Adiós al techo de deuda, hola (otra vez) a los bancos centrales: ¿Llegará la pausa de la Fed?

El presidente de EEUU, Joe Biden, y el líder de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, llegaron finalmente el fin de semana del 27 a un “principio de acuerdo” para elevar el techo de deuda y evitar la suspensión de pagos. La Cámara, controlada por los republicanos, votó el miércoles 31 de mayo a favor (314-117) de enviar la legislación al Senado, que debe promulgar la medida este fin de semana y hacerla llegar a la mesa del presidente Biden antes del lunes día 5, fecha en la que el Gobierno federal se quedaría sin dinero para pagar sus facturas.

La denominada Ley de Responsabilidad Fiscal suspende el techo de la deuda de 31,4 billones de dólares. No obstante, el Tesoro de EEUU tendrá que emitir ahora un volumen ingente de deuda -se calcula que casi 1 billón de dólares- para hacer frente a los pagos pendientes, poniendo un nuevo riesgo para los mercados.

En el terreno de los bancos centrales, a principios de mes la Reserva Federal hizo buenos los pronósticos y subió 25 puntos los tipos de interés hasta el 5,25%, niveles que no se veían desde mediados de 2007. El presidente Jerome Powell avisó en su comparecencia que rebajar a la inflación “llevará tiempo”, pero el mercado espera una pausa en la reunión de junio, si bien en julio podría llegar una nueva subida de tipos.

El BCE también cumplió con las previsiones, subiendo los tipos en 25 puntos básicos en la séptima alza consecutiva desde julio del año pasado. Se sitúan así en el 3,75%, el nivel más alto desde 2008, y el mercado estima que el equipo de Christine Lagarde no ha acabado todavía de endurecer la política monetaria.

La inflación retrocede, pero a un ritmo bajo. Según los datos preliminares de mayo que facilita Eurostat, el IPC de la zona euro se desaceleró en mayo hasta una tasa interanual del 6,1%, nueve décimas por debajo de la lectura de abril. Es además su nivel más bajo desde febrero de 2022, cuando Rusia dio comienzo a la invasión de Ucrania, según los datos publicados por Eurostat. Eso sí, triplica todavía el objetivo del 2% del BCE. Todavía no se han conocido los datos de inflación en EEUU, después de que en abril el IPC se moderase una décima, hasta el 4,9%.

Mientras, en España hay que tener en cuenta también la convocatoria de elecciones generales para el próximo 23 de julio tras el varapalo que sufrió el PSOE en los comicios municipales y autonómicos del 28 de mayo. Un cambio en el Gobierno podría tener especial impacto en bancos y eléctricas, ya que la oposición se ha mostrado muy crítica con el impuesto especial impulsado por el actual Ejecutivo.

Mercados

Las turbulencias por las negociaciones sobre el techo de deuda llevaron al DOW JONES, principal índice de Wall Street, a cerrar mayo con un descenso de un 3,48%, con valores como Nike, Walt Disney y Chevron entre los más penalizados. 

Caso opuesto para el NASDAQ 100, que acumuló una subida del 7,6% gracias al fuerte tirón de los valores relacionados con la Inteligencia Artificial. El fabricante de chips NVIDIA subió un 36% en mayo y legó a rozar brevemente el billón de dólares de capitalización bursátil. Alphabet, Meta (Facebook) y Amazon subieron al menos un 10% durante el mes.

En un punto intermedio, el S&P 500 se mantuvo prácticamente plano (+0,24%).

El IBEX 35 terminó el quinto mes de año con una caída del 2,06%, hasta finalizar mayo en 9.050,20 puntos. Mayor castigo sufrió el EURO STOXX 50, principal índice del Viejo Continente, con una caída de un 3,24%. El DAX alemán bajó un 1,62%. 

Dentro del Ibex 35, el valor que peor se comportó en el último mes fue Solaria, con una caída de un 11%. Rozaron caídas del 10% también Acciona y ArcelorMittal. El mejor valor del selectivo fue Grifols, con una subida de un 16,3% ante la confianza de los inversores en un cambio de rumbo de la compañía toda vez que Thomas Glazmann asume casi plenos poderes. Le siguieron Fluidra, con un alza del 6,44%, y Mapfre, que se anotó un 5,94%.

En cuanto al petróleo, los temores a una menor demanda mundial se han dejado notar en los precios del crudo Brent, que registró una caída de más de un 9% hasta cerrar mayo en el entorno de los 72 dólares por barril.

Agenda de junio

Las principales citas para el mercado tendrán lugar a mediados de mes, y volverán a ser las reuniones de política monetaria de los bancos centrales. La Reserva Federal anunciará sus decisiones el 14 de junio, y un día después, el 15, será el turno del Banco Central Europeo (BCE). Habrá que esperar al día 22 para conocer los anuncios del Banco de Inglaterra y el Banco Nacional Suizo.

En el ámbito macroeconómico, este viernes 2 de junio se conocerán las cifras de paro en EEUU. En cuanto a la inflación, que sigue siendo un quebradero de cabeza para los bancos centrales, el 13 de junio se publicarán los datos del IPC de junio en España y EEUU, y el día 16 los de la eurozona y de Alemania.

A tener en cuenta también que el 19 de junio Wall Street estará cerrado por el festivo del Día de la Liberación.

En el ámbito empresarial, el día 7 de junio Inditex publicará sus resultados trimestrales, última empresa del Ibex 35 en hacerlo como ya es tradición por las peculiaridades de su calendario.

Estrategias de Inversión