Los resultados del primer semestre de 2023 de Acerinox muestran una clara mejoría con respecto al segundo semestre de 2022. Tal y como adelantamos en la publicación de resultados anterior, la mejora se refleja también en la comparación entre los dos trimestres transcurridos en 2023, siendo los del segundo ligeramente superiores a los del primero.

El EBITDA de la primera mitad del año ascendió a 462 millones de euros, un 39% superior al semestre anterior (51% inferior al del mismo periodo de 2022, cuando el Grupo obtuvo los mejores resultados de su historia). La facturación, por su parte, disminuyó un 9% en la comparativa de estos mismos periodos, cerrando en 3.522 millones de euros.

En el primer semestre, el beneficio después de impuestos y minoritarios fue de 278 millones de euros, mostrando una mejora sensible con respecto a la segunda mitad del año 2022.

Al cierre del primer semestre de 2023 el Grupo ha obtenido unas sinergias acumuladas de 47 millones de euros sobre los 36 millones de euros previstos, es decir, 11 millones de euros (+29%) más de lo presupuestado al comienzo de la integración en 2020.

«Los resultados semestrales nos parecen bastante espectaculares», explica Miguel Ferrandis, CFO de Acerinox y señala que los analistas, tras la presentación de resultados, han revisado al alza sus recomendaciones y han demostrado mayor interés y confianza en la compañía, «el consenso de analistas de Bloomberg nos asignaba un EBITDA de 600 millones para todo el año 2023 y hemos obtenido 462 millones a junio, por tanto, ahora el consenso nos sitúa en el entorno de 700-800 millones» y todo ello en un semestre en el que las dificultades han dio «de menos a más», sentencia.

Dividendo de Acerinox

El Consejo de Administración aprobó en 2022 la política de dividendos por la que se distribuirá ordinariamente 0,60 euros por acción considerando el número actual de acciones. El dividendo será satisfecho en dos pagos: un pago a cuenta en el mes de enero y un pago complementario en el mes de julio.

En 2023, Acerinox ha destinado 150 millones de euros en concepto de dividendo. A 30 de junio, se han abonado 75 millones de euros en concepto de retribución al accionista.

«Para este año acordamos una subida del dividendo del 20%. estamos abordando un dividendo este año de 0,60 euros por acción», explica Ferrandis y asegura que por ahora no se ha decidido ninguna compra de acciones adicional «para no aumentar el endeudamiento para la compra de acciones sino, aprovechar los momentos de generación de caja y aprovechar esa caja disponible para poder acometer la compra de acciones».

Perspectivas 

Respecto de las perspectivas, esperan que los resultados del tercer trimestre sean inferiores a los del segundo, aunque destacan que en el sector de los aceros inoxidables, una vez los inventarios se han normalizado en todos los mercados esperan una mejora de su cartera de pedidos durante la segunda mitad del año, pese a las incertidumbres y debilidad de la demanda. El tercer trimestre estará marcado por la estacionalidad típica de los meses de verano, sobre todo en Europa.

Y respecto de el sector de las aleaciones de alto rendimiento continúa con una demanda sólida principalmente en la industria química, petroquímica y aeroespacial.

«Nuestra única preocupación hoy por hoy en el mercado americano es que, comparativamente es el mercado que tiene una mejor situación de precios y eso puede hacer atractivas las importaciones, llegando a niveles incluso que aranceles del 25% que supongan un nivel perfectamente abordable para los fabricantes asiáticos que quieran exportar a Estados Unidos», detalla Miguel Ferrandis. «Para Acerinox va a ser un año notable y con unos resultados francamente buenos».

«Acerinox, con una rentabilidad por dividendo garantizada, tiene un potencial de revalorización muy importante y cuando se despejen alguna de las incertidumbres del mercado, es un valor forzosamente atractivo».

Estrategias de Inversión