cuestionables. Ambas compañías han manifestado que se encuentran en medio de un «fuego cruzado» político del que se consideran «ajenas».

Globalia ha enfatizado la importancia de mantenerse al margen de situaciones de índole política debido a su relevancia en la economía española, dedicándose exclusivamente a brindar un servicio de calidad a sus clientes. Por su parte, Air Europa, como empresa estratégica, ha recibido un apoyo financiero de 475 millones de euros del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas para hacer frente a los impactos de la pandemia.

La compañía asegura haber cumplido estrictamente con la normativa vigente en la obtención de dichas ayudas, sin incurrir en irregularidades. Además, recalcan que su plan de viabilidad fue revisado por asesores internos y externos, lo que respalda la transparencia de sus acciones.

En relación con el acuerdo entre Wakalua y el proyecto África Center del Instituto de Empresa, Globalia aclara que dicho acuerdo no se concretó y no guarda ninguna relación con las operaciones comerciales de Air Europa. Asimismo, se desvinculan de cualquier supuesta negociación con la esposa del presidente del Gobierno español, Begoña Gómez.

Ante la difusión de información sobre un exasesor de Air Europa vinculado al ‘caso Koldo’ y presuntos negocios entre Wakalua y Begoña Gómez, Air Europa reafirma su compromiso con la legalidad y la transparencia en todas sus operaciones.

Estrategias de Inversión