– ¿Cómo está viendo la evolución de Wall Street en este final de noviembre tras la publicación de las actas de la última reunión de la Reserva Federal?

Efectivamente, estamos viendo rebotes fuertes en los índices de Wall Street, en el S&P 500 y el DOW JONES Ind Average sobre todo. Parece que los inversores están valorando que la subida de tipos no va a ser tan agresiva como estaba previsto, empieza a ver certidumbre sobre cuál va a ser el tipo de interés máximo al que llegará la Reserva Federal entre el 5% y el 5,25% y eso está haciendo caer al dólar estadounidense, que llegaba un poco sobrevalorado. De hecho, el dólar ha perdido la línea de tendencia que estaba guiando los precios este año. La divisa estadounidense ha actuado durante buena parte del año como refugio porque muchos inversores buscaban la tranquilidad que aporta la liquidez y porque pensaban que la subida de tipos de interés le iba a favorecer como ha acabado sucediendo. Ahora bien, ahora que el mercado conoce cuál va a ser el pivote de la Reserva Federal el dólar empieza a perder posiciones y esto es bueno porque tenemos un ratio inverso entre el dólar y el S&P 500, es decir cuando el dólar cae el índice estadounidense sube. El bono estadounidense a diez años aumenta en precio y desciende su rentabilidad, de momento tenemos una resistencia en los 11.400 puntos lo que podría generar un tramo adicional de subidas en el precio de los bonos, lo que a su vez favorece a las bolsas. El rally de Navidad parece que sigue vigente, en el S&P 500 los niveles a vigilar son los 4.100 puntos que es por donde pasa la sucesión de máximos decrecientes de principios de año, una ruptura de los 4.115-4.120 puntos y sobre todo una ruptura de los 4.156 puntos nos indicaría que la mejora del fondo de mercado se confirma.

– ¿Cómo ve el momento del EuroStoxx50?

El EURO STOXX 50 ya ha roto al alza el máximo donde comenzó el último impulso bajista, esto es muy buena noticia porque empezamos a romper zonas de resistencias. Europa está mejorando gracias a la caídas de los precios del petróleo, ya que los confinamientos de China han hecho que la demanda del petróleo caiga al ser el principal importador de esta materia prima, además el gas natural también cae y su precio está muy lejos de los máximos que hemos visto este año después de que todos los países hayan elevado sus inventarios de gas natural. La caída del dólar beneficia al euro y a los índices europeos, esto hace además que la inflación que estábamos importando se reduzca. Asimismo, si la Reserva Federal modera su subida de tipos el Banco Central Europeo (BCE) podría seguir el mismo camino. En Europa ya hemos visto el suelo de mercado en los 3.234 puntos del EURO STOXX 50, por lo que si vemos correcciones deberíamos trazar niveles de Fibonacci para estimar si vamos a vivir un primer tramo alcista. El mercado puede subir aunque vayamos conociendo alguna noticia negativa, porque el mercado descuenta que lo peor podría estar ya pasando.

– ¿El Ibex 35 cómo lo está viendo?

En el IBEX 35 podríamos decir que aún falta por recuperar algo más. La clave del Ibex 35 sería que recuperase los 8.950 puntos, que es por donde pasan las medias de largo plazo. La primer resistencia la tenemos en los 8.559-8.560 puntos, pero lo más lógico es que viéramos una pauta correctiva en la que podría ser una buena oportunidad de compra porque hasta ahora no ha habido esa posibilidad. Creo que en la próxima corrección que veamos se puede comprar al contrario de lo que están diciendo muchos analistas. El primer semestre de 2023 lo suyo sería invertir en bonos y a partir del segundo semestre estar más fuerte en bolsa, pero aún así ya se puede ser optimista y buscar valores selectivamente.

– ¿Qué valores ve más atractivos en este momento?

ACS está muy fuerte, de hecho tiene activados objetivos alcistas por segundos impulsos por lo que lo más lógico sería pensar que puede irse hasta los máximos de 2019 cerca de los 31 euros por acción, por lo que si vemos una corrección podríamos aprovechar para subirnos. Los bancos también lo están haciendo bien, los tipos de interés están subiendo aunque hay dudas a nivel macroeconómico pero mientras la economía vaya bien y las presiones inflacionistas siguen estando al alza a la banca le beneficia porque sigue aumentando su rentabilidad. En ese entorno tenemos a Bankinter o Caixabank que lo están haciendo muy bien. Iberdrola también es uno de los valores que se puede tener en cartera y si rompiera el gran rango lateral por arriba en los 11,15 euros sería muy interesante.

Estrategias de Inversión