Estamos a un paso de cerrar el año, ejercicio negativo para los mercados a pesar del repunte tras el dato de inflación,  y ya con la vista puesta en 2023. ¿qué previsiones tenéis en este sentido? 
Ha sido un 2022 duro provocado por el impacto de la guerra, que pocos anticipamos, que ha metido presión a los precios de la inflación, políticas monetarias agresivas, China que ha defraudado por el tema de los cierres. En 2023 seguimos pensando que habrá muchas incertidumbres en el horizonte, estamos en modo defensivo pues pensamos que veremos la recesión de la que tanto se ha hablado con un 80% de probabilidades y le damos un peso del 55% a que se a una recesión algo más suave.
 
Tenemos varios factores (guerra en Ucrania, inflación, subida de tipos de interés…) que están pesando sobre los mercados aún sin resolver. ¿Cuál sería el factor que podría revertir esta situación? 
La verdad es que sigue habiendo muchas incertidumbres y cualquier cosa que ocurra en el mercado podría producir una mejora. La más importante sería un acuerdo entre Rusia y el resto de Europa. Parece muy lejano pero si se diera habría impacto en Europa con mejora en el crecimiento, mayor confianza en los consumidores. Otra variable más cercana sería la inflación, que hemos visto cómo ha ido bajando pero todavía se mantiene lejos del objetivo de los bancos centrales. Y en tercer lugar estaría China, donde vemos signos positivos para empezar a ver un crecimiento en la región y su impacto en el crecimiento global. 

¿Dónde cree que tenemos que mirar el próximo año? 
Oportunidades de inversión hay muchas. Que estemos en modo defensivo no supone que no empecemos a ser más constructivos, especialmente en la renta fija. En este segmento, dependiendo del perfil del inversor, hemos estado este año más positivos en efectivo o bonos gobierno, que son cobertura frente a los activos de más riesgo. Los bonos del Tesoro ya están dando retornos del 4,5% frente a 30-40 puntos básicos que daban el año pasado. De cara al año que viene empezamos a coger algo más de riesgo, en la parte de crédito optamos por el Investment Grade por un tema de calidad  pues la dispersión de diferenciales está en niveles de 2006, y es un activo que rentabilidad – riesgo podría ser muy atractiva. En cambio, en renta variable hay muchas opciones y desde un punto de vista defensivo nos gusta mucho lo que tenga que ver con rentas, dividendos …pues al final es una parte de la renta variable que se comporta especialmente en entornos volátiles y, sobre todo, estrategias globales. 

Para un perfil que quiera coger algo más de riesgo, el activo de renta variable americana nos gusta mucho como activo refugio, un mercado que lo está haciendo bien, la macro es buena y para aquel que quiera invertir por región, EEUU nos gusta mucho. A largo plazo nos gusta mucho China porque es muy atractivo y probablemente sea el ganador el año que  viene. 

La mayoría de expertos cree que el sector financiero se ve favorecido por la subida de tipos de interés pero, si la recesión es muy profunda, podría perjudicarlos. ¿Por qué cree que es buen momento para invertir en el sector con un horizonte de largo plazo?
A nivel sectorial el financiero es muy atractivo por el entorno de subida de tipos. Lo que nos gusta para cualquier sector es, sobre todo, que sea diversificado y global. Ahí tenemos el Fidelility Global Financials Funds que está por encima de 2 billions y es una cartera muy defensiva y diversificada. 
 
Tienen el FF Global Financial Services, ¿en qué consiste? 
La filosofía de inversión es la clásica de Fidelity: estilo fundamental, stock picking y bottom up. Tenemos una cartera global concentrada, entre 40-60 acciones, donde el gestor juega la parte más cíclica a través de entidades que se pueden beneficiar de la subida de tipos y además tiene una temática estructural, que es a largo plazo y aquí el gestor mete temas demográficos, tecnológicos – no solo fintech sino lo relacionado con la innovación tecnológica – y cualquier compañía o banco que tenga baja penetración financiera en emergentes. Al final se crea una cartera muy diversificada donde en función de las oportunidades del mercado o stock picking del gestor pesará más la parte de bancos o la parte de fintech. Actualmente está sobreponderado en EEUU pero es resultado únicamente del stock picking. 
 
¿En qué tipo de compañías está encontrando valor actualmente? 
Actualmente se está centrando mucho en bancos bien capitalizados, como puede ser Wells Fargo, Nordea o JP Morgan pero es una cartera muy diversificada dentro de la parte de tecnología. Tiene compañías como Visa o Mastercard, tiene bancos que se benefician del mayhor crecimiento de la población y de la banca patrimonial – como Julius Baer o Morgan STanley – todo fruto del stock picking. 

Estrategias de Inversión