Aena: Los datos de tráfico siembran dudas en un valor en puertas de mínimos anuales

Las acciones de Aena acumulan una caída de un 12,90% en lo que va de año, con la capitalización bursátil en el entorno de los 18.135 millones de euros. En la jornada de hoy, bajan un 0,58% a media sesión hasta los 121 euros, poniendo fin a dos días de avances que le habían permitido alejarse de los mínimos anuales en el nivel de los 118 euros.

Los inversores han conocido que los niveles de tráfico de pasajeros, aunque siguen por debajo de los niveles pre-pandemia, registraron en agosto una mejora muy alineada con la evolución de julio. Se alcanzaron los 27,3 millones de pasajeros en el mes, tan solo un 7% por debajo de los niveles de 2019 (15% a nivel acumulado durante el año). Los pasajeros nacionales se sitúan un 6,3% por encima de 2019 y los internacionales se mantienen un 12,7% por debajo de 2019.

El número de vuelos se sitúa un 7,7% por debajo de los registrados antes de la pandemia, con el volumen de carga -3% frente a los niveles registrados en 2019.

“Aunque se ve una sólida recuperación en la temporada estival, tanto julio como agosto han estado por debajo de nuestras previsiones”, señala Ángel Pérez Llamazares, analista de Renta 4, en una nota. “De cara a lo que resta de año esperamos que haya cierta ralentización respecto a los niveles 2019 pero la clave serán los niveles que se alcancen en 2023, donde, según nuestras previsiones esperamos que el tráfico esté un 10%-12% por debajo de 2019”. 

Por su parte, Juan Moreno, analista de Bankinter, apunta que “el tráfico de pasajeros continúa con el proceso de recuperación en agosto, beneficiado por un fuerte desembalsamiento de demanda turística”. No obstante, “debería empeorar algo en los próximos meses, con mayor peso de viajes de negocio, cuya recuperación está todavía en fase inicial”. 

Bankinter estima que el número de pasajeros alcance los 236 millones en 2022, que supondría duplicar la cifra de 2021 y recuperar el 86% de los niveles previos al virus. “Mantenemos recomendación neutral”, apunta Moreno. “A pesar de la fuerte recuperación del tráfico aéreo en 2022, el marco tarifario deja a Aena en una posición de cierta vulnerabilidad ante la elevada inflación”.

“Las tarifas no subirán al menos hasta 2026, mientras que la inflación supondrá un incremento significativo en costes. Como resultado, prevemos que el margen EBITDA se reduzca en -9p.p. 2026 frente a 2019”, concluye el experto de Bankinter.

Si quiere conocer el mejor análisis de los mercados, acceda al contenido premium de Estrategias de Inversión.

Estrategias de Inversión